PÁDEL / TENIS

El tenis español traza un plan para recuperar jugadores

tenis-aficionados

(12-1-2017). La Federación española de tenis ha trazado un plan dirigido a captar a jugadores ocasionales y aficionados, y potenciar la proyección de las jóvenes promesas.

La Real Federación Española de Tenis, con Miguel Díaz Román al frente desde el pasado mes de julio de 2016, ha tomado un nuevo rumbo en el que se ha propuesto devolver el status que en su día gozó el tenis en nuestro país. Y el primer paso pasa por frenar la fuga de aficionados hacia otros deportes como el pádel, el running o el fútbol.

Para ello, ha trazado un plan con dos objetivos principales: atraer al tenis a jugadores aficionados y ocasionales, y fomentar la proyección de jóvenes promesas en el plano profesional.

Este plan, que ya ha sido calificado de “ambicioso”, requerirá, según la voluntad de la Federación, de una estrecha colaboración entre todas las federaciones territoriales que son testimonio fehaciente del preocupante momento que pasa el tenis como deporte de ocio.

EL PLAN

De hecho, recuperar la afición por jugar y seguir el tenis en el ciudadano de a pie, sin necesidad por ejemplo de que se haga socio de un club, es uno de los pilares fundamentales en los que se basan las medidas pensadas.

Unas medidas cuya intención es ponerlas en marcha este mismo año aunque se espera que los resultados se vean a largo plazo. El objetivo ahora es fomentar la realización de muchas actividades y motivar a grupos, tanto de adultos como niños.

Concretamente, el plan se divide en dos partes:

1- La creación de un circuito de jugadores aficionados de toda España. La intención es llegar a 500 torneos de aficionados de base, que tengan pasión y ganas de vincularse a este deporte. Habrá premios e interacción con los tenistas profesionales, de manera que ‘estrellas’ y aficionados podrán mantener contacto directo, siendo este un gran aliciente según la Fedaración.

2- Cambio del modelo de formación de los tenistas. Se tratará de potenciar que los tenistas se formen y crezcan dentro del deporte rodeados de las personas de su total confianza, en vez de dentro de centros de alto rendimiento. La Federación dispone de una partida de alrededor de 300.000 euros para becar a los jugadores/as para que permanezcan en su sitio de entrenamiento habitual. De este modo se espera cubrir ese vacío en el nivel intermedio del tenis español que ahora no existe entre los recién llegados y los que son top 20, o top 30.


No hay comentarios

Añade el tuyo