PÁDEL / TENIS

Consejos para jugar a pádel en verano

padel-verano

La jugadora Cecilia Reiter, nº9 del mundo.

(7-7-2015). La marca Star Vie aporta algunos consejos a tener en cuenta cuando se practica pádel en verano y da respuesta a algunas cuestiones como si es necesario jugar con una pala distinta en los meses de calor y en invierno.

¿Se se debe jugar en verano con una pala distinta a la que se utiliza en invierno? ¿Hay que escoger palas de gomas más duras en los meses de calor para mantener el control del resto? ¿Varía la forma de juego estar a nivel de mar o en una altura superior?
Estas y otras son las cuestiones que la marca de pádel Star Vie ha querido contestar especialmente pensando en aportar algunos consejos útiles para los jugadores amateurs o que se inician y las diferencias que presentar el jugar en los meses de calor.

1. Siempre calentar antes de empezar
Antes de iniciar un partido de pádel conviene realizar un calentamiento previo que permita preparar y adaptar el cuerpo para prevenir lesiones. Desde Star Vie se recomienda calentar piernas realizando ligeros movimientos circulares de tobillos y rodillas, abductores, así como cintura, espalda, hombros, cuello y muñecas. Al finalizar el partido se deben realizar estiramientos para que los músculos vuelvan a su estado después de tanta contracción y expansión.

2. Palas de goma dura, las más apropiadas para el verano
Mientras que las palas de goma soft o blandas están indicadas para los meses de invierno, durante el periodo estival se debe jugar con palas de goma dura, dado que el calor reblandece el material y resulta más complicado controlar la bola.

3. Bolas pesadas y resistentes
Las bolas también deben tener la presión suficiente para que resulten pesadas y resistentes en el juego puesto que un golpe a una bola deshinchada y sin presión puede provocar dolores y lesiones.

Además, es importante tener en cuenta dónde se está jugando. La presión atmosférica juega un papel fundamental en la práctica de este deporte. A mayor altura, más velocidad coge la bola, lo que dificulta el control del golpe, especialmente si se juega bajo altas temperaturas.

4. Equipamiento: tejidos frescos y colores claros
Las elevadas temperaturas propias del verano hacen que los jugadores de pádel deban optar por una indumentaria apropiada para estos meses de calor. Es importante, además, decantarse por los colores claros, los tejidos ligeros y que además sean transpirables.

5. Atención a la hidratación y la alimentación
Una alimentación equilibrada en la que estén presentes alimentos ricos en proteínas, minerales y vitaminas, la realización de cinco comidas diarias, el consumo de ligeros tentempiés durante los descansos del partido y de alimentos ricos en carbohidratos para reponer las reservas de glucógeno al finalizar el juego son fundamentales para optimizar el rendimiento.

Además, es importantísimo hidratarse antes, durante y después del juego para reducir la temperatura corporal, recuperar el agua que se va perdiendo en la sudoración y mantener los niveles de glucosa en sangre.

6. El sol, un enemigo peligroso
Aquellos que juegan en pista de cristal puede que no sean conscientes de que éste hace un efecto lupa, provocando que los rayos del sol reflejen con mayor intensidad y subiendo la temperatura de tal manera que la pista puede alcanzar los 50ºC si el suelo es de color oscuro. Por este motivo, una crema con protección solar es indispensable para proteger, en especial, las zonas del cuerpo más sensibles como la cara, las orejas y el cuello.


No hay comentarios

Añade el tuyo