PÁDEL / TENIS

Tras una evolución regresiva desde 2017, en 2022 rebasó las 24.000

La Federación Catalana de Tenis refuerza su remontada de licencias federativas

“La convivencia con el pádel es exquisita”

Jordi-Tamayo-presidente-de-la-Federación-Catalana-de-tenis-bis

Respecto a la evolución de la práctica del tenis, el presidente de la Federación Catalana de esta disciplina, Jordi Tamayo, considera que “el futuro es prometedor, pero hay que ser cautos”.

(13-1-2023). La Federación Catalana de Tenis cerró el pasado 2022 con un total de 24.100 licencias federativas. Con ello, la entidad vuelve a superar el listón de 24.000 jugadores federados que no registraba desde el año 2017, cuando contabilizó 25.710 licencias; desde entonces, se inició un declive que no cambio de signo hasta el pasado 2022.

El presidente de la Federación Catalana de Tenis, Jordi Tamayo, destaca que “paulatinamente volvemos a recuperar cifras de licencia que en su día bajaron debido a factores exógenos”. La Federación pasó en 2018 a tener 23.858 licencias, en 2019 cayeron hasta 21.453, en 2020 se situaron en 21.381 y en 2021 fueron 21.399.

Sobre la recuperación de licencias que se está experimentando, Tamayo declara que es “cierto que hay una mayor predisposición a hacer deporte en el exterior, pero también ha contribuido el trabajo hecho desde la federación entendiendo las necesidades que tiene el tenista, adaptándonos al nivel, a la edad y al género, intentando fomentar el tenis en todas las circunstancias”.

FUENTE: Federación Catalana de Tenis.

Promoción en todos los niveles

Entre las acciones emprendidas por la Federación, su presidente destaca el haber divido los torneos por niveles, ya que “el jugador se siente más cómodo cuando tiene el nivel correspondiente para jugar un determinado torneo”.

Asimismo, Tamayo expone que se han fomentado los torneos internacionales, tanto para juveniles como para absolutos, para apoyar a quienes quieran avanzar en la profesionalización en la práctica del tenis.

Séniors y féminas

Respecto a los jugadores sénior, Tamayo apunta que se han organizado torneos sociales dentro de los clubes; los campeones de esos torneos pueden jugar en representación de su club en los torneos máster sociales.

Otra acción ha sido la creación de torneos universitarios,  con un formato de cuatro juegos por set, con super tie-break para que en una tarde se puedan desarrollar por completo.

Asimismo, Tamayo indica que se ha trabajado intensamente en la potenciación del tenis femenino. En ese ámbito, la Federación ha promovido un campeonato de Catalunya exclusivamente femenino que se desarrolla durante cuatro días combinando los partidos con otras actividades.

Llegar a 25.000 licencias

El presidente de la FCT sostiene que todo este compendio de actuaciones “va adquiriendo cada vez más forma y consistencia y que ello está ayudando al incremento del número de licencias”. Ante este 2023, el objetivo del máximo responsable de la Federación Catalana de Tenis es alcanzar las 25.000 licencias en Catalunya.

En cuando a España, Tamayo añade que es factible pasar de las 80.000 actuales a unas 100.000. El directivo considera que se trata de metas “razonables viendo el crecimiento del tenis y el trabajo que se hace desde la Federación Catalana y desde la Española.

Asimismo, este año 2023 la Federación Catalana de Tenis quiere continuar promoviendo la celebración de torneos internacionales en Catalunya.

Otro hito que destaca Tamayo para este 2023 es la organización, a cargo de la federación, de un torneo WTA 125, que se celebrará en la localidad de Reus. Se trata de torneos internacionales de tenis profesional femenino que se encuentran en el segundo nivel por detrás del WTA Tour. En 2023, están previstos otros dos torneos WTA 125, uno también en Catalunya, en la localidad de La Bisbal d’Empordà, y otro en la ciudad de Valencia.

“Convivencia exquisita” con el pádel

Preguntado sobre el ascenso de la práctica del pádel frente al tenis, Tamayo asegura que la convivencia entre ambos deportes es “muy buena”. Además, el presidente de la FCT expone que “el pádel ha ayudado a la viabilidad económica de muchos clubes de tenis, pues en las recientes épocas complicadas han podido seguir su actividad gracias a los beneficios que les han proporcionado las instalaciones de pádel”.

Tamayo enfatiza que “la convivencia entre pádel y tenis es exquisita”. El directivo apunta que existen sinergias entre ambos deportes y declara que “la Federación Catalana de Tenis siempre estará al lado de la Federación Catalana de Pádel en cualquier actividad que sirva para fomentar el mundo del tenis o que conviva en un mismo ámbito, como por ejemplo dentro de los clubes de tenis”.

Futuro prometedor para el tenis

Respecto a la evolución de la práctica del tenis, Tamayo considera que “el futuro es prometedor, pero hay que ser cautos”.

En cuanto a la Federación que preside, destaca que es importante “aprender del pasado para que vuelva a ser una entidad sostenible económicamente que pueda continuar promocionando el tenis”.

Tamayo recuerda que la Federación Catalana de Tenis fue fundada en 1904 y cuenta con una larga y provechosa historia


No hay comentarios

Añade el tuyo