Patin a Vela

Los efectos del huracán convertido en tormenta tropical

Los temporales derivados del ‘Leslie’ se ‘ceban’ en los clubes de El Prat y Palomares

Galería de imágenes de los barcos ‘revueltos’

Temporal-Club-Pati-Catala-Palomares-octubre-2018-2-ok-copy-ok-bis

El Club Pati Catalá Palomares ha sido la entidad en la que el temporal de este fin de semana ha causado más estragos.

(15-10-2018). Las numerosas informaciones sobre la llegada de la ‘cola’ del huracán Leslie habían sembrado la inquietud entre numerosos clubes náuticos y navegantes. Tras los temporales vividos durante el fin de semana en todo el litoral, sólo hubo percances en el Club Marítimo El Prat y en el Club Patí Català Palomares.

No fueron pocos los que se inquietaron al pensar que la ‘cola’ del huracán Leslie podría provocar destrozos como los vividos el pasado 29 de abril en el Club Náutico Cabrera de Mar, coincidiendo con la celebración del Campeonato de Cataluña, en el que se produjeron agujeros y roturas de mástiles .

Pasados los temporales que asolaron la costa durante el pasado fin de semana y, en especial, durante la tarde de ayer en el litoral catalán, éstos apenas causaron daños materiales y no produjeron desgracias personales, según han informado a CMDsport numerosos responsables de clubes del litoral, así como patinistas.

Pese a lo espectacular de la imagen, en el Club Marítimo El Prat no se han registrado daños, y su máximo responsable, Carlos García Motta, ha reconocido haber tenido, “en cierto modo, suerte porque la mayoría de nuestros patines estaban fuera del Club tomando parte en la Copa Catalana y, por tanto, no sufrieron los efectos del temporal”.

BARCOS ‘REVUELTOS’ EN EL PRAT Y EN PALOMARES

Donde la situación si pareció revestir cierta complejidad fue en el El Club Marítimo El Prat. Según ha informado su máximo responsable, Carlos García Motta, “hubo barcos volcados pero, gracias a que la mayoría de nuestros patines (sénior y junior) estaban en Barcelona a causa de la Copa Catalana, apenas se produjeron problemas entre este tipo de embarcaciones”.

En el Club Pati Catalá Palomares, el temporal hizo volar, como mínimo, un patín.

En el Club Pati Català Palomares se han producido algunos daños a raíz de salir volando algunos patines debido al ‘efecto vela’ de su funda y que se ha precipitado sobre las embarcaciones vecinas. Los daños concretos han sido un mástil roto, otro torcido y la cruceta de otro palo rota.

El varadero patinista de la Playa de Sant Salvador (El Vendrell) se vio ‘inundado’ por la vegetación arrastrada por la riera situada al norte de dicha playa

Por otro lado, en el varadero de la playa de Sant Salvador (El Vendrell -Tarragona-), aunque “sólo ha habido pequeños golpes entre patines, no se han producido daños, aunque toda la playa ha quedado ‘inundada’ por numerosa vegetación muerta y deshechos que arrastró la riera situada al norte de dicha playa hacia el mar y que, posteriormente, éste acabó acumulando en la arena de la playa.

LA IMPORTANCIA DE ATAR LOS BARCOS Y BAJAR MASTILES

A raíz de los sucesos acaecidos tanto en El Prat como en Palomares, han sido varios los navegantes que han subrayado la necesidad de atar las embarcaciones a pesos muertos anclados en la arena y que  sirvan para evitar que los barcos puedan elevarse por el referido ‘efecto vela’ de sus respectivas fundas.

Cabe recordar que en los desgraciados hechos acaecidos durante abril pasado en el Club Nautico de Cabrera de Mar, los barcos estaban sueltos y eso fue lo que propició que algunos barcos ‘salieran volando’ y fueran a estrellarse contra otros causando los estropicios que se generaron.

Otra medida conveniente a adoptar en caso de anuncio de fuerte temporal es bajar los mástiles de las embarcaciones, además de quitarles la funda. Ello evitará numerosas roturas de mástiles y posibles agujeros.  En ese sentido, el reconocido patinista y ex-campeón de España, Ramón Felipe de Montagut, ha explicado, en relación al Club Marítim Altafulla, que “tras conocerse el anuncio de la inminencia del temporal, procedimos a revisar los muertos -anclajes- situados en la arena para atar los barcos, algunos bajamos los mástiles, si bien, el viento no llegó a los 40 nudos anunciados, aunque la lluvia sí fue muy copiosa llegándose a los 80 litros por metro cuadrado”.

‘SIN NOVEDAD’ EN LA MAYORIA DE CLUBES

Desde otros clubes, tanto responsables de los mismos como patinistas han informado de que no se habían producido daños materiales ni personales y que lo único que había sucedido era que “las olas del mar se habían comido parte de playa pero nada más”.

En el Club Náutico Sitges, donde los barcos están atados (tanto los que descansan sobre la arena, como los que reposan sobre las ‘camas’) no hubo percance alguno y lo único que ha sucedido es que, momentáneamente, la playa del varadero se ha reducido.

Ese ha sido el caso de entidades como El Club Marítimo Altafulla, Club Marítimo Torredembarra, Club Pati Vela Calafell, Club Náutico-Tenis Calafell, Club Marítimo Cubelles, Club Náutico Sitges, Club Natación Barcelona, Club Patí vela Barcelona, Club Náutico El Masnou, Club Náutic Sant Pol de Mar, y Club Vela Sant Antoni.

Tampoco se han registrado incidentes en lel puerto andaluz del CAND de Chipiona, según ha informado Angel Miranda, así como en las instalaciones portuarias del centro de alto rendimiento del Bisc, ubicado en el Forum de Barcelona. Tampoco los ha habido en la entidad andaluza del Club Vela Matalascañas. 

En el Club Vela Sant Antoni las olas ‘robaron’ parte de playa al varedero dejando algunos patines con las proas ‘suspendidas’.


No hay comentarios

Añade el tuyo