Patin a Vela

En la reunión del Consejo ejecutivo de ayer

La Generalitat aprueba el proyecto de ley de ordenación del litoral

Ahora deberá seguir su tramitación parlamentaria

nueva-lley-de-ordenación-del-litoral-catalan-bis

El Plan que prevé la nueva Ley de Ordenación del litoral catalán caracterizará todo el litoral definiendo su estado de preservación y fijará cuántas instalaciones y de qué tipo puede acoger cada tramo de playa.

(24-10-2018). La nueva ley apuesta por una gestión integrada de la costa Catalana, con nuevos instrumentos de ordenación y un régimen económico y financiero propio que asegure los recursos suficientes en la mejora de este ámbito.

El Consejo Ejecutivo aprobó ayer el proyecto de ordenación del litoral que ahora podrá iniciar la tramitación parlamentaria. La nueva legislación prevé desarrollar la competencia exclusiva de la Generalitat en esta materia establecida por el Estatuto de Autonomía de Catalunya y articular un modelo de gestión integrada del litoral siguiendo las recomendaciones de la Unión Europea.

Hasta ahora, el gobierno catalán ha aprobado diversos planes de protección del litoral para garantizar el desarrollo sostenible del territorio. Sin embargo, la distribución de las competencias de ordenación de la costa es compleja, ya que concurren en ello hasta tres niveles administrativos: el Estado español, la Generalitat y los ayuntamientos.

OBJETIVOS DE LA NUEVA LEY

Los objetivos que plantea la nueva ley son los siguientes:

  • Planificar racionalmente las actividades que se desarrollan en la costa para conciliar la protección del medio ambiente y del paisatge con el desarrollo económico.
  • Preservar las zonas de costa como garantía de un turismo de calidad y garantizar el uso sostenible de los recursos naturales.
  • Prevenir y reducir los efectos del cambio climático.
  • Garantizar la coherencia entre las iniciativas públicas y privadas que afectan la utilización de la franja litoral.

CUBRIR LAGUNAS JURÍDICAS

La nueva ley pretende, asimismo, responder a la inexistencia en el ordenamiento jurídico, tanto español como catalán, de figuras propias para ordenar el dominio público marítimo terrestre (DPMT). 

Esta nueva herramienta permitirá gestionar un ámbito especialmente sensible y sometido a numerosas presiones, favoreciendo un desarrollo sostenible de un espacio estratégico para el país.

NUEVAS HERRAMIENTAS DE ORDENACIÓN Y GESTIÓN 

Para conseguir estos objetivos, la futura ley regulará la creacion de dos nuevas herramientas de ordenación y gestión de la costa.

En primer lugar, el Plan de Ordenación del Litoral Catalán será el instrumento básico para la gestión integrada del ámbito terrestre y marítimo de la franja costera. Así, el Gobierno de la Generalitat tendrá un plazo de dos años desde la entrada en vigor de la ley para redactarlo.

‘FOTO’ DEL ESCENARIO ACTUAL

El Plan caracterizará el litoral catalán definiendo su estado de preservación y fijará cuántas instalaciones y de qué tipo puede acoger cada tramo de playa.

Igualmente localizará las infraestructuras e instalaciones existentes; los principales accesos al mar y las zonas de aparcamiento, y las playas con peligro de desprendimientos.

También incluirá criterios territorializados para resolver las demandas de servicios e instalaciones en el litoral y establecerá las medidas necesarias para preservar los ecosistemas y paisajes costeros. 

El Plan incorporará, asimismo, las medidas de adaptación del litoral a los efectos del cambio climático, así como los criterios para determinar las prioridades e inversión.

PROTAGONISMO DE LOS AYUNTAMIENTOS

La segunda herramienta de ordenación que creará la nueva Ley de Ordenación del Litoral serán los planes de uso del mismo y de las playas que deberán impulsar los ayuntamientos para ordenar las ocupaciones de instalaciones desmontables y las actividades que se puedan hacer a lo largo del año en su tramo de Costa. También regularán los servicios de vigilancia y salvamento, la accesibilidad y las instalaciones que tendrá cada tramo de playa.

Su vigencia será de cuatro años e incluirán la previsión de actividades e instalaciones para este plazo de tiempo. Los mismos ayuntamientos podrán otorgar las autorizaciones correspondientes. Con ello, los municipios autorizarán usos y obras sin que deban intervenir administraciones superiores.

También se introducirá, por primera vez, el régimen de declaración responsable ante los ayuntamientos para obras y usos que no incrementen la superficie ocupada o la volumetría y que no comporten un cambio de uso. El resultado de ello será la simplificación de los trámites administrativos y el acercamiento de la toma de decisiones a los ciudadanos.

Tanto el Plan de Ordenación del Litoral como los Planes de Usos subrayarán la necesidad de garantizar la accesibilidad a las playas y a la supresión de barreras para las personas con movilidad reducida.

CATALOGO DE TRAMOS DE PLAYA

Los dos instrumentos se basarán en el Catálogo de clasificación de tramos de playa elaborado por el Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat. Éste divide las playas en urbanas y naturales con diferentes grados de conservación. En los tramos naturales se reducirá la ocupación y se restringirán las distancias entre las actividades autorizadas, mientras que en las playas urbanas se potenciará la actividad económica.

Según el Catálogo, los 70 municipios costeros de Catalunya cuentan con 596 tramos de playa, de los cuales 366 son urbanos (56,38%) y 260 naturales (el 43,62%). En total, las playas ocupan 259,56 kilómetros, de los 714,4 del litoral, un 36% de su longitud.

NUEVO IMPUESTO PARA LAS CONCESIONES

La futura Ley de Ordenación del Litoral también prevé resolver la carencia de un régimen económico y financiero propio del DPMT en Catalunya. Esa carencia actual dificulta la obtención de recursos para dedicarlos a la conservación del litoral. Así se creará un nuevo canon a favor de la Generalitat sobre el rendimiento económico de aquellas concesiones que ocupan permanentemente el dominio público marítimo-terrestre. El importe recaudado se destinará a financiar actuaciones de mejora de la costa y permitirá impulsar políticas más ambiciosas en la ordenación del litoral.

PARTICIPACION CIUDADANA

La nueva Ley articulará mecanismos de participación y consulta en la gestión de la franja costera involucrando tanto a las administraciones más próximas como al tejido económico y territorial.

Se prevé la creación del Consejo a rector del Plan de Ordenación del Litoral y de los consejos rectores del Plan de Uso del Litoral y las Playas. Se trataría de órganos colegiados, con participación pública y privada, sin personalidad jurídica propia.


No hay comentarios

Añade el tuyo