Patin a Vela

Cuatro equipos en el Campeonato de Cataluña de patín a vela junior 2018

Equipos de club: escuelas de valores

CMDsport-Campeonato-de-Cataluña-patin-a-vela-junior-2018.-Equipo-CXlub-Nautico-sitges-2-bis

MÁS QUE UN EQUIPO CAMPEÓN. El club Náutico Sitges, la flota más numerosa del campeonato, situó a cinco de sus patrones en el top-5 de la clasificación general absoluta. El éxito de los resultados, sin embargo, no eclipsa la labor que su entrenador, Jaume Viñola, hace en la promoción de un equipo en el que sus integrantes son como una gran familia abierta a las flotas de otros clubes.

(23-5-2018). El Campeonato de Cataluña de Patín a vela junior de este 2018 ha sido el que menos clubes ha presentado en los últimos años. A pesar de ello, los equipos de las entidades participantes constituyen un buen ejemplo a seguir por otros clubs.

El secretario general de la clase patín a vela junior, Víctor Mateos, lo dijo en vísperas del Campeonato de Cataluña junior de este 2018 celebrado el pasado fin de semana en El Prat de Llobregat: “muchos clubes están en fase de cambio de ciclo”. Con ello venía a decir que aquellas entidades que han tomado parte en esta última edición lo hacían con equipos de patrones muy jóvenes y, por tanto, sin demasiada experiencia en competición, y, por el otro lado, que algunos clubes, tras las bajas por edad de algunos de sus efectivos, no han podido reconstruir sus equipos por falta de relevo generacional.

En esta ocasión han tomado parte patrones junior de cuatro clubes: el Club de Mar Sitges, el Club Marítimo El Prat, el Club Náutico Cabrera de Mar y el Club Náutico Sitges. Los que aportaron mayor cifra de inscritos fueron el Náutico de Sitges, con 11 regatistas; el Club Marítimo El Prat (8); el Club De Mar Sitges (5) y el Club Náutico Cabrera de Mar (1).

LA MITAD DE CLUBES QUE EL AÑO PASADO

Los cuatro clubes participantes de este año han supuesto prácticamente la mitad de los que tomaron parte el año pasado (7). A pesar de ello, la cifra de patinistas junior participantes en esta ocasión (26) apenas ha sido de tres menos (en 2017 acudieron 29 patrones).

Sin lugar a dudas, esa leve merma de patinistas participantes constituye un éxito de los clubes que han tomado parte en esta edición, especialmente de los del Club Náutico Sitges y el Club Marítimo El Prat, así como del Club de Mar Sitges, cuyas directivas demuestran sensibilidad especial por el cultivo y desarrollo de su cantera de regatistas dedicando medios económicos y humanos (los tres cuentan con entrenador especifico) lo cual constituye una gran ayuda para los padres y por supuesto para los jóvenes regatistas.

LOS VETERANOS DE LA FLOTA. El club Marítimo El Prat tuvo en el 50% de su flota participante regatistas de la categoría Juvenil. El equipo de la entidad, no obstante, trabaja, bajo la coordinación de su entrenador, Jordi Obach, el relevo generacional de la cantera con la incorporación de nuevos patrones junior de la categoría infantil.

ORGULLO DE ADSCRIPCIÓN Y PERMEABILIDAD

Porque si hay una clase en la que se perciba que las regatas son más que regatas ésta es el patín a vela junior. En el agua, cada patrón dará todo lo que puede por cubrir sus objetivos en la competición, pero en tierra los navegantes de cada club son una piña, un grupo de amigos que se ayudan, juegan y conviven exprimiendo las experiencias que se les presentan. Y también llama la atención ver cómo los grupos no son feudos, sino que se da permeabilidad entre los miembros de un club y de otro. La verdad, estos patinistas infantiles y juveniles son todo un ejemplo de cómo se pueden sentir unos colores y un orgullo de adscripción a un club sin que por ello quede mermada la camaradería entre los patrones de las distintas entidades. Y ese es mérito de los padres, por supuesto. Y también de los entrenadores.

EL MÁS BENJAMIN Y LA UNICA OPEN. El club de Mar Sitges presentó, entre sus cinco regatistas, al patrón más joven del campeonato (Ignasi De Dios Artigas, de 9 años -en el centro de la imagen-) y a la única patrona Open que participaba (Andrea Montero de Novoa a la izquierda de la imagen-). Bajo la batuta de su entrenador, Carles Maicas, los navegantes se entregaron a fondo teniendo claro que de cada manga es posible extraer lecciones deportivas y personales.

ENTRENADORES DE ‘MATERIAL’ SENSIBLE

Nombres como los de Jaume Viñola (Nautic Sitges), Carles Maicas (Club de Mar Sitges) o Jordi Obach (Club Marítimo El Prat) corresponden a personas con valores humanos arraigados, con historial náutico dilatado y con una ternura especial que les lleva a ejercer la exigencia sin olvidar que trabajan con material altamente sensible. Verlos en acción en tierra supervisando el aparejo de los barcos de sus pupilos, dándoles instrucciones antes de la regata, o después, en el mar, analizando lo que los navegantes hacen o atendiéndoles y animándoles si algo no ha ido bien son buenos ejemplos de cómo gestionar con criterio estricto y a la vez con trato delicado no sólo a esos aprendices de regatistas, sino muy especialmente a éstos niños y adolescentes a se formen como personas de bien.

Los casos de estos tres clubs son un buen ejemplo a seguir por otros clubes con flota de patinistas senior, así con flotas incipientes de junior. Es indudable que crear proyectos como los de éstas tres entidades no se hacen de la noche a la mañana, sino que requiere que los impulsores de la entidad que los desarrolla trabajen a largo plazo, algo que, desgraciadamente, en nuestros días, es un practica aislada.

ESPÍRITU PIONERO. Pau Delclos fue el único regatista del Club Náutico Cabrera de Mar que participó en el campeonato. De la mano de su padre, el comodoro de dicha entidad, Miquel Delclos, mostró buenas maneras y, pese al escaso entrenamiento previo realizado, superó las expectativas. Su carácter pionero puede constituir la semilla para que el club tenga, en un futuro no muy lejano, una flota junior.

CASOS EJEMPLARES

Y éstos proyectos son especialmente ejemplares por cuanto priorizan la formación de personas antes que la de campeones. En un mundo tan entregado al resultadismo es de agradecer que siga habiendo gente que trabaja por mejorar la ‘materia prima’ de la sociedad, que prioriza el factor disfrute al del triunfo, el de la formación humana, al éxito.

Porque como decía la ex-Patinista junior y hoy reconocida Patinista senior de primera categoría, Nina Esteba en esta misma web hace un año: “no está bien ganar a cualquier precio”.

Estoy convencido de que la gran mayoría de patinistas del último campeonato de cataluña de patín a vela junior de este 2018 piensan lo mismo que Nina… o lo harán una vez culminen su período de formación como patinistas junior. Y eso es un gran orgullo para la clase patín a vela.


No hay comentarios

Añade el tuyo