Patin a Vela

Inicia el proceso de mediciones para su homologación

BarCu crea un nuevo patín híbrido con flotadores de un nuevo proveedor

El astillero inicia una nueva etapa

Alfonso-clavero-y-carlos-dávila-bis

Alfonso Clavero, a la izquierda, y Carlos Dávila, ante el nuevo patín fabricado por el astillero BarCu y que mañana será sometido a una nueva fase de mediciones en aras de obtener su homologación por parte de la Adipav.

(31-3-2021). Alfonso Clavero inicia una nueva etapa en su astillero BarCu. La empresa ha cambiado de proveedor de flotadores y su máximo responsable asegura que ha creado un “barco muy, muy bueno, que es una máquina y resultará muy competitivo”.

Alfonso Clavero se muestra muy esperanzado de los resultados que puedan derivarse del timonazo empresarial decidido ahora hace un año.

Alfonso Clavero reconoce que, como a muchos, el confinamiento le sirvió para reformularse cosas. A sus 51 años, el fundador y máximo responsable del astillero BarCu (fusión entre los términos Barcelona y Cubano), afirma que “tras el estallido de la pandemia, decidí que había llegado el momento de optimizar mis conocimientos de 25 años en la construcción de patines, crear mis propios moldes y cambiar de proveedor para los flotadores de los patines a vela híbridos”. Clavero rúbrica su argumento sentenciando que “había llegado el momento de independizarme y volar solo”.

Pese a no explicitarlo, el constructor deja entrever que en aquella decisión también tuvo incidencia la búsqueda de diferenciar su producto en relación al de otro importante astillero de patines a vela, especialmente después de que éste llegase a un acuerdo, en verano de 2019, para fabricar patines híbridos con flotadores del proveedor Barboleto, alianza que hasta entonces había disfrutado en exclusiva Alfonso Clavero.

NUEVOS MOLDES

Con la ayuda del patinista andaluz, Manuel Caro, y el asesoramiento de un ingeniero industrial y otro naval, el constructor se lanzó a realizar el nuevo molde del flotador del patín de madera a finales de marzo del pasado 2020. Clavero destaca la colaboración de Caro y de dos ingenieros en aquel proceso, y, tras ello, reconoce también que “los conocimientos adquiridos con Ramón Huertas, en su día, y, posteriormente, con los fundadores de Barboleto me sirvieron de gran ayuda en aquel proceso”.

El molde del flotador de madera estuvo listo el 3 de mayo de 2020. Tras ello, había que buscar un proveedor para fabricar el molde del patín híbrido. Después de estudiar varias opciones, Clavero y sus colaboradores se inclinaron por uno “que es español pero no opera en Cataluña” (es lo único que precisa), y éste concluyó la fabricación del molde del flotador de fibra el 31 de mayo de 2020. “Durante la primera quincena de junio ya lo tuve en el taller”, recuerda el constructor.

El primer patín de la nueva etapa de BarCu con este nuevo suministrador de flotadores navegó por primera vez el pasado domingo, 28 de marzo, es decir, prácticamente un año después de que el constructor decidiera dar el timonazo y variar su forma de aprovisionamiento en la fabricación de patines.

BOTADURA Carlos Dávila, propietario del primer patín a vela de la nueva era del astillero BarCu, en el momento de botar la embarcación en el mar.

A EXAMEN PARA LA HOMOLOGACIÓN 

Unos días antes de que ese primer patin, propiedad del regatista del Club Nautico Sitges, Carlos Dávila, fuera botado, Clavero sometió a su flamante embarcación a la primera fase de mediciones oficiales para iniciar las gestiones de cara a la homologación de la misma por parte de la Adipav .

En la medición, en la cual solo se calibraron las distintas dimensiones del casco, se constató un error de dos milímetros de menos en la sección 6 de la manga de la cubierta de ambos flotadores (entre la tercera y cuarta bancada, mirando desde proa).

ERROR SUBSANABLE En la primera fase de mediciones se detectó un error en la manga de la cubierta entre la tercera y la cuarta bancada, mirando desde proa. Alfonso Clavero, que en la imagen superior marca el punto donde se ha detectado el fallo, ha asegurado que el error (de dos milímetros en cada flotador) es “subsanable” y que “pasará el examen” de la nueva medición prevista mañana jueves.

Mañana jueves está prevista una nueva sesión de medición en la cual, además de supervisar que se ha corregido el error antes descrito, se procederá al pesaje y al análisis del momento de inercia.

Alfonso Clavero se muestra confiado en salir airoso en la prueba. Tras ello subraya que “hemos hecho un barco muy, muy bueno, que es una máquina y que resultará muy competitivo”.

MEJOR NAVEGABILIDAD

Preguntado sobre las innovaciones que su nuevo patín ofrece, sólo expone que “hemos introducido innovaciones que mejoran su navegabilidad, así como cambios en la maniobra para optimizar su rendimiento”. Apenas explica nada más y sólo apunta que “todas esas innovaciones serán explicadas a su debido momento a los patrones interesados en adquirir este nuevo patín”.

La nueva embarcación híbrida de BarCu mantendrá el precio de venta al público que tenía hasta ahora. En ese sentido, el precio de sólo el casco será de 7.600 euros, mientras que el del patín a vela completo (con mástil y vela) alcanzará los 8.660 euros.

En el caso de los patines a vela de madera, (el constructor afirma que volverá a hacerlos) el precio de venta al público del barco completo será de unos 7.500 euros.

El constructor se muestra muy esperanzado ante esta nueva etapa que emprende. Reconoce que el pasado 2020, a causa de las restricciones derivadas de la pandemia, fue un año “muy difícil”. Según evoca, “a la semana de decretarse el Estado de alarma, me cancelaron siete patines que me habían encargado”.

Al final, el pasado 2020, sólo entregó unos siete patines nuevos, un 50% menos que en el ejercicio anterior. El constructor concluye señalando su esperanza en que “los cambios que ahora se impulsan y la superación de la pandemia, nos permitan tener un 2021 de recuperación”.


No hay comentarios

Añade el tuyo