Quantcast

Patin a Vela

Segunda etapa: Alicante- L’Alfàs del Pi (Altea)

La travesía patinista por el litoral valenciano alcanza Altea

Los navegantes destinan algo más de 6 horas en recorrer 30 millas

Benidorm-vista-desde-el-patín-a-vela-bis

El 'skyline' de Benidorm visto desde el patín a vela de uno de los expedicionarios que realiza la travesía por el litoral de la Comunidad Valenciana.

(1-8-2023). Los nueve navegantes que realizan la travesía por el litoral de la Comunidad Valenciana en patín a vela alcanzaron ayer la playa de L’Alfàs del Pi, colindante con el municipio de Altea, tras navegar cerca de siete horas y recorrer 30,12 millas (unos 48 kilómetros). Para hoy se han propuesto alcanzar Denia.

La jornada de ayer se dividió en dos tramos. El primero desde Alicante hasta Vilajoiosa y el segundo, desde Vilajoiosa hasta L’Alfàs del Pi, municipio colindante con Altea.

David Gràcia que, como en la expedición Cadaqués Nord enllà del año pasado ejerció de ‘guía’ de la misma, en esta por el litoral de la Comunidad Valenciana vuelve a ser quien lleva todos los datos y ejerce de coordinador náutico de la expedición. El patinista del Club Vela Sant Antoni declaraba ayer a CMDsport que habían recorrido unas 30 millas y lo ejemplificaba remitiendo el gráfico de Wikiloc de la ruta realizada. El patrón del ‘Senglar’, explicó que salieron de Alicante con un viento de través que a menudo era por la aleta, muy suave, de unos 4-5 nudos, en dirección a Vilajoiosa. En aquel tramo emplearon unas cuatro horas en alcanzar la playa.

CUATRO HORAS HASTA VILAJOIOSA

Los nueve patinistas navegaron en conserva sin distanciarse en exceso. Tras alcanzar las playas de Vilajoiosa, comieron en un chiringuito y estuvieron debatiendo si decidían quedarse allí o proseguir ruta.

Tras cuatro horas de navegación desde Alicante, los expedicionarios hicieron un alto en la singladura en un chiringuito de una de las playas de Vilajoiosa para comer.

Paulatinamente, el viento fue ganando cierta fuerza y aquello les hizo coincidir en la idoneidad de aprovechar el buen viento y proseguir. La mayoría optó por fijarse como horizonte ir más allá de Benidorm. La masificación de aquella localidad fue determinante para tomar la decisión de dejarla atrás.

A medida que iban distanciándose de las playas de Vilajoiosa el viento fue creciendo en intensidad. En su periplo hacia el norte, sobrepasaron Benidorm y David Gracia admitía que la imagen del skyline de Benidorm divisado desde el mar “tiene su atractivo por los altos edificios que se ven”.

NAVEGANDO ENTRE BENIDORM Y LA ISLA DE LOS PERIODISTAS

Sin embargo, les gustó más ver desde sus respectivas embarcaciones la isla de Benidorm (también conocida como la ‘isla de los Periodistas’, a raíz del apadrinamiento que éstos hicieron de este islote en los años 60 cuando el despertar turístico de Benidorm) o conocida también como la ‘cuchillada de Roldán’ e, incluso, como la ‘isla de los pavos’ por ser hace muchos años una colonia de este tipo de aves. Esa isla se encuentra a unas dos millas mar adentro de la costa de Benidorm.

Uno de los expedicionarios navegando por los aledaños de la Isla de Benidorm, también conocida como isla de los periodistas, o isla de los pavos o la ‘cuchillada del Roldán’.

Precisamente, a instancias de David Gracia, los patinistas optaron por ir tan mar adentro y pasar cerca de dicha isla de 7 hectáreas de superficie y una longitud cercana a los 400 metros, para evitar los efectos de la Sierra Gelada, cuyos altísimos acantilados habitualmente generan rebufos del viento o zonas de encalmada.

DOS HORAS DE DISFRUTE HASTA ALTEA

Según ha explicado David Gracia, el tramo desde dicha isla de Benidorm hasta la playa de Alfàs del Pi (al lado de Altea) fue “una gozada”. Según ha relatado, “el viento nos subió a unos 8-9 nudos nos venía por la aleta y estuvimos navegando con buena velocidad”.

Tras unas dos horas de navegación desde Vilajoiosa,  los navegantes llegaron a la playa de Alfàs del Pí, municipio colindante con Altea. Allí los nueve patinistas desmontaron sus embarcaciones para que éstas ‘durmieran’ aquella noche en aquel paraje.

Los patines de la travesía por el litoral valenciano en la playa e Alfàs del Pi. A la izquierda de la imagen, se vé como el patín más rezagado se dirige hacia la playa.

Los patinistas han dormido esta noche pasada en un pequeño hotel de Altea.

En principio, el objetivo propuesto para la tercera etapa que recorrerán hoy ha sido fijado en Denia.


No hay comentarios

Añade el tuyo