PÁDEL / TENIS

La Federación Internacional de Pádel no reconoce a la Federación Europea

El ente ha rechazado su constitución a través de un comunicado

(24-2-2014). La Federación Internacional de Pádel ha decidido no reconocer la constitución de la Federación Europea de Pádel. La decisión ha sido manifestada de forma pública a través de un comunicado que reproducimos íntegro a continuación.

“La Junta Directiva de la Federación Internacional de Pádel, acogiendo lo deliberado por la Asamblea General Ordinaria celebrada en Buenos Aires el 31 de Octubre 2013, comunica que la solicitud enviada por la Sra. Ana Bastarreche desde su correo privado, y recibida en fecha 24 de Mayo de 2013 en la cual se informaba la reciente “constitución” de una entidad denominada Federación Europea de Pádel, donde se incluían en anexo los Estatutos de la misma, y se prometía el envío del Acta de Constitución (que nunca se ha recibido), es FORMALMENTE RECHAZADA.

Es de dejar en claro que la FIP prevé en sus Estatutos la posibilidad de conformar Asociaciones Regionales y Continentales, pero no está obligada a aceptarlas, algo que primero debe cumplir con las formalidades del caso, y luego de un análisis en caso de ser aceptado, expuesto a aprobación de la Asamblea General conformada por la totalidad de las Federaciones Nacionales de los Países que son quienes aprueban, o no, en última instancia.

La Federación Internacional de Pádel está a favor del nacimiento y desarrollo de nuevas organizaciones regionales, y en ésta intención continental, por lo cual deja sus puertas abiertas al ingreso de cualquier entidad que cumpla con los requisitos estatutarios, filosóficos y deportivos para que pueda ser reconocida.

En el caso en cuestión, la denominada “Federación Europea de Pádel” ha sido constituida por “solamente” dos Miembros Asociados: la Federación Española de Pádel y la Federación Portuguesa de Tenis, sin haber convocado a las restantes nueve (9) Federaciones Nacionales que existen en Europa y que son reconocidas por la Federación Internacional.

Durante el acto de constitución (ignoramos formalmente la lista de los asistentes a la misma) se ha procedido a la elección de autoridades, resultando la Sra. Ana Bastarreche (España) la Presidente, y el Sr. Vasco Costa (Portugal) el Vice-Presidente.

Solamente después del acto de constitución se han cursado invitaciones a las Federaciones Nacionales Europeas a afiliarse a esta nueva entidad, recibiendo la Federación Internacional de Pádel la recurrente consulta directa de varias de esas Federaciones sobre como ha sido posible que se haya conformado una federación continental sin la convocatoria total a los Federaciones Nacionales (Miembros Asociados) que conforman la FIP, entendiendo éste hecho como irregular.

La Junta Directiva de la FIP ha sugerido a los promotores de la iniciativa, que cursen una invitación a la totalidad de los Miembros Asociados a la FIP para convocarlos a un nuevo acto constituyente que pueda ser igualitario, compartido y participativo, donde se definan los Estatutos conformes a los principios enunciados en los Estatutos de la Federación Internacional de Pádel, y donde se pueda ejercitar el derecho de elegir y ser elegido, en igualdad de condiciones.

Además, la FIP se encuentra a completa disposición para colaborar y promover la participación de los Miembros Asociados al acto constituyente, a definir en forma coordinada las condiciones de participación (miembros activos, regularidad de afiliación, etc.) y de recepción/divulgación de candidaturas a formar parte por lo menos de la Junta Directiva, dejando los demás comités y comisiones que el Estatuto seguramente prevé al trabajo interno que tendría ésta nueva institución.

Por el momento y por lo tanto, todas las informaciones referidas a la Federación Europea de Pádel, a sus actividades y propuestas, publicadas a través de distintos medios de prensa y mensajes enviados por otros medios, deben ser consideradas “no oficiales” por “no reconocidas” por la Federación Internacional de Pádel que representa en éste acto a la mayoría de sus Miembros Asociados.

Las Federaciones Nacionales miembros deben ser justamente partícipes de éste tipo de intenciones, son quienes tienen la soberanía a través de la Asamblea General de expresarse al respecto, y la capacidad de aprobar o desaprobar, al margen de las propuestas que se hagan por medio de la Junta Directiva.

Normas que deben ser respetadas por encima de las voluntades individualistas para no violentar jamás el “principio de igualdad” que debe primar, así como el significado de esos principios que deben basarse en un entendimiento institucional, pero sobre todo de carácter filosófico y de desarrollo deportivo.

Con ello, la Federación Internacional de Pádel no indica estar en contra de los emprendimientos privados, como lo ha demostrado en ésta conducción, siempre incentivando la colaboración institucional desde un entendimiento que es fundamental para el desarrollo del deporte, pero por sobre todo para el sostén del mismo.

Con lo cual, el funcionamiento, que al momento es de carácter estrictamente privado a los ojos de la FIP, de la denominada “Federación Europea de Pádel” seguirá su curso si así lo entienden quienes han decidido tomar esa iniciativa, como pueden hacerlo (y hay infinidad de ejemplos de esto) quienes desarrollan actividades desde las esferas privadas en una “determinada” promoción del pádel, que claro está, involucra los propios intereses comerciales.

La actividad comercial es gobernada por el libre mercado y la FIP no tiene influencia sobre la misma, y no la tendrá porque no es parte de su rol institucional, pero sí lo es el de velar por el desarrollo armonioso de las actividades de las Federaciones Nacionales y de las posibles Asociaciones Regionales que las mismas deseen constituir”.


No hay comentarios

Añade el tuyo