Patin a Vela

A principios de octubre fue multado con 60.000 euros en aplicación de la Ley de Costas

El Club Náutico Cabrera de Mar lucha contra su cierre

En el litoral catalán hay un total de 8 clubes náuticos con la soga al cuello

Campeonato-de-cataluña-2018-de-patin-a-vela-en-Club-Náutico-Cabrera-bis

Un total de 98 patines a vela tomaron parte en el último Campeonato de Cataluña 2018 celebrado a finales de abril de este año en el Club Náutico Cabrera de Mar.

(18-10-2018). Tras 52 años de singladura, el Club Náutico Cabrera de Mar vive horas agónicas. Su cierre podría ser inminente si no prospera la petición a la Demarcación de Costas de retrasar el expediente sancionador que le interpuso a principios de este octubre. Otros siete clubes náuticos del litoral catalán también están con la soga al cuello.

El pasado 3 de octubre el Club Náutico Cabrera de Mar recibió un expediente sancionador, procedente de la Demarcación de Costas, en el que se le multaba por valor de 60.000 euros. La multa derivaba de una inspección realizada durante tres días distintos del pasado verano (el domingo, 27 de mayo; miércoles, 30 de mayo; y viernes 8 de junio) por inspectores de dicho organismo y según la cual, la entidad había ocupado suelo público contraviniendo las disposiciones establecidas por la Ley de Costas. El Club Náutico Cabrera está obligado al pago de dicha sanción si quiere evitar que Costas precinte sus instalaciones y proceda al cierre de las mismas y, si desea continuar, debe adecuarlas a las dimensiones que el Plan de dicho organismo establece en cuanto a la superficie maxima que pueden ocupar las edificaciones de los clubes de playa.

Ante dicho expediente, y asesorado por el abogado, ex alcalde de Sant Cugat del Vallès y ex consejero de territorio y sostenibilidad de la Generalitat de Catalunya, Lluís Recoder, el Club Náutico de Cabrera presentó ayer ante la Demarcación de Costas un escrito solicitando el aplazamiento de la ejecución de la sanción.

DIFÍCIL SOLUCIÓN

Desde el Club Náutico Cabrera de Mar no se han mostrado optimistas en cuanto a las posibilidades de continuidad de la entidad. Fuentes de la misma han reconocido que al importe de la multa deberá sumarse el coste del derribo de la superficie de las actuales instalaciones edificadas que excedan de los 300 metros cuadrados máximos que permite la Ley de Costas. Ese derribo ha sido tarifado en 150.000 euros más.

Los informantes del Club han reconocido la “elevada dificultad” que comporta, no solo el pago de la multa, sino muy especialmente el del derribo de gran parte de las actuales instalaciones para adecuar su superficie a la que exige la ley.

ESPACIO INSUFICIENTE

Las fuentes sostienen que “con esos 300 metros cuadrados que dicta la Ley de Costas apenas tenemos espacio para poder albergar los diversos servicios que ofrecemos a los socios, entre los que destacan el almacén para el material náutico, los vestuarios, el restaurante. Asimismo, esa insuficiencia de espacio todavía se acentúa más si, como hemos hecho este año, acogemos a los participantes de un Campeonato de Cataluña”. Y las fuentes concluyen subrayando que sin esos espacios es muy dificil disponer de la suficiente masa crítica de socios para que la entidad sea sostenible económicamente”.

Ante ese “recorte de servicios inevitable a causa de la reducción de la superficie edificada disponible”, las fuentes del Club Náutico Cabrera de Mar ven “más que complicado” que los socios pudieran “aceptar una derrama económica que solo ofrece un futuro muy incierto”.

FUSIÓN CON OTRO CLUB

Entre de las razones principales de solicitar un aplazamiento del expediente sancionador de la Demarcación de Costas figura la de intentar ganar tiempo para evitar el cierre de la entidad. 

Otro motivo es, según ha podido saber CMDsport, culminar las conversaciones que miembros de la junta directiva del Club Náutico de Cabrera están llevando a cabo con clubes náuticos vecinos. En ese sentido, el Club Náutico Cabrera de Mar no descarta proceder a una fusión con otra entidad aportando sus socios, embarcaciones y determinado material (como taquillas) al club con el que llegue a un acuerdo.

Por el momento, el club con el cual parecería más viable un hipotético acuerdo de fusión sería el de Premiá de Mar.

OTROS SIETE CLUBES AMENAZADOS

Además del Club Náutico Cabrera de Mar, otros siete clubes náuticos más del litoral catalán se encuentran con la soga al cuello. Según un informe hecho público el año pasado por la Federación Catalana de Vela, estas entidades son: el Club Náutico Vilasar de Mar , Club Náutico Betulo de Badalona, Club Marítimo Castelldefels, Club de Mar Sitges, Club Marítimo Cubelles, Club Marítimo Torredembarra y Club Náutiuco del Trabucador de La Rápita.

Muchas de estas entidades cuentan con más 50 años de singladura (como el Club de Mar Sitges)  o los cumplirán el próximo año (Club Marítimo Torredembarra)o en un par de ejercicios (Club Marítimo de Cubelles). Todas ellas desarrollan una reconocida labor, tanto en la vertiente estrictamente deportiva, así como escuelas de vela y han formado parte del tejido asociativo y deportivo de las localidades donde están implantados.

FUENTE: Información extraída del informe elaborado por la Federación Catalana de Vela con los clubes afectados el 17 de mayo del pasado 2017. Alguna de las ‘situaciones administrativas’ que se definen para cada club pueden haber variado desde que se realizó el informe hace algo más de un año.

DINAMIZADORES NATURALES DE LA ACTIVIDAD NÁUTICA

Desde el informe elaborado por la Federación Catalana de Vela y que se hizo público en una reunión con los clubes afectados celebrada el 17 de mayo del año pasado, se destaca que los clubes náuticos de playa son los “dinamizadores naturales de la actividad náutica y el acceso al mar de los ciudadanos de su municipio”.

El informe destaca también que algunos de dichos clubes “son centenarios, muchos de ellos con más de 50 años de existencia, y todos con una experiencia y rigor en sus actividades”.

El informe también destaca a los clubes de playa como “organizadores de regatas de carácter internacional de alto nivel que permiten posicionar el país en el mundo”. El documento también refiere que “históricamente, Cataluña ha tenido un alto nivel de regatistas galardonados en Juegos Olímpicos y regatas oceánicas”.

CLUBES “AGRAVIADOS” SEGUN LA FEDERACIÓN

En base a ello, el informe de la Federación Catalana de Vela subraya la existencia de “agravios para nuestros clubes de playa”, y entre éstos destaca la “presión normativa, las duplicidades administrativas y la incertidumbre que padecen a raíz de prorrogas, concesiones y licitaciones”. 

El informe de dicha Federación proponía a los clubes afectados la creación de un “lobby corporativo en defensa del conjunto de los clubes, así como hacer las gestiones de presión, junto con la Real Federación de Vela, ante la Dirección de Costas del Estado”. 

El informe federativo, presentado en mayo del año pasado, concluía apuntando que “desde el Departamento de Costas estudiarán interpretaciones jurídicas de la ley, así como un estudio individualizado de solución para cada club”.  

Desde el Club Náutico Cabrera se han mostrado escépticos ante dichas iniciativas y han vaticinado que en el plazo de los 10 próximos años “desparecerán la mayoría de clubes de playa que hoy existen y sólo permitirán que perduren los clubes implantados en puertos”.


No hay comentarios

Añade el tuyo