Patin a Vela

Cuatro décadas de pulso entre el CN Barcelona y el CN Badalona

Campeonatos de España: del duelo entre dos, a la diversidad

RANKINS DE CLUBS POR CTOS DE ESPAÑA DE PATIN A VELA CONQUISTADO

SUPREMACÍA DEL NATACIÓN BARCELONA. El Club Natació Barcelona es el que más ediciones del Campeonato de España ha ganado (28). Asimismo, es la entidad que cuenta con mayor cifra de campeones de España (14). Le sigue el Club Natació Badalona, con 20 campeonatos de España ganados y 11 regatistas suyos campeones estatales. La tercera plaza en cifra de campeonatos de España ganados es el Club Vela Sant Antoni, con 8. Todos ellos han sido conquistados por sólo tres patrones. Elaboración propia a partir de datos extraídos de la web de Adipav.org.

(29-3-2017). La filiación de los ganadores de los 73 campeonatos de España de patín a vela celebrados desde 1944 refleja diversas soberanías cíclicas en las que las más consistentes fueron las protagonizadas por los clubes progenitores de la clase: el Club Natació Badalona y el Club Natació Barcelona.

Durante la década de los años 40 se celebraron un total de seis campeonatos de España (de 1944 a 1949). De los seis, cuatro registraron victoria de patrones del Club Natació Badalona y las otras dos restantes fueron para navegantes del Club Natación Barcelona.

La primera de las entidades ganó las ediciones de 1944, 1945, 1947 y 1949. Lluís Mongé ganó la primera y su hermano Emili las otras tres (1945, 1947 y 1949). Por su parte, el Natació Barcelona conquistó las de los años 1946 (Jaume Casanovas) y 1948 (Francesc Clará).

Miquel Estruch resolvió la pugna por la paternidad del patín a vela señalando al Club Natació Barcelona como el ‘padre’ y al Club Natació Badalona como la ‘madre’

Aquella primera década incompleta marcaría el pulso entre las dos entidades de idénticas iniciales (CNB) demostrando lo que el expresidente de la Adipav, Miquel Estruch y oficial de regatas del club badalonense ha venido explicando históricamente: “los dos clubs son el ‘padre’ y la ‘madre’ del patín a vela. El Club Natació Barcelona es el ‘padre’ porque fue el que inventó el patín y el Club Natació Badalona es la madre porque los hermanos Mongé, del club badalonense, fueron los que diseñaron el prototipo de embarcación que definiría el futuro de la misma”.

Pero lo que hoy Estruch ha acabado arguyendo como una especie de conclusión salomónica, es evidente que durante las cuatro primeras décadas de la historia de los campeonatos de España de la clase fue una intensa rivalidad deportiva entre las dos entidades por la conquista de la supremacía

50’S A 70’S: TRES DÉCADAS DE RIVALIDAD

La intensa rivalidad de los años 40’s se prolongaría tres décadas más. Así, el Club Natació Badalona mantendría la hegemonía sobre el Club Natació Barcelona durante la de los años cincuenta de modo que de los diez campeonatos de España celebrados desde 1950 hasta 1959, seis los conquistaría el Club Natació Badalona y los otros cuatro, el Club Natació Badalona.

El Club Natació Badalona ganaría los años 1950 (Hilari López), 1953 (Joan Vidal), 1955 (nuevamente Joan Vidal), 1956 (Hilari López), 1957 (Lluís Mongé), y 1959 (Joan Vidal).

Por su parte, el Club Natació Barcelona lo conquistaría los años 1951 (Agustí Gras), 1952 (Jaume Casanovas), 1954 (Agustí Gras), y 1958 (nuevamente Agustí Gras).

El patrón del Club Natació Barcelona, Agustí Gras fue, en la década de los 60, el primer patinista en ganar cuatro campeonatos de España sucesivamente

Pero a partir de la década de los 60’s, la torna cambió y de la supremacía ostentada por el Club Natació Badalona las décadas de los 40’s y 50’s, se pasó a la hegemonía del Club Natació Barcelona. De este modo, en los sesenta, el Club Natació Barcelona obtuvo el triunfo en 8 campeonatos de España, mientras que el Club Natació Badalona lo conquistó en dos.

Los triunfos del Club Natació Barcelona durante los 60’s se produjeron concretamente en las ediciones de los años: 1961 (Agustí Gras), 1962 (Agustí Gras), 1963 (nuevamente Agustí Gras), 1964 (una vez más, ¡por cuarto año consecutivo! Agustí Gras), 1965 (Jaume Foix), 1967 (Joan Piera), 1968 (Jordi Ferrer) y 1969 (Albert Lluch).

Por su parte, los navegantes del Club Natació Badalona lo ganaron en 1960 (Joan Vidal, que despidió la década de los 50’s ganando y abrió la década de los 60’s ganando de nuevo), y en 1966 (Josep Rovira).

LLEGA EL FENÓMENO JORDI LAMARCA

La hegemonía demostrada por el Natació Barcelona en los 60’s perduraría también en los 70’s aunque en una levísima menor medida, ya que en dicha década, en vez de 8 triunfos como en la anterior, el Natació Barcelona obtendría siete, y el Club Natació Badalona sumaría una tercera victoria a las dos de los 60’s.

El Club Natació Barcelona ganaría las ediciones de 1970 (Josep Campillo), 1971 (Carles Poch), 1972 (Josep Campillo de nuevo), 1973 (Albert Lluch), 1974 (Jaume Cos), 1975 (Joé Campillo), y 1976 (Francesc Pugés).

Jordi Lamarca gana tres años consecutivos; los dos primeros por el Badalona pero el tercero, celebrado precisamente en Badalona, lo gana por el Masnou

Tras esas siete victorias consecutivas de navegantes del Club Natació Barcelona durante los primeros años 70’s, aparecería un patrón del Club Natació Badalona que truncaría para siempre la supremacía cenebista de las décadas de los 60’s y 70’s. Ese patrón se llamaba (se llama) Jordi Lamarca. Este patinista del Club Natació Badalona se llevó los triunfos, de forma consecutiva, de las ediciones de los años 1977, 1978 y 1979, aunque el de 1979, a pesar de celebrarse en el Club Natació Badalona, ¡oh sorpresa! lo correría bajo los colores del Club Náutico Masnou.

IRRUPCIÓN DEL C.N.MASOU

La década de los 80’s se inició con una fuerte reacción de los patinistas del Club Natació Barcelona. Tras los dos triunfos consecutivos de finales de la década anterior del Club Natació Badalona, a cargo de Jordi Lamarca, dos patrones del Club Natació Barcelona se propusieron romper la racha ganadora del citado patrón. Así la edición de 1980 la ganó el patinista del Natació Barcelona, Albert Lluch y la del año siguiente (1981), su compañero de club, Joan Marc Colls.

Al año siguiente (en 1982), sin embargo, Jordi Lamarca vuelve a irrumpir de nuevo ganando el campeonato de España de aquel año corriendo por el Club Náutico Masnou.

La reactivación de la racha ganadora de Lamarca, volvió a romperla de nuevo al año siguiente (1983) el ‘promesa’ del Natació Barcelona, Joan Marc Colls que, a pesar de su corta edad (no contaba ni veinte años), ganaba el campeonato estatal por segunda vez.

Jordi Lamarca, sin embargo, no se amedrentó y en 1984 volvía a hacerse con el triunfo y se convertiría en el primer patinista de la historia de la clase que ganaba cinco veces el Campeonato de España,

Pero nuevamente, desde el Club Natación Barcelona surgía un nuevo patrón retador. Así, la edición de 1985, ganaba Ram 1986, 1987, 1989 y 1989. Con aquellos cuatro triunfos consecutivos, Lamarca igualaba la gesta de ez.to de España de aquel año pón Felipe de Montagut.

‘HARTAZGO’ DE LAMARCA

Jordi Lamarca, sin embargo, como mostrando cierto ‘hartazgo’ de aquella alternancia, inició el segundo quinquenio de los 80’s dispuesto a erradicar todas las dudas sobre su supremacía como campeón. Fue así como consiguió ganar los campeonatos de España de los años 1986, 1987, 1988 y 1989. Con aquellos cuatro triunfos consecutivos, Lamarca igualaba la gesta de Agustí Gras (del Club Natació Barecelona que hizo lo mismo, como ya se ha descrito, en los años 1961, 1962, 1963 y 1964).

A finales de los 80, Lamarca iguala la gesta lograda por Agustí Gras en los años 60

La década de los 80’s, pues, concluyó con una clara supremacía del Club Náutic Masnou, con las seis victorias de Lamarca, y con cuatro campeonatos para patinistas del Club Natació Barcelona.

LOS ‘CACHORROS’ DE GUIDO DEPOORTER

Guido Depoorter, el autor del primer libro sobre el patín a vela, creó en 1972 el Club Vela Sant Antoni. Su reconocido “profundísimo amor” por nuestra embarcación y su visceral sentido promotor del patín a vela, generó una escuela de jóvenes patinistas que, con los años se convertirían en los claros dominantes de la clase.

Fue un ‘cachorro’ patinista de Guido Depoorter el que se encargó de acabar con la era de contudente supremacía del masnouense Jordi Lamarca que, tras aquella época gloriosa con el patín, optó por apostar decididamente por el sueño olímpico, convirtiéndose en navegante de Tornado.

Jordi Sabater acaba con la ‘Era Lamarca’ ganando sucesivamente  en 1990 y 1991

El ‘cachorro’ de Depoorter era Jordi Sabater quien, con su triunfo en el campeonato de España del año 1990 abrirá una época de gloria para el Club de Vela Sant Antoni impulsado por Guido Depoorter. Sabater demostró que lo suyo no había sido ‘flor de un día’ y al año siguiente (1991) volvería alzarse con el triunfo por segundo año consecutivo.

La edición de 1992 sin embargo, sería para otro ‘cachorro’ de Guido Depoorter pero en este caso, no sólo patinista, sino también carnal: su hijo Joost.

A la edición ganada en 1992 por Joost Depoorter, seguiría, una nueva victoria (la tercera) de Jordi Sabater en 1993, para al año, siguiente, en 1994, volver a ganar Joost Depoorter.

Cuando parecía que el campeonato de España se había convertido en una especie de ‘tuya-mía’ entre estos dos ‘cachorros’ de Guido Depoorter, apareció un tercer ‘cachorro’.

Un veraneante de Sant Antoni, nueva esperanza del Club Natació Barcelona

Se trataba de Oriol Castellá, veraneante de Sant Antoni de Calonge y que, por tanto, había aprendido a navegar, animado por su padre y por el propio Guido Depoorter, en patín junior con sus amigos de andanzas veraniegas Jordi Sabater y Joost Depoorter. Castellá ganó el campeonato de España de 1995 pero, a pesar de su amistad con con Sabater y Depoorter, lo ganó para el Club Natació Barcelona, entidad de la que era socio desde niño, como su padre.

Oriol Castellá, tal vez impulsado por la ‘presión histórica’ de los ‘vacas sagradas‘ de la entidad cenebista, asumió el reto de intentar recuperar la supremacía del Natación Barcelona o, al menos, así lo pareció, tras ganar en 1996 por segundo año consecutivo, el campeonato de España.

Joost Depoorter, sin embargo, pareció dispuesto a luchar por la supremacía del Club Vela Sant Antoni y al año siguiente, 1997, volvió por sus fueros y venció en el campeonato.

Joost Depoorter y Oriol Castellá protagonizaron un nuevo ‘tuya-mía’ como anteriormente habían hecho, en la época reciente, Lamarca y Joan Marc Colls, o el propio Joost Depoorter con Jordi Sabater. Así el año 1998, vuelve a ganar el campeonato Oriol Castellá, pero el de 1999 lo vuelve a ganar Joost Depoorter.

Al final la década de los 90’s concluiría con 7 campeonatos para el Club Vela Sant Antoni de Calonge y 3 para el Club Natación Barcelona.

Asimismo, un dato relevante: nunca hasta la década de los 90’s los 10 campeonatos de la década se habían repartido sólo entre tres patrones.

ANDALUCÍA SE POSTULA

La primera década del siglo XXI comenzó con los primeros frutos de la progresiva implantación del patín a vela en Andalucía. Ramón Calero, el Sultán, se encargó de constar que lo del patín a vela había dejado de ser ‘patrimonio catalán’.

Tras 56 años de supremacía catalana, el ‘sultán’ Ramón Calero se convierte en el primer andaluz Campeón de España

Así, Calero no sólo vencería en la edición del año 2000, sino que, al año siguiente, 2001, revalidaría el triunfo con su segundo campeonato de España consecutivo.

Tras esos dos años de triunfo andaluz, un nuevo ‘cachorro’ de Guido Depoorter, es decir, Adrià Gabarró, volvería a intentar dejar claro que la época de gloria del Club Vela Sant Antoni no había tocado a su fin. Gabarró ganaría el campeonato de España del año 2002.

Carles Crespo fue el encargado de recuperar, en 2003, la lejana senda gloriosa del Club Natació Badalona

Por su parte, tras dos décadas apartados de la supremacía en el estatal de patín a vela, Carles Crespo sería el patrón responsable de iniciar la senda de recuperación del orgullo perdido por el Club Natació Badalona consiguiendo el triunfo en el año 2003.

Al año siguiente, 2004, la victoria volvería a recaer sobre un excampeon de España: Oriol Castellá. En este caso, sin embargo, Castellá, por motivos familiares, obtenía el triunfo, no ya por el club de su juventud, el Club Natació Barcelona, sino por el Club Náutico Sitges que, con este triunfo de Castellá lamía, por primera vez en su historia, las mieles de lo alto del podio del Campeonato de España.

Tras el triunfo de tres catalanes, los andaluces volvían a ‘contraatacar’. El artífice era Rafaél Ruíz, Chiri, quien conquistaba el campeonato del año 2005 y se convertía en el segundo andaluz que cosechaba tal victoria.

Pero desde el Club Natación Badalona, Carles Crespo continuaba con su afán de consolidar la recuperación del orgullo de su flota patinista y vencía en el año 2006 sumando la segunda victoria de la primera década del nuevo siglo XXI de un navegante badalonense.

En 2007, Oriol Castellá alcanza su particular ‘repóker’ de campeonatos

Al año siguiente, Oriol Castellá lograría su repóquer particular de triunfos en el Estatal ganando el campeonato de 2007, y haciéndolo de nuevo con los colores del Club Náutico Sitges.

Los dos últimos campeonatos de la década del 2000, es decir, los de 2008 y 2009 fueron para otro badalonense, Marc Gratacós (2008) y para el tercer andaluz que se subía a lo alto del podio: Juan Luís Páez.

Al final, durante el periodo 2000-2009, el Natació Badalona recuperó de nuevo la supremacía patinista como entidad al ser la que más campeonatos conquistaba, con tres. Le siguieron los andaluces pero cada uno por un club distinto (RCN Puerto de Santa María -2 campeonatos-, Vistahermosa C.G -1- y CN Sevilla -1-). Por su parte, el Club Náutico Sitges conquistaba dos campeonatos y el Club Vela Sant Antoni, uno.

LA ACTUALIDAD: BADALONA VS TAMARIU… Y ANDALUCIA

Desde el inicio de la segunda década de este siglo XXI se han celebrado siete campeonatos de España. Los patrones badaloneses iniciaron el periodo dispuestos a recuperar aquella supremacía de antaño y Peco Mulet, en 2010, y Pau Gratacós, en 2011, se impusieron en el campeonato de España.

Sin embargo, el andaluz Juan Luís Páez, apareció dispuesto a truncar esa hegemonía del Club Natació Badalona y, asimismo, dispuesto a engrosar su palmarés particular y el del su entidad, el Club Náutico Sevilla. Y de este modo, Paéz se llevó la victoria en el campeonato de 2012.

Asimismo, un nuevo patrón andaluz se sumó a la lucha por la supremacía de la sureña comunidad autonóma: José Vicente Climent que se impuso en el campeonato de 2013.

En 2014 llega, desde Tamariu, Quim Esteba dispuesto a hacer historia

Pero en 2014 apareció un nuevo patrón y un nuevo club que, la historia demostraría que había llegado a la clase dispuesto a pisar fuerte. Se trata de Quim Esteba, del Club Náutic Tamariu. Esteba ganaría la edición del año 2014.

Pero en 2015, nuevamente un patrón del Club Natació Badalona volvería a llevarse el titulo a la citada entidad: Albert Batllería.

Quim Esteba, de todos modos, al año siguiente demostraría que lo de 2014 no había sido ‘flor de un día’ y volvería a ganar en 2016.

Tras los siete campeonatos celebrados durante la década actual, el Club Natació Badalona parece perfilarse como la ‘autoridad’ patinista que fue antaño pues hasta el momento es el club que más ediciones del trofeo se ha llevado. En total han sido tres.

Le sigue el Club Nàutic Tamariu, con dos, y los patrones andaluces, también con dos (uno para el club Náutico del Puerto de Santa María y el otro del CN. Sevilla”.

Más información sobre la historia de los ganadores del Campeonato de España de Patines a Vela


No hay comentarios

Añade el tuyo