PÁDEL / TENIS

La hidratación y la protección solar, clave para evitar una 'pájara'

Cómo combatir los golpes de calor al jugar a pádel en verano

Según el Dr. Ángel Bigas, fundador de La Clínica del Pádel

golpe-calor-padel

El Dr. Ángel Bigas da las claves para evitar un golpe de calor jugando a pádel este verano.

(7-8-2018). El doctor Ángel Bigas, creador de la primera clínica especializada en el pádel, La Clínica del Pádel, da seis consejos para evitar un golpe de calor al jugar a pádel en verano. En caso de deshidratación, el médico recomienda la ingesta de electrolitos para evitar un encharcamiento de los tejidos.

Àngel Bigas es especialista en medicina del deporte y traumatología. Hace cuatro años decidió unir sus dos pasiones, la medicina y el deporte, para crear la primera clínica especializada en lesiones producidas por la práctica del pádel.

Con sede en Barcelona, La Clínica del Pádel recibe a jugadores profesionales y amateurs que quieren tratar algún tipo de molestia que sienten al practicar este deporte.

LOS SEIS CONSEJOS

En verano, debemos tener especial precaución con el calor y la humedad a la hora de jugar a pádel. Aunque la climatología afecta de diferente manera a cada jugador, el Dr. Bigas y el ex fisioterapeuta del World Padel Tour Jordi Riba destaca seis factores que pueden empeorar la sensación de calor y sofoco:

  • No exponerse al sol en horas de calor muy intenso, y tener en cuenta que las pistas de cristal aíslan el calor interno y no facilitan las corrientes de aire.
  • Hidratarse con agua de forma abundante pero distribuirla en muchas tomas, es decir, muchos vasos de agua pequeños son preferibles a pocos vasos de agua grandes. Es importante empezar a beber antes de jugar, no esperar a tener sed.
  • Ingerir fruta para aportar las sales minerales que desaparecen de nuestro organismo con el sudor.
  • Ingerir comidas fáciles de digerir, poco elaboradas. Evitar las frituras y añadir gazpachos, salmorejos, cremas de sopa y verdura frías, etc.
  • Protegerse de la luz directa solar con cremas solares, gorras, y ropa transpirable de colores claros para repeler los rayos del sol.
  • No olvidar los estiramientos y el calentamiento muscular antes y después de jugar. Con temperaturas altas, tus músculos están más distendidos, con lo cual el calentamiento debe ser más ligero que en invierno.

EVITAR LA TEMIDA ‘PÁJARA’

El golpe de calor o la famosa ‘pájara’ es producida por un aumento excesivo de la temperatura corporal, acompañado de una bajada de la presión arterial (shock hipotensivo). El riesgo es mayor desde los 25 grados de temperatura, y especialmente peligroso a partir de los 28 grados de calor ambiental.

En el caso de un golpe de calor, los signos iniciales de deshidratación són la sensación de sed, la sequedad de las mucosas y la piel, una orina oscura y una disminución de la cantidad de orina. En casos más graves se producen calambres, descoordinación neuromotora , desorientación, fatiga, pérdida de velocidad de desplazamiento e incluso roturas musculares.

El Dr. Bigas resalta que, en casos de deshidratación importante, se debe beber agua con electrolitos (sodio, potasio, glucosa,…), ya que beber sólo agua en grandes cantidades puede empeorar la deshidratación por un encharcamiento de los tejidos, debido a un problema de gradiente osmótico.

ENTRENAMIENTO PROFESIONAL

El Dr. Bigas recuerda que los jugadores/as de pádel deben estar bien hidratados y bien alimentados pero también deben entrenar su condición física y mental.

Es el caso de jugadores profesionales, cuyo organismo está acostumbrado a sufrir y a jugar con calor. ¿Cómo lo hacen? Su cuerpo ha encontrado mecanismos por los cuales eliminar lo más rápida y eficazmente las toxinas que generan el ejercicio intenso (los lactatos), y también ha encontrado la manera de asimilar de la misma forma los nutrientes (sales minerales, principios inmediatos, etc).


No hay comentarios

Añade el tuyo