Patin a Vela

Inculpa al patrón del patín a vela ‘Alegría’ con dos argumentos

El patrón del velero ‘cortapatines’ intenta sacarse la culpa de encima

El patinista destaca el apoyo de la presidenta de la Adipav

dune-bis

NO LO VI. El patrón del Dune, Erick Coll, ha reconocido que no vio al 'Alegria'. El regatista francés asumió ante el patinista Lluís Burgués que el día del percance vio venir dos patines amurados a estribor, que pasaron por delante de su proa, “pero no vi el tercero” (en alusión al ‘Alegría’ de Lluís Burgues). (FOTO: Nico Martínez)

(17-7-2019). Erick Coll, armador y patrón del Dune, el velero que el pasado viernes colisionó con el patín a vela ‘Alegria’ partiéndolo por la mitad, se ha mostrado inicialmente reticente a aceptar su responsabilidad en el choque. Por ahora y en primera instancia serán las compañías aseguradoras de ambas embarcaciones las que deberán dilucidar si llegan a un acuerdo o no.

La manga del pasado viernes, 12 de julio, fue en la que el Dune registró el peor resultado de las tres que conformaron el programa de la regata Puig Vela Clásica Barcelona disputada a finales de la semana pasada bajo la organización del Real Club Náutico de Barcelona. Quedó el noveno de su categoría (clásicos-1). En cierto modo, quedó patente que la colisión con el patín a vela ‘Alegria’ tuvo sus consecuencias en aquella prueba, si bien los resultados de la embarcación tampoco fueron mucho más positivos en las otras mangas (un séptimo y un octavo en la primera y la tercera prueba, respectivamente -de 10 participantes-).

Mientras el velero patroneado por Erick Coll, del cual también es el armador, prosiguió con su participación en la reconocida regata, el patín a vela ‘Alegria’ yació completamente mutilado en el varadero del Barcelona International Sailing Center (BISC).

PARTIDO POR LA MITAD. El patín a vela ‘Alegría’ pocos minutos después de haber sido embestido por el ‘Dune’ que iba amiurado a babor. El encontronazo provocó que el patín quedara partido por la mitad.

Su propietario, el patinista Lluís Burgués dedicó gran parte del día siguiente de los hechos (sábado) a intentar saber si Coll admitía o no su responsabilidad. A su lado estuvo la presidenta de la Adipav, Anna Pujol. Juntos se entrevistaron con Erick Coll y un tripulante de la embarcación francesa que hizo de intérprete.

LAS EXCUSAS DEL PATRÓN DEL DUNE

Fue entonces cuando Burgués supo que el navegante francés no estaba muy dispuesto a admitir su falta y que pese a no llevar preferencia de paso en el encontronazo (iba amurado a babor y el patín a estribor) intentaría sacarse las culpas de encima. De este modo, según ha relatado el patinista, el patrón del Dune “se escudó, a través de su tripulante intérprete, en que mi patín había sido frenado por unas olas cuando estaba pasando y, sobre todo, que me había tirado al agua antes de la colisión, dando a entender que había dejado el barco sin gobierno”.

El patrón del ‘Alegría’ ha desmentido categóricamente ambas justificaciones de Erick Coll subrayando que “yo no me tiré al agua, sino que fue a raíz del encontronazo que salí despedido de mi patín”.

Según ha añadido Burgués, “en el informe que me ha hecho llegar la compañía aseguradora del Dune, ambas argumentaciones siguen constando”. Ante ello, el Patinista se ha felicitado por haber puesto una denuncia también ante Capitanía y se ha mostrado confiado en que la compañía aseguradora de la Federación Catalana de Vela que le cubre por haberse producido el accidente en regata logre llegar a un acuerdo con la del barco francés.

Si este acuerdo lo fuera posible, el percance deberá ser resuelto en los tribunales. Burgués ha concluido mostrándose confiado en que el seguro de la federación también incluya defensa legal y pueda conseguir que me restituyan el patín. Tenía preferencia de paso y no valen excusas”.

AGRADECIMIENTO A LA PRESIDENTA DE LA ADIPAV

Lluís Burgués ha tenido palabras de “especial agradecimiento” a la presidenta de la Adipav, Anna Pujol. Según ha manifestado, “su apoyo y actuación merecen un 10”. El regatista del Club de Mar Sitges ha añadido que “Pujol estuvo atenta a la evolución de los hechos personalmente desde el momento en el que se enteró del percance el viernes y, posteriormente, al día siguiente estuvo todo el día conmigo defendiendo el tema ante el patrón del Dune, ante el responsable de la regata clásica Puig del Real Club Náutico de Barcelona y, previamente, haciendo gestiones ante la Federación Catalana de Vela por el tema de la cobertura del seguro”.

Burgués ha concluido reconociendo que “no sé qué habría sucedido, ni qué acabará sucediendo en este tema si no hubiera sido, ni fuera, por el apoyo de la presidenta de la Adipav, Anna Pujol. Me dijo ‘estamos contigo’ y lo está demostrando”.


No hay comentarios

Añade el tuyo