PÁDEL / TENIS

Entrevista a su presidente, Jorge Muñoz

Clubes privados de pádel se unen bajo la asociación Anip

“La mayoría de clubes de pádel cierra por mala planificación empresarial”

Jorge-Muñoz–Anip-2-bis

ANIP cuenta actualmente con una Junta Directiva que preside, Jorge Muñoz (en la foto) y que está compuesta por: Nicolás Delgado, como vicepresidente; Manuel Ozámiz, como secretario general; y Sebastián Tobaruela y Jon Grau, como vocales.

(3-8-2020). El pasado mayo nacía la Asociación Española de Instalaciones de Pádel (ANIP), que pretende representar a todos los clubes privados de pádel del Estado ante los distintos organismos. Su presidente es Jorge Muñoz, propietario de Get Indoor Padel, con siete pistas en Getafe (Madrid).

Según el presidente de ANIP, la mayoría de clubes se ven obligados a cerrar por una deficiente planificación empresarial más que por un descenso en la demanda. La rebaja excesiva de los precios provoca que la cuenta de resultados sea negativa. Por otro lado, Jorge Muñoz reclama un trato unitario para los clubes de pádel indoor y oudoor a la hora de redactar los protocolos de seguridad sanitaria.

 ¿Cómo surge la idea de crear la Asociación Española de Instalaciones de Pádel (ANIP)?

Un grupo de empresarios del pádel nos dimos cuenta de la importancia de contar con una asociación que defendiera nuestros intereses ante las desiguales medidas aplicadas por la administración en las fases de desconfinamiento. Las medidas tomadas, muchas absurdas, pretendían proteger la salud de los jugadores y hacían inviable la subsistencia económica de los clubes de pádel.

Nos dirigimos a clubes privados de pádel, con unas casuísticas y problemáticas similares

¿A quién se dirige ANIP, sólo a clubes privados o también a entidades de socios y clubes públicos dónde se practica pádel?

Nos dirigimos a clubes privados de pádel, con unas casuísticas y problemáticas similares. El escenario económico es muy diferente para alguien que se juega su capital privado que para alguien que gestiona un club financiado con cuotas o que recibe fondos directos de una administración pública.

¿Qué estructura tiene la asociación y con cuántos socios cuenta?

ANIP cuenta actualmente con una Junta Directiva, conformada por mi mismo como presidente; Nicolás Delgado, como vicepresidente; Manuel Ozámiz, como secretario general, y Sebastián Tobaruela y Jon Grau, como vocales. Ya hemos iniciado la etapa de captación y contamos con más de una treintena de solicitudes y un grupo de WhatsApp en el que se encuentran representados un total de 95 clubes de toda España. Es lógico que ahora cada uno se dedique a la reapertura de sus instalaciones, de ahí que hemos paralizado el pago de cuotas hasta que se celebre una primera asamblea general, que deberá fijar la hoja de ruta a seguir. La idea es hacerla a inicios de septiembre, si no se puede físicamente a través de videoconferencia. Tendremos que analizar las diferentes casuísticas y consensuar estrategias.

Bajo su punto de vista, ¿cuáles deberían ser los principales objetivos?

La asociación viene a cubrir la necesidad de estar representados en los distintos organismos. Las federaciones de pádel cuidan el deporte pero muchas veces no se dan cuenta de la importancia de los clubes privados. También pienso, por ejemplo, en ofrecer una bolsa de trabajo para monitores, disponer de una comunicación directa con profesionales o la posibilidad de recomendar proveedores a los asociados, así como advertirles de problemas con algunos. Por otro lado, podemos trabajar conjuntamente con ciertas marcas para que realicen ofertas interesantes a los asociados o presionar a ciertos clubes cuyas estrategias perjudican al colectivo.

La relación con la Federación Española de Pádel entendió que somos un complemento necesario para las federaciones

¿Cómo definiría la relación entre los clubes de pádel privados y las federaciones autonómicas?

La relación con la Federación Española de Pádel (FEP) y su presidente en funciones, Alfredo Garbisu, ha sido excelente. Entendió rápidamente que somos un complemento necesario para las federaciones, que no suelen tener una visión  certera sobre el negocio del pádel.  Junto con la FEP desarrollamos los protocolos a seguir durante el confinamiento. Sí que es verdad que algunos presidentes de federaciones tienen experiencia de gestión de clubes pero a la mayoría les falta esa visión.

Antes comentaba que algunos clubes perjudican al colectivo. ¿Se refiere a la guerra de precios y al estado de las instalaciones?

Sí, hay clubes que no ayudan en esos aspectos. En España existe una horquilla de precios excesivamente grande, las diferencias entre alquilar una pista en Madrid, País Vasco o Cataluña son enormes. ANIP tampoco se va a centrar en luchar contra la guerra de precios, cada uno es libre de fijarlos, pero sí que es cierto que algunos clubes municipales u otros gestionados por las federaciones autonómicas aplican una política absolutamente agresiva. Luego las federaciones nos necesitan a los clubes privados para organizar competiciones oficiales.

¿ANIP va a ayudar a sus asociados en cuestiones de financiación?

Se trata de una cuestión muy particular de cada club. Muchos han pedido créditos ICO y me consta que la mayoría han sufrido negociaciones complejas para poder hacer frente al alquiler de las naves que albergan las pistas. Como asociación podemos llegar a acuerdos con alguna entidad bancaria pero, repito, es una cuestión muy particular.

Lo fundamental es disponer de un plan de negocio y de una estructura empresarial  adecuada

¿En el contexto actual, cuáles son las claves del éxito para un club de pádel?

Lo fundamental es disponer de un plan de negocio y de una estructura empresarial  adecuada. Es decir, tener muy claro los gastos imprescindibles para el funcionamiento del club y, a partir de ahí, fijar unos precios al cliente final. La mayoría de clubes cierra por una mala planificación empresarial, no por un descenso de la demanda. Si tu único argumento comercial es tirar los precios, puede que la estrategia te funcione inicialmente porque atraerás jugadores de otros clubes de la zona, pero a la larga cerrarás porque la cuenta de resultados será negativa. Hay que explicar al cliente que si quiere una formación adecuada y un servicio de calidad, es necesario cubrir los costes a través de la política de precios.

Muchos clubes disponen de tienda de venta de productos de pádel, pero para la mayoría es muy poco rentable. ¿A qué se debe?

Te daré mi opinión personal al respecto: el propietario de un club gana dinero con el alquiler de las pistas por lo que descuida el negocio de la venta. Por tener contento al usuario del club, se tiran los precios de las palas. Es decir, se pierde margen comercial para intentar retener a ese cliente. Esta estrategia hace que el negocio de la tienda en un club sea inviable y se acabe convirtiendo en un simple escaparate. El negocio de la venta de productos de pádel es rentable si le dedicas tiempo y recursos.

Tenemos que conseguir que ni el CSD ni las autoridades sanitarias hagan diferencias entre los clubes indoor y los outdoor

¿Hasta qué punto es importante que todos los clubes de pádel, sean indoor o outdoor, sean catalogados de la misma manera por las autoridades sanitarias?

El deporte es salud y ahora la salud es más necesaria que nunca. Dicho esto, como asociación hemos estado peleando para que el Consejo Superior de Deportes (CSD) y las autoridades sanitarias no establezcan diferencias en los protocolos en función de si el club es indoor o outdoor. Aunque los clubes indoor son espacios cerrados no se pueden comparar, por ejemplo, con un gimnasio. Disponen, en general, de mucho más espacio entre las pistas y de un mejor sistema de ventilación. Los clubes de pádel aseguramos que no hay contacto entre los distintos jugadores, con circuitos de entrada y salida separados y espaciosos. Tenemos que conseguir que ni el CSD ni las autoridades sanitarias diferencien entre unos y otros.


No hay comentarios

Añade el tuyo