PÁDEL / TENIS

"Se impone todo desde Barcelona", asegura la directiva tarraconense

Cisma en el tenis catalán: dimiten en bloque las delegaciones de Tarragona y Girona

fct

Joan Navarro (izquierda), anterior presidente de la FCT, junto a Jordi Tamayo (derecha), actual presidente.

(23-8-2018). Las delegaciones de Tarragona y Girona de la Federación Catalana de Tenis dimiten en bloque por desavenencias con el modelo de gestión del actual presidente, Jordi Tamayo. La FCT se encuentra en preconcurso de acreedores y con una deuda de seis millones de euros. 

La Federación Catalana de Tenis (FCT) ha visto cómo en los dos últimos meses los responsables de sus representaciones territoriales en Tarragona y Girona dimitían en bloque por discrepancias con el modelo de gestión.

El responsable tarraconense, Lluís Yebra, y el directivo gerundense, Joan Pruna, renunciaron a sus cargos junto a sus respectivas juntas directivas este verano. Previamente, seis componentes de la junta directiva del propio Tamayo ya habían dimitido.

A esta crisis interna se le une la delicada situación económica que atraviesa la Federació, en preconcurso de acreedores y con una deuda de seis millones de euros.

EL CONFLICTO

El responsable de la delegación de Tarragona afirmó recientemente en una entrevista con el Diari de Tarragona que el criterio aplicado por Jordi Tamayo, presidente de la FCT, motivó la decisión: “No tiene sentido que sigamos porque Tamayo lo impone todo desde Barcelona, ni se nos consulta ni se nos escucha”, sentenció Yebra.

Fuentes oficiales de la propia Federació citadas por el propio diario han señalado que “en ningún caso queremos suprimir las representaciones territoriales. Lo que queremos son delegaciones con un modelo unificado de trabajo, que es muy distinto, porque entendemos que hay que ir a una. Lo que no puede ser es que Tarragona vaya por un lado, Girona por otro, y Lleida también. Lo ideal sería que fuésemos todos de la mano”.

El próximo 5 de septiembre está convocada una asamblea para tratar de resolver el conflicto, y decidir la venta del Centre Internacional de Cornellà, cuya deuda y mantenimiento lastran los resultados económicos de la FCT.


No hay comentarios

Añade el tuyo