PÁDEL / TENIS

Según valoran desde tres clubes de la conurbación de Barcelona

El pádel va regresando a la normalidad, pero sin ‘smatchadas’

El permiso para jugar en parejas, clave

albert-codina,-joaquim-garcía,-carles-gunfaus-bis

De izquierda a derecha, Albert Codina, director general del Club de Tenis Sabadell; Joaquim García, gerente del Club de Tenis Andrés Gimeno; y Carlos Gunfaus, director técnico de pádel del Club Atlètic Terrassa

(5-6-2020). Tres clubes multideportivos del área metropolitana de Barcelona están registrando altos porcentajes de afluencia de usuarios a sus canchas de pádel en la segunda semana de actividad. Todos celebran que se haya permitido jugar por parejas.

Las pistas de pádel vuelven a presenciar niveles de ocupación cercanos a los que registraban antes del confinamiento. Así lo corroboran, al menos, tres clubes multideportivos del área metropolitana de Barcelona: el Club de Tenis Andrés Gimeno, el Club de Tenis Sabadell y el Atlètic Terrassa Hockey Club. Los portavoces de las tres entidades afirman estar registrando un porcentaje de usuarios que se mueve entre el 80% y el 90% en su segunda semana de actividad.

Parte del mérito de estas elevadas cifras lo tiene el anuncio que emitieron a finales de mayo la Federación Española de Tenis y el Consejo Superior de Deportes, que permitía jugar partidos de dobles y no limitaban la práctica a los individuales, que es lo que,según parece, pretendía la Federación Catalana.

Las tres entidades reabrieron sus pistas de pádel el pasado 25 de mayo. “Hicimos una encuesta a un centenar de practicantes del club para saber si vendrían a jugar individuales o esperarían a poder hacerlo en dobles y salió 50% a 50%”, explica a CMDsport Carlos Gunfaus, director técnico de pádel del Atlètic Terrassa.

REGRESO CONTROLADO Y PROGRESIVO

En este club esperaban “una avalancha de reservas” los primeros días, pero confiesan que la vuelta “ha sido bastante controlada y progresiva”. La primera semana registraron una ocupación cercana al 60%, mientras que en esta segunda el volumen ha subido hasta el 80%. “No ha habido una saturación ni lista de espera, la gente se ha comportado mucho”, añade.

En el CT Sabadell afirman que, desde que arrancaron de nuevo con la modalidad individual, la afluencia es alta, sobre todo en las horas punta. Con el permiso para hacer dobles, su ocupación se elevó entre el 80% y el 90% actual. “Al ser un deporte exterior, todo ayuda. La gente se siente muy segura”, asegura su director general, Albert Codina. En Sabadell también celebran haber resistido al período del Covid-19 con apenas una veintena de bajas. “Han sido menos en estos tres meses que en el mismo período del año anterior, cuando teníamos las instalaciones abiertas, pero entonces cobrábamos. Estos meses, no”.

Algunos centros advierten que a algunos usuarios las ganas de volver a jugar les han llevado a saltarse algunas normas: “Hemos puesto todas las medidas higiénicas y recomendaciones que se deben poner, pero hubo gente que los primeros días se daba abrazos o jugaba con las mismas bolas”, reconoce Joaquim García, gerente del CT Andrés Gimeno, de Castelldefels.

AFLUENCIA DE JUGADORES DE OTROS CENTROS AÚN CERRADOS

En este club de Castelldefels empezaron con el dobles desde el primer día, amparados por los permisos de la RFET y el CSD, para favorecer a sus clientes. La apuesta tuvo una respuesta muy positiva por parte de sus socios.

Por otro lado,  al permitir alquilar pistas de pádel a usuarios no socios del club, se han encontrado con un elevado número de peticiones que a veces no pueden atender. Se trata de muchos practicantes que acuden a ellos ante el cierre temporal de otros centros como el Club de Tenis Castelldefels o Áccura Gavà Mar, que aún no han reabierto sus puertas. Cuando lo hagan, asumen, todo volverá a la normalidad.

LA CITA PREVIA DIGITAL, UNA MEJORA

Antes del estallido de la pandemia del COVID-19, en los tres clubes multideportivos, los usuarios ya debían reservar las pistas de pádel antes de usarlas. El sistema para hacerlo, eso sí, era más rudimentario: con una llamada al club o una visita a la recepción bastaba para pedir una pista en un determinado horario. Ahora, la cita previa digital ha supuesto una notable mejora en la funcionalidad de estos clubes, que lo ven como un gran paso adelante.  Según reconoce Joaquim García, gerente del Club de Tenis Andrés Gimeno, “ha modificado un poco la filosofía del club, porque antes la gente pedía la pista en el momento, pero para nosotros es más fácil hacerlo así, todo con reserva previa y cobrando anticipadamente”.

En Sabadell tampoco ha supuesto un cambio problemático, sino todo lo contrario. “Nos ha hecho repensar, e igual haremos una encuesta a los socios para que decidan si quieren que saquemos alguna actividad al exterior durante la primavera del año que viene”, confiesa Codina. Este directivo ve con buenos ojos el poder reutilizar el sistema de cita previa para extraer más provecho de las instalaciones que tienen los clubes al aire libre. Un valor añadido que, confiesa, no tienen la mayoría de gimnasios.

El director general del CT Sabadell añade que  “cada vez hay más gente que se programa más, sobre todo entre las féminas. El hecho de, por ejemplo, poder reservar carriles de una piscina nos ha creado una experiencia que estamos analizando. Crear horarios es un modo de dosificar a la gente y tal vez permite dar un mejor servicio, para que nadie venga y se lo encuentre lleno”. El sistema que utiliza el club de tenis Sabadell es “más ágil” que el anterior, si bien apela a la responsabilidad de los socios a la hora de reservar pistas. La aplicación pide una confirmación a sus socios unas horas antes del horario reservado, para saber si hay algún problema de última hora que permita liberar alguna reserva para aquellos socios que no han encontrado una franja de su gusto disponible.

PENALIZACIONES A LOS QUE RESERVAN Y NO SE PRESENTAN

Asimismo en el Club de Tenis Sabadell, además, están estudiando la posibilidad de que el sistema pueda “penalizar” a aquellos socios que reserven  y confirmen pistas un determinado número de veces pero, finalmente, terminen no acudiendo. Dado que es en recepción donde aún se sigue asignando cada pista, ahí es donde se dará constancia de si un usuario acude o no a su hora reservada. El posible castigo, que esperan no tener que aplicar, podría ser la imposibilidad de reservar cita previa en distintas actividades durante un tiempo determinado. “Hay que ir gestionando eso, porque creo que las ventajas pesan más que los inconvenientes. Supone un salto cualitativo”, zanja Codina.

También en el Atlètic Terrassa celebran que este período haya servido para profesionalizar el sistema de digitalización de la cita previa. Para la gente de mayor edad, además, mantienen un sistema de ayuda telefónica para explicarles cómo funciona la aplicación o, en último término, para reservarles directamente desde el club aquellas instalaciones en el horario que deseen.

LAS CLASES GRUPALES TAMBIÉN FUNCIONAN

Ante la imposibilidad de retomar los primeros días las clases grupales, en el Club Tenis Andrés Gimeno ofrecieron clases particulares de pádel y tenis. En apenas una semana vendieron 950 clases que se irán ofreciendo a lo largo del mes de junio.

La normativa inicial se flexibilizó días más tarde, concediendo permiso para retomar actividades grupales con un máximo de 10 niños por pista. Así, en Castelldefels regresaron el pasado lunes 1 de junio a la actividad con una afluencia cercana al 70%. Eso sí, los más pequeños, los del tenis de iniciación, aún no han vuelto, debido a las precauciones que quieren tomar aún sus padres.

En la escuela del Atlètic Terrassa, por su parte, volverán a dar clases grupales el próximo lunes 8 de junio.

LA EDAD MEDIA DEL PÁDEL, FACTOR DETERMINANTE

La buena respuesta que han ofrecido los usuarios del pádel en estos centros se debe, en buena medida, a la edad media de sus practicantes, que es notablemente inferior a la del tenis. “Tenemos un público usuario muy amplio que es gente mayor que juega por las mañanas partidos de dobles a tenis. En el pádel, el usuario es más joven”, corrobora el gerente del Club de Tenis Andrés Gimeno. En este centro confirman que hay usuarios mayores de 80 años que aún no han regresado al club, a diferencia de aquellos de entre 60 o 65, que sí lo han hecho.

MÁS PRACTICANTES DURANTE LAS MAÑANAS

Otro aspecto que ha sorprendido en los tres clubes es la alta presencia de usuarios de las pistas de pádel durante las mañanas, especialmente durante la última semana de mayo. “La actividad por la tarde no ha cambiado. La gente que tenemos por la mañana sí está siendo una sorpresa, esto antes no pasaba. Supongo que, con los ERTE y el teletrabajo, ahora mucha gente viene a estos horarios”, reconoce García.

En el Atlètic Terrassa afirman que, durante la primera semana de junio, la afluencia durante las mañanas ha bajado notablemente, probablemente por la vuelta de muchos trabajadores a sus respectivos empleos. Así, la mayoría de usuarios vuelve a concentrarse en la franja horaria situada entre las 18 h y las 21 h. “Ha cambiado bastante de una semana a la otra. Esta segunda semana ya se ha notado cierta normalidad a nivel de club”, confiesa Gunfaus.

LA AUSENCIA DE DUCHAS NO SUPONE UN PROBLEMA

Otra novedad, aunque temporal, de estas primeras semanas de actividad, es la imposibilidad de acudir a las duchas de los centros deportivos. En estos tres clubes el número de quejas o de comentarios con respecto a este aspecto ha sido muy reducido, afirman. “El porcentaje de gente que juega a pádel y se ducha en el club es muy bajo, porque es un perfil de gente que llega con el tiempo justo, juega y se va”, anota Gunfaus.

Por su parte, Joaquim García, gerente del Club de Tenis Andrés Gimeno, añade que “la gente lo tiene muy asumido. Al ser una norma impuesta para todos, no te dicen nada. En gimnasios donde el usuario va al mediodía a hacer spinning antes de ir al trabajo sí que se pide más, pero en el caso del pádel no es un gran problema”.


No hay comentarios

Añade el tuyo