PÁDEL / TENIS

Renuncia a los procesos judiciales sobre el reparto económico de las licencias

La Federación Catalana de Pádel firma la paz con la española

Ocho comunidades siguen con dichos procesos abiertos

felip ródenas buena

Felip Ródenas apuesta por ir de la mano con la Federación Española de Pádel (FEP).

(23-8-2021). La Federación Catalana de Pádel (FCP) ha firmado, definitivamente, la paz con su homóloga española tras renunciar a seguir con los procesos judiciales abiertos sobre el reparto económico de las licencias en 2019 y 2020. Sin embargo, en dichos procesos todavía siguen ocho territoriales.

Una sentencia del Juzgado de Primera Instancia nº102 de Madrid, dictada el pasado 22 de febrero, declaraba nulo el acuerdo de la Asamblea General de la Federación Española de Pádel (FEP) sobre las cuotas de integración de las federaciones autonómicas para 2020 y condenaba a la FEP a devolver esos importes a las 9 territoriales denunciantes. En total, eran unos 151.000 euros.

A su vez, otra sentencia del pasado 11 de enero, declaraba nulo el acuerdo sobre el reparto económico de las licencias de 2019, pero no se condenaba a la FEP a devolver las cuotas porque la parte demandante no lo había solicitado. La federación española ha recorrido ambas sentencias.

Con el cambio de presidente en el pádel federativo español, ahora liderado por Ramón Morcillo, las desavenencias con las territoriales empezaron a limarse, hasta el punto de llegar a un acuerdo para los próximos 4 años que fija un pago a la FEP de 3 euros por licencia por parte de cada Comunidad Autónoma.

La renuncia de la federación catalana

En parte, el acuerdo para los próximos 4 años se produjo gracias al cambio en la presidencia de la Federación Catalana de Pádel (FCP), que anteriormente estaba comandada por Pere Hernández y ahora lo está por Felip Ródenas. El propio Ródenas ya avanzaba en junio su intención de firmar la paz tras años de fuertes conflictos judiciales y personales, entre el propio Hernández y el expresidente de la FEP, Alfredo Garbisu. Ahora ha cumplido con su intención.

La federación catalana presentó a finales del pasado mes de julio un escrito, a través del abogado Rafael Alonso, en el que renunciaba a los procesos judiciales abiertos sobre el reparto de las cuotas en 2019 y 2020. Según Ródenas, el paso se ha dado “porque no tiene sentido ahogar económicamente a la FEP y porque el pádel tiene que ir a una”.

Cabe señalar que la FCP es la que mayor número de licencias de pádel dispone en España por lo que la retirada de las demandas por su parte supone un alivio para las arcas de la FEP.

Ocho comunidades siguen con el proceso

El abogado Rafael Alonso ha confirmado a CMDsport que las ocho comunidades restantes de la demanda continúan con el proceso judicial abierto. Son, concretamente, las federaciones valenciana, gallega, balear, murciana, castellano manchega, asturiana, cántabra y ceutí.

Fuentes de las federaciones todavía demandantes han señalado que la FEP no corre el riesgo de ahogarse económicamente tras llegar a un acuerdo con las territoriales para el reparto económico de las licencias de los próximos 4 años. Además, indican que ellos seguirán con el proceso judicial abierto hasta que haya una sentencia firme o se llegue a un acuerdo entre las partes.

“Queremos que quede patente la ilegalidad cometida por la FEP, con el objetivo de que ésta no se pueda volver a repetir en un futuro”, concluyen las citadas fuentes.

 


No hay comentarios

Añade el tuyo