Patin a Vela

Han tenido que arreglar la plataforma Porta-equipajes del patín de Daniel Romaní

Segunda etapa ‘express’ en la Travesía ‘Cadaqués Nord enllà’ en patín a vela

Los patinistas invierten 3 horas y media de Port de la Selva a Portbou

patines en portbou

Los patines a vela de los expedicionarios de la Travesía 'Cadaqués nord enllà' en la playa de Portbou. El edificio del fondo es el Ayuntamiento de Portbou.

(1-8-2022). Día fantástico para la navegación en patín a vela en la segunda etapa de la travesía ‘Cadaqués Nord enllà’, que hoy ha cubierto el tramo desde Port de la Selva hasta Portbou. La de hoy ha sido una etapa ‘express’ aunque con parada técnica y lúdica.

Los seis patinistas que toman parte en la travesía ‘Cadaqués Nord enllà’ están pletóricos tras una jornada que han calificado de “fantástica” por las condiciones de viento, así como por la belleza del litoral comprendido entre Port de la Selva y Portbou, origen y destino de la segunda etapa, y que les ha supuesto cubrir una distancia de 8,37 millas náuticas.

Tras salir de la Platja Gran donde el equipo de la escuela náutica Windiscovery les permitió varar anoche los patines y dejar todo el material, los expedicionarios se han trasladado hasta la playa situada frente al ayuntamiento de Port de la Selva para tomar la ‘foto historica’ de los seis patines en dicha playa con los pequeños botes de pesca y la iglesia al fondo.

Después de la captura de esa ‘imagen para la posteridad’, los seis patinistas han emprendido la travesía rumbo a Portbou.

Los patines a vela de la Travesía ´Cadaqués Nord enllà’ en la playa de delante del ayuntamiento de El Port de la Selva.

TRAMONTANA DE 7 A 12 NUDOS

Las condiciones de viento eran excelentes: una tramontana de unos 7 a 12 nudos y un día soleado aunque la navegación en ceñida suponía tener que superar numerosas olas de un metro de altura que la dificultaban.

Los expedicionarios han superado el faro de S’Aranella; luego el peculiar espigón de Llançà, que segun ha explicada el ‘guia’ de esta travesía, el patinista de Sant Antoni, David Gracia, cuenta con el mural marítimo más grande del mundo (3.100 metros cuadrados), titulado ”El Banc de Peix’, obra del artista local, Carles Bros.

Posteriormente y con el buen viento que ayudaba a superar el maldito oleaje en contra, los expedicionarios han dejado atrás el Cap Ras y se han reagrupado en la calita de Port Joan, “espacio idílico lleno de interesantes historias”, según el ‘guía de la travesia’ David Gracia.

Sin embargo, Juan Carlos Campo ‘se ha pasado de largo’ la calita de Port Joan. Además del idílico escenario, el ‘Master’ de la expedición se ha perdido el bañito que el resto de expedicionarios se ha dado allí viendo que iban sobrados de tiempo.

PARADA TÉCNICO-LÚDICA

La parada también ha servido, de todos modos, para que el ‘manitas’ de la expedición y patinista de Sant Salvador, Andreu Pérez, le hiciera un apaño al patín del ‘ideologo’ de esta travesía, Daniel Romaní. Y es que la plataforma porta-equipajes que lleva entre la segunda y la tercera bancada se había desprendido a causa del oleaje y el petate donde lleva todo el equipaje corría peligro de perderse.

Andreu Pérez ha demostrado pericia con la cinta americana y ha resuelto provisionalmente el percance del patín de Romaní y éste ha podido proseguir la etapa.

El patinista de Sant Salvador, Andreu Pérez ejerciendo de ‘manitas’ con el patin a vela de Daniel Romaní, cuya plataforma porta-equipajes se ha desprendido a causa del oleaje.

Tras ello los expedicionarios han retomado la etapa y han continuado rumbo a Portbou navegando de ceñida y costeando para poder disfrutar de las vistas del precioso litoral desde el mar, entre las cuales han destacado los magníficos rincones de la llamada Costa del Cólera, así como de la Cala Rovellada.

EL ‘MASTER’ YA LES ESPERABA

La llegada a Portbou del grupo mayoritario ha sido hacia las 14,30 horas. Han tenido que ir con cuidado de no pasárselo, pues, como explica David Gracia, “entre tantas montañas y acantilados, no es difícil pasarlo de largo”. Juan Carlos Campo ya había llegado hacia más de una hora.

En total, los expedicionarios han invertido unas tres horas y media en la etapa de hoy, si bien, de navegación han sido unas dos horas y media. En comparación con las cinco horas de la etapa de ayer, la de hoy ha sido una etapa ‘express’.

Una vez llegados a Portbou, el ‘manitas’ Andreu Pérez se ha puesto en serio con la plataforma del patín de Daniel Romaní. En este caso, el patinista de Sant Salvador ha utilizado herramientas más ‘sofisticadas’ y todo parece indicar que la plataforma ha quedado ya bien sujeta.

DEFINICIÓN DE ROLES

Paulatinamente, cada uno de los expedicionarios va adquiriendo un rol específico en el seno del grupo. Así, junto al ‘ideologo’ de la travesía, el periodista y escritor, Daniel Romaní, han ido apareciendo otros perfiles como el del citado ‘manitas’ que detenta Andreu Pérez; el ‘guía-avanzadilla’ de la travesía, que ostenta el patinista de Sant Antoni, David Gracia; la experiencia del ‘Master’ del grupo, el veterano Juan Carlos Campo; o el ‘jefe de datos’, el Capitan de embarcación de recreo, David Pérez, que acumula todos los datos de la travesía con sus aplicaciones de móvil, su go-pro y hasta anemómetro. Ha sido este patinista del Club Nautic Sitges quien ha destacado que hoy ha habido momentos que han alcanzado puntas de velocidad navegando de 11,4 nudos y que la velocidad media ha sido de 4,2 nudos.

Esta noche los expedicionarios dormirán en el hotel Comodoro de Portbou, a 50 metros de la playa.

Trayectoria seguida hoy por los expedicionarios durante la segunda etapa de esta travesía.

Mañana los patinistas dejarán atrás Cataluña y entraran por mar en Francia. Será la tercera etapa de esta travesía cuyo destino final es la playa de la Grande Motta.

La salida será desde la playa de Portbou y el destino será la localidad francesa de Le Bacarès.

 


No hay comentarios

Añade el tuyo