Patin a Vela

El Club Vela Sant Antoni optimiza su escuela para superar la crisis del Covid-19

Daniel-Juscafresa-presidente-Club-Vela-Sant-Antoni-bis

DanielJuscafresa es el presidente del Club Vela Sant Antoni (Girona).

(5-8-2020). Tras el cierre de instalaciones sufrido por el Club Vela Sant Antoni (Girona) a causa del Covid-19, la entidad ha retomado su actividad optimizando su escuela de vela y confía en superar las adversidades económicas, gracias a mantener su masa social y a las subvenciones que le restan por llegar.

A finales de junio, el funcionamiento de la escuela de vela del Club Vela Sant Antoni (Girona) era una incógnita. Gran parte de sus socios son de Barcelona, con lo que hasta ese momento no pudieron desplazarse hasta las instalaciones para poder practicar la vela. Asimismo, era incierta la demanda de los posibles cursillistas a raíz del contexto económico y sanitario.

“Decidimos arriesgarnos y ofrecimos el mismo número de cursos que el año pasado, con la contratación de profesores que eso supone”, explica el presidente de la entidad, Daniel Juscafresa. La apuesta le ha salido bien, ya que la escuela ha cubierto las inscripciones previstas y tiene todas las reservas hechas hasta final de verano.

Una de las medidas que mejor ha funcionado para captar alumnos es que se ha podido realizar la preinscripción sin tener que desembolsar un cierto anticipo, a diferencia de otros años. “De esta manera, facilitamos que las persona se animaran a apuntarse”, subraya Juscafresa.

Menor volumen de alumnos

El lleno total en la escuela de vela de esta campaña no significa, sin embargo, una mejora de las inscripciones registradas en ejercicios anteriores. “Si por estas fechas, en 2019 habíamos dado clase a 250 personas, este año nos movemos en torno a los 200”, explica el presidente.

El motivo es que los grupos tienen que ser de convivencia y no superar las 10 personas, como medida de seguridad frente a la pandemia del Covid-19. En plena normalidad, el club puede absorber hasta 14 alumnos por grupo.

Año fiscal en pérdidas

El Club Vela Sant Antoni cerró su año fiscal el pasado 30 de junio con unas pérdidas económicas que se espera compensar a lo largo del año natural. Según explica Juscafresa, la entidad está a la espera de cobrar la subvención de la Diputación de Girona y, además, no se ingresaron durante junio las cuotas relativas a las preinscripciones a la escuela de verano. Por lo tanto, según sostiene el presidente, en el nuevo año fiscal se deberían de equilibrar dichas pérdidas.

Preguntado por la afectación del confinamiento en los ingresos del primer semestre de 2020, Juscafresa calcula unas pérdidas del 5%. La segunda ronda de cursos de vela escolar, prevista para abril, mayo y junio no se pudo realizar, pero el Ayuntamiento de Sant Antoni i Calonge mantuvo íntegra la subvención destinada a la entidad.

Nueva modalidad de socios

A lo largo de este año,  el número de socios se ha mantenido en el Club Vela Sant Antoni. De los 90 actuales, 70 residen en Barcelona y los restantes en la provincia de Girona. Unos pocos son extranjeros. “Con el contexto actual, mantener la cifra ya es positivo”, sostiene su presidente.

Con el objetivo de ampliar la masa social, especialmente, entre las familias que ya cuentan con algún miembro socio, el club ha apostado por las actividades de kayak y pádel surf. Asimismo, permite una nueva modalidad de socio deportivo, que puede ser diaria, semanal, mensual o anual. “De esta manera, nos aseguramos que si alguien viene puntualmente, pueda hacer uso de las instalaciones a un precio más reducido”, concluye Daniel Juscafresa.


No hay comentarios

Añade el tuyo