Patin a Vela

El patrón del Club de Mar Sitges gana las tres mangas

Paseo triunfal de Xavi Roca en Torredembarra

El local Jordi Dalmau debuta en primera subiendo al podio

Jordi_Dalmau,-Xavi_Roca-y-Jose_Aznar-bis

Xavi Roca subió a lo alto del podio del Trofeo Semana Santa del Club Marítimo Torredembarra, quedando flanqueado por el segundo clasificado, José Aznar ( a la derecha de la imagen) y el debutante de primera, Jordi Dalmau, en tercera posición (a la izquierda).

(4-4-2018). Tres de tres. Nadie pudo con Xavi Roca que venció en todas las pruebas del Trofeo Semana Santa disputado en el Club Marítim Torrdembarra celebrado el 30, 31 de marzo y el primero de abril.

El patrón del Club de Mar Sitges, Xavi Roca partía como favorito. No en vano, el regatista ya lo había conquistado en cinco ediciones anteriores (2011, 2013,2014, 2015 y 2017; en 2016 quedó segundo).

Este trofeo Semana Santa organizado por el Club Marítim Torredembarra era de nivel 2, es decir, puntuable para el circuito Adipav 2018.

De los nueve inscritos, siete de ellos fueron de primera categoría, mientras que los dos restantes eran de segunda (los dos patrones locales Eva Pellissé y Juan Torres).

Las malas previsiones meteorológicas propiciaron la discreta convocatoria. Ya en la primera jornada se sabía que la del día siguiente sería imposible navegar pues se anunciaban vientos de mistral de más de 60 kilómetros por hora en todo el litoral catalán.

XAVI ROCA, REY DE VENTARRONES

La primera manga se disputó el viernes 30 de marzo. Acudieron a la línea de salida los nueve inscritos. Soplaba un mistral de 18 nudos con rachas de 22. Toda la flota salió amurada a estribor por el lado de la barca del comité. El grueso de la flota tomó el bordo de mar mientras que el local y debutante de primera, Jordi Dalmau, viraba en dirección a tierra. Xavi Roca viraría poco después imitando a Dalmau. El resto de patrones prolongaría el bordo de tierra pero progresivamente iría virando hacia tierra. El último en virar fue Jordi Maré.

El primero en pasar la boya de la primera ceñida fue Roca que lo hizo destacado. Tras él, lo haría Jordi Maré, también con una cómoda distancia sobre el tercer clasificado que fue Jordi Dalmau que llevaba su vieja vela sin apenas relingar y que parecía un ‘Jenaker’ con la bolsa que le hacía porque, según diría después, “no me gusta llevar la vela relingada y las arrugas no me molestan”.

A mitad del primer largo, ya se apreció que Xavi Roca no veía la boya de trasluchada pues se fue notablemente hacia barlovento. Maré iba tan ‘perdido’ como Roca pero, intuyendo que ambos iban a un rumbo demasiado orzado, intentó abrirse para caer más a sotavento.

ESTRENO DESGRACIADO

Y, Efectivamente, la boya estaba mas a sotavento. Maré acababa de constatarlo cuando hizo una clavada en la que ‘zambulló’ el patín hasta casi la tercera bancada y el patrón salió catapultado hacia los obenques. La ‘pirueta’ acabó en volcada.

Mientras Maré levantaba el barco, le fueron pasando todos los rivales y tras aderezarlo descubrió un desgarro en el quinto paño de su flamante vela Master Sails (la estrenaba aquel día) que le obligó a retirarse.

Siguiendo con la prueba, Xavi Roca volteó primero la primera vuelta al triángulo seguido por Jordi Dalmau, en segunda posición, Oriol Puig en tercera y José Aznar en cuarta.

El pase de la segunda ceñida fue en ese mismo orden, si bien Aznar, beneficiándose de una rolada, logró superar a Puig.

La línea de llegada se situó al final de la empopada. Roca ganó con una más que cómoda ventaja, mientras que Dalmau entraba segundo, Aznar tercero, y Puig cuarto. En ese sentido, sólo culminaron la prueba cuatro de los nueve patinistas que habían tomado la salida.

DOMINGO CON DOS PRUEBAS

En la reunión de patrones de la tercera jornada (domingo 1 de abril) éstos acordaron con el comité disputar dos pruebas y recuperar así la que no se pudo celebrar en la segunda jornada.

A dos minutos del toque de salida de la primera manga del día (y segunda del Trofeo) el viento de poniente de unos 8-10 nudos roló levemente hacia mar, lo cual propició que varios barcos (Roca, Puig, Aznar y Maré) salieran amurados a babor por el lado de la boya.

Todos ellos tomaron el bordo de tierra y paulatinamente, los que habían salido por el barco del comité les fueron siguiendo. Por su parte, Puig viéndose en posición desfavorable con un contrincante, viró mar adentro.

De nuevo, Roca fue el primero en voltear la boya de la primera ceñida. Le siguió José Aznar y, a continuación muy juntos, Jesús Selma y Jordi Maré. Por detrás suyo pasaron Jordi Dalmau, Vicenç Cespedes y Oriol Puig. En la boya de trasluchada, Xavi Roca aumentó algo su supremacía y Pepe Aznar siguió manteniendo su holgada segunda plaza. Maré paso tercero y por detrás suyo pasaron Selma, Dalmau, Cespedes y Puig.

En el segundo largo, muy abierto, Roca y Aznar se mantuvieron en cabeza, mientras que Selma que optó por hacer rumbo directo, superó a Maré y se escapó del acoso de éste y de Dalmau que realizaron aquel rumbo alternado trasluchadas. Por su parte, Puig superaba a Cespedes y recortó distancias con Maré y Dalmau.

La segunda ceñida se inició con Roca en cabeza destacado, seguido por Aznar, Selma, Dalmau, Maré y Puig.

Todos optaron por el bordo de tierra, excepto Dalmau que, sotaventado por Maré, optó por virar hacia mar adentro.

El pase de la segunda ceñida volvería a ser encabezado por Roca. Le siguieron Aznar y a distancia, Selma, Maré, Dalmau y Puig.

Durante la popa, al final de la cual el

Comité montó la linea de llegada, apenas se produjeron cambios de posiciones, excepto Puig que logró superar en el último tramo de la popa a Dalmau y entrar quinto concluyendo una segunda manga con gran capacidad de recuperación.

ÚLTIMA MANGA

Tras dos primeros, Xavi Roca afrontaba la tercera manga con serias opciones de revalidar el triunfo de la edición de año anterior. En el resto de plazas del podio había algo de más emoción puesto que la diferencia de puntos entre el segundo clasificado, en aquel momento, José Aznar y el tercero, Jordi Dalmau era de apenas 3 puntos (5 para Aznar y 8 para Dalmau). Los tres patrones, sin embargo, sabían que no podían pinchar pues el trofeo Semana Santa, con tres mangas, no admitía el descarte del peor resultado.

La manga se inició con algo más de viento que la anterior, situándose en unos 12 nudos de garbí, con alguna racha de 13-14 nudos.

Toda la flota salió amurada a estribor por el lado del barco del comité. Xavi Roca prefirió no meterse en las primeras plazas de la línea para garantizarse la opción de ser el primero en poder virar para tomar el bordo de tierra.

Tras la salida, Roca logró su propósito y, paulatinamente, fueron virando también hacia tierra Jesus Selma, Jordi Maré, Vicenç Cespedes y los segundas, Eva Pellissé y Juan Torres. Los últimes en virar fueron Jordi Dalmau, Oriol Puig y José Aznar.

Xavi Roca llegó justo a la layline y viró mar adentro en pos de la boya de ceñida. Maré prolongó algo más, esperando la virada de Jesús Selma que, aunque notablemente más a sotavento, le llevaba algo de ventaja. Tras ver que Selma no viraba (luego aquel reconocería que no veía la boya), Maré viró mar adentro hacia la boya de ceñida. Antes de cruzarse con José Aznar, éste optó por virarle a sotavento. La subida a boya de Aznar, sin embargo era muy ajustada y Maré le fue ganado terreno y acercándose, asimismo, a Xavi Roca que también subía ciñendo a rabiar para poder superar la boya sin necesidad de repicón.

Roca paso el primero y Maré, segundo, pisándole los talones. Ambos se escaparon del resto de la flota en el primer largo. Tercero marchaba Aznar.

Tras la trasluchada, Roca se distanció de Maré y ambos mantuvieron sus posiciones hasta culminar la primera vuelta al triángulo.

Roca y Maré iniciaron la segunda ceñida tomando el bordo de tierra. Aznar les siguió a cierta distancia pero cuando vio que sus rivales a popa, sobretodo Jordi Dalmau, viraban hacia mar adentro, decidió virar también para marcarles.

Aunque con notoria ventaja, Roca también optó por mantenerse conservador y viró mar adentro para marcar a sus rivales más directos en el podio.

Maré, en cambio, decidió prolongar el bordo por tierra, confiando que aquella bordada hacia mar adentro del resto de la flota le beneficiara. Tras llegar a la layline viró en busca de la boya de la segunda ceñida.

El cruce con Roca fue favorable para éste, si bien el resto de flota no acortaron distancias en relación a Maré.

El pase de la segunda ceñida fue igual que en la primera.

TRIPLETE DE ROCA

Los regatistas enfilaron la popa sabiendo que al final de la misma estaba la línea de llegada. Roca culminó su triplete. Maré fue segundo. Aznar, tercero. Cuarto Selma y quinto entró Dalmau.

Al final, la general quedó con Xavi Roca al frente, con tres puntos; segundo fue Aznar, con ocho; y tercero fue Jordi Dalmau, con trece puntos. El debut en primera para Dalmau fue redondo: primera regata del año y primer podio.


No hay comentarios

Añade el tuyo