PÁDEL / TENIS

Junto a la Universidad Politècnica de Valencia

Testea Padel inaugura oficialmente su laboratorio tecnológico de pádel

Permitirá medir la calidad de las palas

laboratorio-testea-padel

El laboratorio permitirá crear una certificación de calidad en las palas, que podría derivar en una norma UNE en un futuro.

(25-7-2019). ¿Cuánto va a durarnos una pala de pádel? ¿Qué potencia me aporta? ¿Es más adecuada una u otra? ¿Por qué? Serán algunas de las preguntas a las que el laboratorio quiere dar respuesta.

Testea Padel, junto al Instituto de Automática e Informática Industrial de la Universitat Politècnica de València, han inaugurado en Valencia el primer laboratorio de España con tecnología para la caracterización, control de calidad y certificación de palas de pádel y han presentado el primer sistema de validación de los parámetros de jugabilidad y calidad de esta herramienta deportiva.

Marcas de primer orden como Adidas, Nox, Head, Star Vie, Rossignol, Royal Padel, Kelme o Cartri han cedido material deportivo durante los últimos tres años para el proyecto y se han mostrado interesadas en la implementación del sistema de calidad desarrollado en la UPV.

Análisis de la jugabilidad y la calidad de las palas

Con la ayuda de tecnologías robóticas punteras y la colaboración de jugadores expertos, Testea Padel ha desarrollado un sistema de calibración para el que ha analizado, tanto en laboratorio como en pista, más de una decena de parámetros relacionados con la jugabilidad y calidad de las palas.

En concreto, se ha estudiado 11 variables: la manejabilidad de la pala, el tacto que percibe el jugador cuando golpea la bola, la vibración que le llega a la muñeca, si la zona dulce de la pala es dulce o pequeña, la potencia de la pala, la salida de bola, el bloqueo que permite la pala, el control, la resistencia, la dureza de los materiales y su vida útil. Todas ellas son a partir de ya medibles de manera científica. Estos valores científicos se trasladan a una sencilla escala de 0 a 10 (Escala Testea), de fácil comprensión por el jugador y comparable entre modelos de palas diferentes.

Equipo de Testea Pádel junto a investigadores del nuevo laboratorio científico de pádel.

Robots “padelistas”

Los cuatro investigadores del Instituto ai2 que han trabajado en el proyecto han programado diversos robots para adaptarlos al estudio. Martín Mellado, doctor ingeniero en Informática e investigador jefe del proyecto, comenta que “trabajar con tecnología robótica nos permite darle a los movimientos una repetitividad muy exacta que sería imposible de conseguir con un jugador real. Tenemos una precisión de décimas de milímetros, una potencia muy concreta y una posición de golpeo con una repetitividad muy exacta para el análisis de los parámetros que nos interesan. Los resultados, luego, los comparamos con el funcionamiento de la pala en manos de jugadores reales y, a partir de ahí, hemos extraído una escala de valoración para cada parámetro”.

​Al servicio de las principales marcas del sector

Alicia Navarro y Jordi Piedra, responsables de Testea Padel, aseguran que “las marcas deportivas se han volcado en el proyecto porque realmente veían que era necesario un estudio de este tipo en el sector que les diera pistas tanto a ellas como a los usuarios de las prestaciones reales y la calidad de este material deportivo”. “El proyecto surgió porque nosotros, que somos jugadores y profesionales del pádel, vimos que el jugador de pádel tenía dificultades para ver qué pala se adaptaba mejor a su juego. Ahora podemos dar un servicio tanto a ellos como a las marcas, que con este sistema de certificación de palas ya cuentan con una herramienta que les permite tener unos controles de calidad de fabricación definidos y estándares de jugabilidad para todas las marcas”.

Piedra adelanta, además, que el siguiente paso es que “las futuras colecciones de palas de pádel se diseñen con la ayuda de Testea Pádel, esa certificación sea visible para el usuario y todo ello pueda derivar en una futura norma UNE para el sector”.


No hay comentarios

Añade el tuyo