Patin a Vela

Joan Pedemonte llega el primero a Cala Galdana

VI Volta a Menorca 2017 Joan_Pedemonte-1

El patrón del Tintorera, Joan Pedemonte, fue el primero en cubrir las 24 millas entre La Vall y Cala Galdana (tercera etapa de la VI Volta a Menorca - Trofeu Lluís Gay 2017).

(29-6-2017). Joan Pedemonte, del Club Pati Vela Barcelona, fue el primero en culminar la tercera etapa de la VI Volta a Menorca – Trofeo Lluis Gay 2017 realizada ayer entre La Vall y Cala Galdana, de una distancia de 24 millas.

Los diez patinistas de la VI Volta a Menorca – Trofeo Lluis Gay 2017 tuvieron suerte de que la etapa de ayer entre La Vall y Cala Galdana no requiriera grandes esfuerzos físicos. La noche anterior prácticamente ninguno de ellos había logrado pegar ojo. Y es que a causa del fuerte viento reinante en la cala de La Vall, la organización consideró más adecuado que toda la expedición, tras la cena, durmiera a bordo del Santa Eulalia, el barco nodriza de la travesía, en vez de en la cala como se ha hecho en ediciones anteriores de la Volta.

Así, la casi totalidad de navegantes decidieron instalarse en la bodega del pailebote siguiendo las instrucciones del capitán de la embarcación, Francisco Pacheco, quien les alertó de que el fuerte viento no les dejaría dormir si lo intentaban en cubierta. Sin embargo, poco pudo dormirse en la bodega, pues el Santa Eulalia no fondeó, sino que siguió navegando por el sector de Cala Algaiarens y aunque el barco no cabeceaba excesivamente pues había poca ola porque el viento venia de tierra, a muchos de los patinistas les costó conciliar el sueño por la falta de costumbre de dormir embarcado, el cansancio acumulado, y las charlas de algunos patrones a quienes les dio por ‘estirar’ la noche. Ese cúmulo de circunstancias propició que alguno optase por subirse a cubierta, instalarse con el saco bajo una escalera y echarse a acumular cabezaditas, porque dormir de un tirón era imposible.

SALIDA MADRUGADORA

La flota se hizo a la mar desde La Vall a las ocho de la mañana. La organización fijó esa temprana hora de salida por las previsiones de que hacia las 14 horas se esperaban vientos de más de 25 nudos en el último tramo de la etapa del día. “El objetivo era estar ya en Cala Galdana cuando llegase el ventarrón”, explicaría ayer, la finalización de la jornada, el presidenta del Comité organizador de la Volta, Gerard Esteva.

Los patines salieron en flota e informados de que la etapa, de 24 millas, no incluiría competición y se haría de un tirón, siempre y cuando no se quedaran patines descolgados. El último en salir de playa fue Txema Onzain que estuvo con el director Náutico de la Volta, Rafael Figuerola, montando el palo que le había ‘reconstruido’ la tarde anterior el propio Figuerola.

VIENTOS SUAVES HASTA CABO ARTRUTX

Los patines iniciaron la etapa de 24 millas navegando con un viento de popa de unos 3-4 nudos. Algunos fueron orzando para ganar velocidad, así como yendo a buscar más viento lejos de costa.

El único que optó por ir costeando fue Joan Pedemonte que, antes de patinista, ha sido navegante de crucero y conoce las peculiaridades eólicas de la costa menorquina. Unas peculiaridades que, al menos en la parte oeste de la isla recomiendan, precisamente navegar cerca de costa para aprovechar los reflujos de viento acanalado que en ella se generan.

SUBE EL VIENTO

Tras pasar el cabo de Artrutx, una vez superado todo el lado oeste de la isla y ya en el inicio de la parte sur de Menorca, el viento subió a 12 nudos y roló de modo que los patinistas pasaron a navegar con un viento por la aleta.

En este punto, Pedemonte ya llevaba una ostentosa distancia respecto al resto de la flota. Según explicaría Gerard Esteva, el patrón del Tintorera, “ha sabido ir sacando buenos réditos de su navegación costera, mientras que el resto de patrones, que iban más por mar adentro se han visto sumidos en zonas de encalmada”.

Tal vez por la ventaja adquirida en relación al resto de navegantes, así como por el cansancio derivado de una noche de escaso dormir, Joan Pedemonte acabó relajándose en exceso y en una orzada de su barco, no le dio tiempo de contrarrestar con el peso una escorada y se puso el barco por sombrero.

La cuestión es que esa ‘maniobra’ no se produjo una vez, sino que la repitió. Y una de las veces, le costó bastante aderezar el barco, como puede verse en el vídeo que sigue a estas líneas. En el siguiente video, sin embargo, se observa como sí logró aderezarlo con relativa rapidez.

 

Con doble volcada incluida, Joan Pedemonte, patrón del Tintorera que navega por el Club Pati Vela Barcelona, fue el primero en varar en la playa de Cala Galdana. Lo hizo a las 14,20 horas, es decir, que invirtió en el trayecto 6 horas y veinte minutos.

Tras él llegarían Oriol Carrasco, del Club Náutico Sant Pol, y, en tercera posición, Anna Pujol, del Club Natación Barcelona.

DESQUITE DE PEDEMONTE Y PUJOL

Tanto para Pedemonte, como para Pujol, la etapa de ayer constituyó una especie de desquite por los sufrimientos de la ventosa etapa del día anterior y que les llevó a ser los últimos en llegar a La Vall.

Por su parte, Oriol Carrasco se está mostrando muy regular en esta Volta, ya que, pese a no haber sido el primero en desembarcar en tierra en ninguna de las etapas culminadas hasta ahora, acumula un cuarto, un tercero y un segundo. De seguir esta cadencia de progresión, la teoría determinaría que Oriol Carrasco hoy debería ser el primero en llegar a Cala en Porter, el destino de la cuarta etapa que se desarrolla hoy.


No hay comentarios

Añade el tuyo