Quantcast

PÁDEL / TENIS

Tras sufrir una regresión en sus ingresos del 14% en 2023

Drop Shot prevé crecer un 10%, como mínimo, este 2024

Firma un acuerdo como marca oficial de pickleball para la Federación Madrileña de Tenis

drop-shot-director-comercial,-Javier-Morcillo-2-bis

COMPRAR DESDE UNA PERSPECTIVA REALISTA. El director comercial de Drop Shot, Javier Morcillo, subraya que tras lo vividor el pasado 2023, “las tiendas tienen que saber comprar, con previsiones realistas, y las marcas tienen que tener los pies en el suelo respecto a los pedidos que hacen los clientes, y valorar si éstos son asumibles”.

(14-2-2024). Drop Shot se ha marcado un objetivo de crecimiento del 10%, como mínimo, para este 2024, según manifiesta el director comercial de la marca, Javier Morcillo. La marca concluyó el pasado 2023 con unos ingresos cercanos a los 12 millones de euros, frente a los cerca de 14 millones de euros alcanzados en 2022.

Para la marca de productos para la práctica de pádel, Drop Shot, las ventas de palas del pasado 2023 se situaron al mismo nivel que en 2022 en cuanto a número de unidades, pero no en cuanto a facturación.

El director comercial de la marca, Javier Morcillo, explica que “fue necesario vender más barato debido la situación de sobrestock en el mercado, con lo cual no solo la facturación fue menor, sino que también lo fue la rentabilidad”.

Aprender para evitar nuevos sobrestocks

Haciendo balance del pasado 2023, Morcillo encuentra pocos puntos positivos. El directivo reflexiona que “lo que podemos extraer es aprender, hacer una lectura de lo que ha sucedido en los últimos años y evitar que ello se vuelva a repetir”.

El directivo recuerda que “ha habido tanta cantidad de producto, que ha ha sido necesario reventar el mercado para poder continuar”. Frente a ello, Morcillo apunta que “las tiendas tienen que saber comprar, con previsiones realistas, y las marcas tienen que tener los pies en el suelo respecto a los pedidos que hacen los clientes, y valorar si éstos son asumibles”.

En todo caso, Morcillo destaca como aspecto positivo que la práctica del pádel no para de crecer en todo el mundo, lo que permite derivar mercancía hacia los países emergentes, facilitando la absorción del sobrestock existente.

Optimismo respecto al pickleball

Morcillo se muestra optimista sobre la evolución futuro del pickleball en España. Según explica, Drop Shot ya realizó la implantación de productos de pickleball en grandes operadores, como El Corte Inglés o Decathlon, y ha dado un paso más allá: “estamos atendiendo reposiciones, lo que quiere decir que hay movimiento”.

Asimismo, el directivo constata el interés de clubes de tenis que incorporan el pickleball a su oferta deportiva. Según explica, la ocupación en tenis no es muy alta y con la transformación a pickleball, que no es muy cara, esos clubes ganan rentabilidad: en una pista de tenis caben cuatro pistas de pickleball, con lo que el mismo espacio que se dedicaba a 2 jugadores de tenis puede servir hasta para 16 jugadores de pickleball.

Morcillo también destaca que Drop Shot acaba de cerrar un acuerdo como marca oficial de pickleball para la Federación Madrileña de Tenis.

Drop Shot lanzó hace tres años su primera colección de pickleball. Actualmente cuenta con 22 palas de fabricación propia en su factoría de Pakistán. Los PVP oscilan desde los 15 euros hasta los 230 euros. La oferta se complementa con redes y pelotas también marca Drop Shot. “Por supuesto, la demanda de pickleball no se puede comparar con la del pádel, pero lo veo posibilidades de futuro”, apunta Morcillo.

Prudencia ante 2024

El directivo se muestra prudente respecto a la evolución del mercado del pádel en 2024. Según apunta, todavía queda mucha pala antigua en los almacenes de los clientes. Su previsión es que todavía sean necesarios entre 6 y 8 meses para la regularización del stock y espera que “en el último trimestre del año ya sea las nuevas palas las que muevan la demanda”.

Las nuevas colecciones de Drop Shot se han presentado con nuevo enfoque en las palas de sus jugadores profesionales, con tres versiones diferentes para cada modelo. Morcillo explica que “el aficionado quiere la pala de su ídolo, hemos diversificado para poder llegar a todas las necesidades, porque no todos los clientes quieren comprar la gama más alta”.

Subidas sostenidas

Morcillo se muestra convencido de que la compañía registrará un incremento en ventas respecto al año anterior: “vamos a crecer seguro, probablemente más de un 10%, pero daremos por bueno ese porcentaje”. Una de las claves para lograr ese crecimiento, según indica, es el fichaje de un nuevo jugador, que va a ser anunciado en los próximos días.

En todo caso, el directivo reconoce que todavía permanecen muchas incógnitas en el mercado del pádel en 2024. No obstante, dice preferir “subidas de ventas escalonadas y sostenidas, antes que grandes picos seguidos de grandes bajadas, como ha sucedido en los últimos años”.


No hay comentarios

Añade el tuyo