Patin a Vela

La nueva generación de patinistas adquiere vigor y proyección

Los delfines del patín a vela senior

Arturo_Barange, Jordi_Dalmau, Jan_Esteba, Nina_Esteba, Jan_Mateos, Pepe_Sanchez_Runde_Gavalda-bis

PATINISTAS DE LA GENERACION ‘Z’. Los seis patrones que figuran en la imagen superior corresponden a la llamada ‘generación Z’, es decir, todos ellos nacieron entre los años 1996 y el 2010. De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Arturo Barangé (nacido el 24 de mayo de 2001); Jordi Dalmau (nacido el 27 de junio de 2002); Nina Esteba (nacida el 7 de marzo de 2000); Jan Esteba (nacido el 16 de junio de 2002); Jan Mateos (nacido el 9 de enero de 2002); y Pepe Sánchez Runde Gavaldá (nacido el 29 de abril de 1998).

(10-10-2018). Pese a su juventud, los seis patinistas sénior que protagonizan esta historia constituyen, en cierto modo, el futuro de la clase patín a vela. Todavía han escrito pocas ‘páginas’ pero algunos de ellos ya cuentan con alguna bastante gloriosa. Para todos ellos, lo vivido hasta ahora en el patín a vela sénior es sólo la continuación de su anterior etapa como patinistas juniors. También es el inicio de una historia que esperamos que sea muy larga. Tal vez sus experiencias generen la entrada de más savia nueva y joven en la clase.

La mayoría de ellos son todavía ‘teenagers’ pero ya han demostrado, en tierra y en el mar, que su carácter está marcado por la tenacidad, el afán de superación, la humildad y una entusiasta predilección por el patín a vela. Son los delfines actuales de nuestra clase, los nuevos patinistas senior, los regatistas ‘relevo-generacional’ que llegan con fuerza e ilusión y que ‘rejuvenecen’ la elevada edad promedio de los patrones de patín a vela senior. Tras su paso por el patín junior, afrontaron el salto al senior con muchas ganas y con una cierta inquietud a raíz de desconocer si serían capaces de adaptarse físicamente a la nueva embarcación y si lo aprendido en el junior les habría dotado de suficientes conocimientos para ser competitivos en una clase en la que algunos de sus patrones les llevan décadas de ventaja experiencial.

Hemos consultado a seis de ellos. En sus casas, cuentan ya con una vitrina que expone numerosos trofeos conquistados con el patín junior pero que cada vez va cobijando más trofeos de su flamante etapa como patinistas sénior.  Algunos han ganado ya campeonatos de España de segunda categoría, o el Campeonato de Cataluña de dicha categoría, amén de haber sido vencedores del campeonato de España en categoría femenina; otros han ganado la Copa Catalana… De los seis, tres de ellos son ya patinistas de primera categoría, otro estuvo a punto de ganarse el pase el pasado año; otro más va a debutar el próximo fin de semana en patín a vela sénior con motivo de la Copa Catalana; y otro ya ha anunciado que ha optado por hacer el salto a la competición en sénior el próximo año. 

NINA ESTEBA / 18 AÑOS. La patrona del ‘Twinns’ ( a la izquierda de la imagen) siempre ha reconocido a Anna Pujol como uno de sus referentes principales en la clase. Tras vencer en el campeonato de España del año pasado en la modalidad femenina, en el de este año, Nina volvió a revalidar dicho título tras imponerse a su admirada Pujol. La presidenta de la Adipav, Anna Pujol, también ha reconocido en algunas ocasiones su admiración por Nina, así como su satisfacción por la trayectoria de la joven regatista del Club Nautic Tamariu.

Arturo Barangé, del Club Marítimo El Prat; Jordi Dalmau, del Club Marítimo Torredembarra; los hermanos Nina Esteba y Jan Esteba, ambos del Club Náutic Tamariu; Jan Mateos, del Club Marítimo El Prat; y Pepe Sánchez Runde Gavaldá, del Club Patí Vela Barcelona son seis ejemplos de patinistas junior que han decidido apostar por el patín a vela sénior. Hemos hablado con ellos para conocer cómo se sienten en su nueva etapa regatista, cuál fue el aspecto del cambio de embarcación que más les costó, y cómo les acogió la  clase, entre otras cuestiones.

A continuación, se exponen sus opiniones.

¿Navegaste en patín a vela junior?

Arturo Barangé: Sí, empecé a los 12 años y terminé con quince.

Jordi Dalmau: Empecé con patín a vela junior a los 10 años y acabé de navegar en él, a los 14.

La primera regata la hice en patín junior con 11 años en el Club Natacion Badalona

Nina Esteba:  Empecé con nueve años haciendo cursillos en el Club de Vela Sant Antoni. La primera regata la hice con 11 años (2011) en el Club Natación Badalona. Mi último año con el junior (2015) lo compaginé con el sénior.

Jan Esteba: Sí, empecé en 2013 y terminé en 2015.

Jan Mateos: Empecé con el junior a los 8-9 años (en 2010) y he navegado en él hasta este 2018.

Pepe Sánchez Runde Gavaldá: Navegué en patín  a vela junior desde los 12 años hasta los 17-18. 

JORDI DALMAU / 16 AÑOS. El regatista del Club Marítimo Torredembarra debuta este año en primera categoría y, asimismo, este año también ha sido designado por sus compañeros de club como capitán de la flota Patinista. La ‘revelación del club’ como le definen sus compañeros patinistas de Torredembarra ejerce de monitor en la entidad y hay quienes le auguran un brillante futuro en la clase.

¿En qué año o a qué edad empezaste a hacer regatas en patín a vela sénior?

Arturo Barangé: Estaba previsto que empezara este 2018 pero, finalmente, por temas personales, no podré empezar hasta el próximo 2019.

Jordi Dalmau: Empecé después de dejar el patín junior, es decir, a los 14 años (2016).

Nina Esteba: Como apuntaba antes, empecé a regatear en sénior mientras terminaba mi etapa de junior, en el año 2015. En el año 2016 ya me centré completamente en el sénior.

Mi primera regata en sénior fue una Guido Depoorter. Tenia 13 años

Jan Esteba. Mi primera regata con sénior la hice con motivo del Trofeo Guido Depoorter en 2015. Tenía 13 años.

Jan Mateos: Esta Copa Catalana 2018 será mi primera regata en patín a vela sénior.

Pepe Sánchez Runde Gavaldá : Empecé a competir en sénior a los 17 años.

¿Te ha costado (o te está costando adaptarte al sénior?

Arturo Barangé : Reconozco que al principio me costó. Sin embargo, poco a poco, voy mejorando.

Jordi Dalmau: La verdad es no no me ha costado demasiado.

Nina Esteba: No me ha costado porque venía del junior y el funcionamiento de las regatas es el mismo lo cual me permitió llegar al sénior con cierta experiencia. Por otro lado, en los inicios, nunca me sentí fuera de lugar ni perdida con el sénior.

Jan Esteba. No. El sénior es más fácil de trimar que un junior… y más rápido!

A los que nos gusta regatear, el sénior es mucho más divertido que el junior

Jan Mateos: La verdad es que, aunque todavía no he disputado ninguna regata en sénior, en los entrenamientos que he hecho hasta ahora siento que me he acostumbrado bastante rápido a la embarcación. Sí es cierto, de todos modos, que hay una gran diferencia entre el junior y el senior (además de las dimensiones) y ésta es que los cambios se notan con un buen trimaje de la embarcación.

Pepe Sánchez Runde Gavaldá: En general, no me ha costado, ya que el funcionamiento del sénior es el mismo que el del junior. De todos modos, el nivel de las regatas es exponencialmente más alto, hay mucha más competitividad y mayor número de participantes. Por tanto, a los que nos gusta regatear, el sénior es mucho más divertido que el junior.

¿Qué ha sido (o es) lo más difícil de tu adaptación al sénior?

Arturo Barangé: Las maniobras porque son mucho más lentas que con el patín  a vela junior.

Jordi Dalmau: Lo que más me costó fue adaptarme a aguantar el barco con vientos bastante fuertes.

Nina Esteba: Lo más difícil fue dejar atrás a todos los amigos que no quisieron pasar al sénior, sino quedarse en el junior o cambiar de clase.

Jan Esteba: La fuerza muscular al principio: o no conseguía aguantar el barco o acababa ‘muerto’.

Pepe Sánchez Runde Gavaldá: Lo que más me cuesta es navegar con viento fuerte, ya que al pesar menos de 70 kilos, tengo más dificultades para realizar ceñidas perfectas pues me cuesta mantener el patín plano. A pesar de ello, cuando no hay vientos fuertes, las regatas dependen más de la técnica que del peso y gracias a la técnica aprendida con el junior navego mucho mejor.  

¿Crees que el patín a vela sénior es un barco demasiado exigente físicamente para las edades comprendidas entre 16 y 18 años?

Arturo Barangé: No. Creo que es la edad perfecta porque somos más ágiles, aunque cuando hace viento cuesta bastante aguantar el barco plano.

Jordi Dalmau: No, en absoluto. Creo que es mejor que el paso se realice en ese periodo de edades, ya que los regatistas jóvenes somos más ágiles y podemos obtener las estrategias necesarias y adecuadas para dominar mejor la embarcación. De todos modos, también creo que la adquisición de esas técnicas se consigue con los años y con la práctica. Es por eso que, cuanto antes se empiece, mejor.

El peso no es excusa. Si Anna Pujol o Jordi Viladot pueden aguantar el barco con viento, todo el mundo puede

Nina Esteba: Desde el primer día, mi padre me dijo que si trimaba bien la vela siempre iría bien, soplasen 5 o 15 nudos. Y la verdad es que tenía toda la razón. A mi no me vale la excusa que pone mucha gente cuando dicen que pesan poco. Siempre les pongo el ejemplo de Anna Pujol o de Jordi Vilador. Si ellos pueden aguantar el barco con su peso, todo el mundo puede.

Jan Esteba: No, no es demasiado exigente, siempre y cuando sepas trimar bien el barco. El caso de Anna Pujol, que pesa muy poco, es el mejor ejemplo de ello.

Jan Mateos: Sí que es un barco exigente según la edad que se tenga. No obstante, gracias a unos buenos entrenamientos y a un buen trimaje de la vela ese problema se puede solucionar. 

Pepe Sánchez Runde Gavaldá: El patín, entre otras cosas, depende del peso y, por un lado, es exigente y por el otro lado, lo es mucho menos que para el resto de navegantes. Los días que sopla viento fuerte es exigente físicamente para los patrones que pesamos poco pero los días que no hace demasiado viento tenemos ventaja los que pesamos menos. Con todo, los resultados no dependen únicamente del peso, sino que los conocimientos en regata también tienen mucha relevancia.

JAN ESTEBA / 16 AÑOS. El patinista del Club Náutico Tamariu, que este año ha debutado como patrón de primera categoría, el año pasado subió al cajón más alto del podio de segunda categoría hasta tres veces: en el Campeonato de España, en la Copa de España y en la Intl Adipav Cup. Asimismo, fue subcampeón en el Campeonato de Bélgica de segunda categoría y en el Campeonato de Cataluña, también de segunda, y cosechó un tercer puesto en la Copa Catalana.

¿Como te recibieron (o te han recibido) los patinistas sénior cuando empezaste a regatear con el patín a vela sénior?

Arturo Barangé: Como todavía no he empezado a competir en sénior, desconozco qué acogida me dispensarán.

Jordi Dalmau: Me recibieron muy bien y me sentí muy acogido desde el principio; empezando por los patinistas de mi Club (el Martímo de Torredemabarra) y, luego, por los regatistas de los otros clubes. Además, este 2018 en mi club han vuelto a designar a un jefe de flota y me eligieron a mi para serlo.

Nina Esteba: La gran mayoría me recibieron con alegría. No obstante, tuve tuve algún problema para hacerme respetar en el campo de regatas por parte de alguna persona puntualmente, pero, en general, la acogida fue muy buena. Pienso que aunque, a veces, haya gente nueva que no me conoce y cree que puede saltarse las normas con los pequeños de la flota, ese es un hecho que no es demsaido habitual.

Jan Esteba: Me recibieron con alegría y animándome a que fuera ganando nivel en la flota y así poder demostrar lo que sabía hacer. También quiero decir que, entramos en el senior con mi hermana, Nina, y al ser hermanos, todos nos acogieron muy bien.

La Copa Catalana de este 2018 será mi primera regata en sénior

Jan Mateos: La Copa Catalana de este 2018 será mi primera regata en sénior. Pero supongo que me recibirán bien. No en vano, todos los jóvenes que estamos entrando ahora somos el futuro de esta embarcación.

Pepe Sánchez Runde Gavaldá: Los patinistas sénior me han recibido bastante bien ya que muchos ya me conocían por mi padre que lleva muchos años navegando en patín a vela sénior. Por otro lado, algunos patinistas sénior habían oído hablar de mis resultados navegando en junior y había suscitado ciertas expectativas.

¿Navegas en primera o segunda categoría?

Arturo Barangé: Cuando empiece el año que viene, navegaré como segunda categoría.

Jordi Dalmau: Este es mi primer año como patinista de primera categoría.

Nina Esteba: Estoy en primera categoría. Gané el Campeonato de Cataluña del año 2016 en Calafell. Por tanto, desde el año 2017 navego como primera categoría.

Jan Esteba: Este es mi primer año como patinista sénior de primera. 

Pepe Sánchez Runde Gavaldá: Navego como patinista de segunda categoría.

PEPE SÁNCHEZ RUNDE GAVALDÀ/ 20 AÑOS. El año pasado ganó la Copa Catalana de segunda categoría. En la segunda manga de dicha regata consiguió, incluso, la victoria absoluta. Este regatista, formado en el Club Marítimo Altafulla, quedó cuarto en el campeonato de Cataluña de segunda categoría este 2018. Sánchez Runde Gavaldà se muestra comedido y tranquilo en cuanto a su salto a primera categoría. Por dos veces ha estado a punto de lograrlo. De todos modos, ese paso no tardará mucho en producirse. Este 2018 venció en el Trofeu La Mercè de segunda categoría quedando cuarto de la general absoluta y dejando tras de sí a bastantes primeras.

¿Participarás en la Copa Catalana del próximo fin de semana en el Club Patí Vela Barcelona?

Arturo Barangé: Por motivos personales no podré participar.

Jordi Dalmau:

Nina Esteba: Y tanto que participaré!

Jan Esteba:

Jan Mateos: Sí, será mi debut oficial en las regatas de patín a vela sénior.

Pepe Sánchez Runde Gavaldá:

Pasar del junior al sénior es como pasar de un kart a un Fórmula-1

¿Qué objetivos te has marcado para esta Copa Catalana 2018?

Jordi Dalmau: Perfeccionar alguna nueva técnica y, sobretodo disfrutar de la navegación, así como enriquecer cada vez más mis conocimientos.

Nina Esteba: Desgraciadamente, desde que he empezado la Universidad no he podido navegar apenas. Es por eso que acudo bastante tranquila y sin presión. La verdad es que nunca me pongo objetivos hasta que hago la primera manga y veo cómo pinta la regata.

Jan ESteba: Tengo que ver la relación de inscritos. Una vez lo sepa podré ponerme el reto… Pero quedar entre los 10 primeros siempre está bien…

Jan Mateos: Mis objetivos para esta Copa Catalana 2018 son: salir a disfrutar de cada manga y empezar a pillarle el ‘truco’ a las regatas sénior.

Pepe Sánchez Runde Gavaldá: Tratar de ser lo más regular haciendo muy buenos papeles con poco viento, aunque le daré más importancia a las posiciones que consiga en las mangas con viento fuerte.

JAN MATEOS / 16 AÑOS. El campeón de la Copa de Europa 2018 de patín a vela junior, conquistada en Bélgica, ha ‘estirado’ su etapa en el junior hasta los 16 años. Pese a dudar inicialmente sobre con qué tipo de embarcación seguir su trayectoria velistica (había valorado pasarse al láser), el regatista del Club Marítimo El Prat decidió finalmente apostar por el patín senior y su primera regata en la clase será la Copa Catalana 2018 que se celebrará este fin de semana.

¿Recomendarías a los patinistas junior que cuando acaben esa etapa pasen al sénior?

Arturo Barangé: Sí, porque es una embarcación muy distinta del patín a vela junior y que requiere más esfuerzo.

Jordi Dalmau: Por mi propia experiencia, sí que lo recomendaría porque creo que con el sénior puedes disfrutar mucho más y se siente una mayor sensación de libertad. Además, hay más flota que de patines junior y más ambiente. También ganas más dinamismo y más velocidad. Por otro lado, como también soy monitor de vela en el Club Marítim Torredembarra, a los alumnos que tengo en verano siempre les animo a que se apunten al equipo de regatas junior y que, después, pasen a sénior. Creo que esa es una gran experiencia en el mundo del mar.

La experiencia que se adquiere con el junior resulta muy valiosa para las regatas en sénior

Nina Esteba: Yo sólo quiero decir que si les gusta el patín, no le den más vueltas y lo prueben. Que dejen a un lado los miedos de si podrán aguantar el sénior o que si el nivel es mucho más alto que en el junior. Estoy segurísima de que todos ellos (los junior) lo harían mejor de lo que creen. Al fin y al cabo, la experiencia que tienen con el junior resulta muy valiosa para las regatas de sénior.

Jan Esteba: Sí que se lo recomendaría porque el sénior es como el junior pero mucho más rápido y divertido

Jan Mateos: Al principio, no tenía muy claro lo de pasar al sénior. Sin embargo, a la que entrenas un poco ves que es un barco súper rápido y entretenido. Si el junior te gusta, recomendaría al cien por cien pasar al sénior. Es como pasar de un kart a un Fórmula-1.

Pepe Sánchez Runde Gavaldá: El patín a vela sénior es la mejor embarcación que he conocido por las características únicas que tiene. Para aquellos que piensen que no hay suficiente competitividad, les puedo asegurar que muchos de los regatistas llevan muchos años navegando en patín y tienen muchísima experiencia. Tener el placer de competir con ellos es algo único. Dudo que en otras clases de embarcación haya tantas personas como los patinistas que lleven tantos años navegando en una misma clase.

 


No hay comentarios

Añade el tuyo