Quantcast

Patin a Vela

Primera etapa: Guardamar del Segura -Alicante

Patines a vela navegando el río Segura para alcanzar el mar

patines-a-vela-en-la-desembocadura-del-río-Segura-1-bis

Cinco de los nueve patines a vela que participan en la travesía del litoral valenciano en la desembocadura del río Segura, conocida como la Gola del Segura.

(31-7-2023). La primera etapa realizada ayer domingo por los nueve navegantes que realizan la travesía por el litoral valenciano en patín a vela, les llevó a cubrir la distancia entre Guardamar del Segura y Alicante. Todos los expedicionarios se sintieron contentos y satisfechos en el debut de su singladura .

Los nueve patinistas emprendieron ayer su ruta por el litoral valenciano partiendo de la llamada Gola del Segura, enclave donde desemboca el río Segura, situada en el municipio de Guardamar de Segura. La noche anterior, los patines habían ‘dormido’ en la Escuela de Vela Nautilus ubicada en dicha desembocadura.

El arranque de etapa conllevó navegar un trecho por el río Segura en dirección al mar. La expedicionaria Cristina Schiess ha explicado que “tuvimos que hacer muchos bordos, pues el viento de levante nos venía de cara y salir a mar abierto no fue coser y cantar”.

DESEMBARCO EN TABARCA. Patines a vela en la isla de Tabarca situada delante de la localidad alicantina de Santa Pola.

Una vez ya en mar abierto, de los nueve expedicionarios, cuatro decidieron acercarse hasta la isla de Tabarca. Fueron valientes en su decisión, pues siendo domingo, había mucho tráfico marítimo y había que sortear muchas embarcaciones, alguna de ellas de notoria envergadura. Se calcula que, diariamente, unas 5.000 personas llegan hasta dicha isla.

Los cinco patrones restantes optaron por ir a desembarcar en una de las playas bajo el faro de Santa Pola. Allí había muchísima menos gente. Se bañaron en un mar que estaba muy caliente (a unos 30 grados de temperatura) y, posteriormente, tomaron una cerveza en uno de los chiringuitos del paraje.

Tras reunirse todos de nuevo, los patinistas retomarom la marcha rumbo a Alicante. Soplaba un viento del suroeste de unos 6-8 nudos que luego iria cayendo.

Una playa situada al lado del Club de Regatas de Alicante fue su destino final de la primera etapa realizada ayer domingo.

Desde la expedición, una de sus integrantes, Cristina Schiess, ha asegurado que fue una jornada “con pequeñas incidencias, pero sin importancia”.

Hoy, los nueve expedicionarios han emprendido la travesía saliendo de la playa de Alicante donde los patines durmieron ayer. Navegarán en dirección norte.

 


No hay comentarios

Añade el tuyo