Patin a Vela

Aunque Tony Garcia ha dominado con gran ventaja casi toda la manga

Ramón Puigoriol gana una ‘laberíntica’ primera manga del Trofeo Somorrostro 2019

Gregori Contreras, líder provisional de segunda categoría

Ramon-PUig-oriol-2-bis

Ramón Puigoriol ha sido el que hoy mejor ha sabido 'leer' el complejo campo de regatas de la primera manga del Trofeo Somorrostro 2019. Su progresión, tramo tras tramo, ha sido imparable. (FOTO: Aina Sola & Jordi Cunill)

(6-4-2019). Pese a llevar cuatro meses en el dique seco, Ramón Puigoriol y Tony García, han sido los dos primeros en cruzar la línea de llegada de la primera manga del Trofeo Somorrostro 2019 celebrada hoy y del cual saldrán los siete patrones catalanes que realizarán la Volta a Menorca en patín a vela esta anualidad.

“Las regatas tienen un ‘camino’ cuya definición depende de la fuerza del viento, la corriente y los roles del viento”. Esta definición de Jordi Lamarca sobre el camino a trazar en una prueba ha adquirido hoy especial relevancia en la primera manga del Trofeo Somorrostro 2019 organizada por el Club Patí Vela Barcelona. Y es que más que un ‘camino’ lo que hoy han tenido que lidiar los 38 patrones de patin a vela sénior que han tomado la salida de dicha manga ha sido la superación de un enrevesado ‘laberinto’. Han sido tantas las roladas, las caídas de viento, las rachas imprevistas, etc que más de un participante cuando ha llegado a la boya de ceñida, viendo lo cerca que tenía tierra, a punto ha estado de seguir hacia la playa harto de intentar navegar en medio de aquel marasmo.

PATIVELA.CAT es el espónsor informativo del Trofeo Somorrostro 2019.

Y es que no, la primera manga del Trofeo Somorrostro 2019 no ha sido fácil. Para empezar, antes de la misma, el comité hasta ha tenido ciertas dudas de que pudiera celebrarse por la fuerza de las rachas del viento de terral que se sucedían y que sólo unas pocas horas antes, han causado estragos entre varias de las embarcaciones participantes en la regata de cruceros, La Petrolera, organizada por el Club Náutico Garraf.

De todos modos, el viento ha acabado remitiendo y se ha situado en unos 8-9 nudos, con rachas de 12-14 nudos.

RUMBO CASI DIRECTO A BOYA

Tras una espera de casi treinta minutos para ver si el viento de tierra predominante dejaba de hacer guiñadas a izquierda y derecha, el comité ha iniciado el proceso de salida. 

La mayoría de la flota se ha situado al lado del barco del comité porque en aquel momento, saliendo desde aquel extremo, se iba a boya casi directo.

Pocos minutos después de haberse dado la salida y con prácticamente toda la flota amurada a estribor en dirección a garbí, los que habían salido más cerca del barco del comité han empezado a ver como el viento empezaba a caérseles, mientras que los que habían salido hacia la mitad de la línea y que les iban a sotavento continuaban gozando del viento de entre 8 y 9 nudos con alguna racha de 12. 

Las regatas con viento de tierra ya acostumbran a ser extrañas en cualquier sitio, pero en el caso del litoral barcelonés, hoy ha podido verse que los caprichos de Eolo en esa zona se agudizan más de lo habitual. Y, sobre todo, si la boya de ceñida se encuentra a la ‘sombra’ (aunque, lógicamente, a notable distancia) de la ‘muralla mata-viento’ del hotel Vela. Hoy, además de ese efecto ‘killer’ del mega-hotel sobre el viento, se ha sumado el de acentuar el role de ese viento hacia la derecha (mirando hacia tierra).

TONY GARCIA SE ESCAPA

El primero en pasar la primera ceñida ha sido Tony García, del Club Náutico Tamariu. García que, según ha asegurado al llegar al Club Patí Vela, lleva más de tres meses sin navegar, pero ha pasado con una gran ventaja sobre el segundo que ha sido Jordi Maré, del Club Náutico Sitges. Los dos patrones han realizado todo el primer largo con una cómoda distancia sobre sus seguidores que eran Albert Batlleriá, del Club Natación Badalona, y Ramón Puigoriol, del Club Naútico El Masnou.

Cuando Tony García ha culminado en primer lugar la primera vuelta al triángulo, le llevaba al segundo una distancia equiparable a la mitad del segundo largo. 

Jordi Maré ha conseguido cerrar el triángulo manteniendo la segunda plaza pero, cuando lo han hecho Ramón Puigoriol y Albert Batlleriá, el viento ha guirado levemente hacia la izquierda lo cual les ha permitido situarse a barlovento de Maré.

Toni García, que pese a llevar más de tres meses sin navegar, actuaba con el tino de su bagaje de varias décadas como patinista, ha sabido mantener su ventaja durante la segunda ceñida, gracias a haber hecho un bordo hacia garbí para reforzar su barlovento sobre quienes le seguían. 

En esta segunda ceñida, el viento ha continuado haciendo sus guiñadas de la primera y evidenciando la existencia de pozos de viento que han ido ‘matando’ a quienes caían en ellos y favoreciendo a los que lograban evitarlos y, por tanto, saliendo airosos de los desafíos que les sometía el laberinto.

RAMÓN PUIGORIOL RECORTA DISTANCIAS

La segunda ceñida ha sido pasada por Tony García en primera posición. El segundo en pasarla ha sido Ramón Puigoriol, mientras que Albert Batlleriá pasaba tercero y Jordi Maré cuarto. Por detrás de ellos, a mucha distancia, marchaban patrones como Gerard Esteba, del Club Patí Vela Barcelona, o Jaume Llobet, del Club de Mar Sitges.

Durante la popa, Ramón Puigoriol ha conseguido recortar la ventaja que le llevaba Tony García y, asimismo, distanciarse más de Albert Batllería y de Jordi Maré.

Tras el pase de la boya de sotavento (la 3), tanto Tony García que la ha pasado primero, como Ramón Puigoriol que la ha pasado segundo han tomado el rumbo hacia tierra, amurados a babor. Puigoriol, sin embargo, se ha situado más a barlovento que García. 

TERCERA CEÑIDA DECISIVA

Cuando ha pasado Albert Batlleriá, éste ha virado en dirección a garbí confiado en encontrar más intensidad de viento hacia aquel lado del triángulo. Jordi Maré, que ha pasado cuarto, ha optado por tomar el rumbo hacia tierra como García y Puigoriol.

En quinta y sexta posición, pero a mucha distancia de los cuatro que les precedían, han pasado la boya de sotavento Jaume Llobet y Gerard Esteva, respectivamente.

Como en las dos anteriores, nuevamente en la tercera ceñida, el viento ha continuado manteniendo el campo de regatas como un auténtico laberinto y ‘riéndose’ de los esfuerzos de los regatistas por intentar encontrarle algo de lógica. Pero hoy no había lógica alguna, “las roladas no seguían la cadencia tradicional”, ha opinado tras la regata, Jaume Llobet. Una forma suave de referirse a que en la prueba de hoy había que estar muy atento pero sobre todo ‘muy inspirado’ y ‘mimado por la fortuna’.

Tony García que lo había ido bordando a lo largo de toda la manga y había conseguido que la fortuna no le girara la espalda, se ha encontrado con un Ramón Puigoriol muy tenaz y dispuesto a no dejar de avanzar posiciones. Sin duda alguna, los largos meses que Puigoriol ha estado en el dique seco lo han hecho debutar hoy con una voracidad de triunfo superior, incluso, a la que le llevó a ganar la Copa Catalana en las mismas aguas el pasado mes de octubre. 

Al final, la última ceñida ha acabado suponiendo el cambio de líder de la manga. Pese a defenderse como un león, las roladas, caídas y subidones zonales del viento han acabado propiciando que un Ramón Puigoriol muy ‘en racha’, tomara las riendas de la manga, superase a Tony García, y acabase cruzando primero la línea de llegada. Tony García ha entrado segundo, mientras que Albert Batllería, lo ha hecho tercero.

Por su parte, Jordi Maré, pese a mantener su holgada cuarta posición buena parte de la última ceñida, en la última bordada de aproximación definitiva a la entrada se ha encontrado con que tanto Gerard Esteva como Jaume Llobet habían conseguido recortarle tanto a ventaja que, finalmente, Jaume Llobet, del Club de Mar Sitges, ha sido quien ha entrado cuarto, mientras que Maré entraba quinto y Gerard Esteva sexto.

El primero de segunda categoría ha sido Gregori Contreras que ha ha hecho un loable séptimo de la general.

‘NOMINADOS’ PROVISIONALES A LA VOLTA A MENORCA

En este Trofeo Somorrostro 2019 se definirá la selección de los siete patrones catalanes que tomarán parte en la Volta a Menorca en Patín a vela de esta anualidad. Los siete primeros clasificados del trofeo y que no hayan participado en ninguna edición anterior de dicha ronda a la citada isla balear, serán los agraciados.

Tras la primera prueba disputada hoy, los siete patrones que, en principio, podrían realizar la Volta a Menorca son: Ramón Puigoriol, Tony Garcia, Gregori Contreras, Xavier Recasens, Rafel Perera, Jordi Servat y Miquel Angel Alonso.

CLASIFICACION PROVISIONAL del Trofeo Somorrostro 2019, tras disputarse la primera prueba.


No hay comentarios

Añade el tuyo