Patin a Vela

El patrón resulta ileso pero la embarcación queda siniestra total

Un yate a motor de 15 metros embiste y destroza un patín a vela en Canet de Mar

El patrón del yate reconoce la culpa, según el patinista

patin-a-vela-sinistrado-en-canet-de-mar-2-bis

Estado en el que quedó el patín a vela 'Marina' tras ser rescatado después de la colisión en el mar con el yate a motor 'Catalina II'.

(22-8-2022). El yate de 15 metros, ‘Catalina II’, del Club Nàutic El Balís embistió el pasado sábado, 20 de agosto al patín del Club Vela Canet de Mar, ‘Marina’, patroneado por Joan Altimiras, de 72 años de edad. Si bien el patinista resultó ileso en la colisión, el patín a vela ha quedado siniestro total.

Joan Altimiras, de 72 años, sufrió el pasado sábado, 22 de agosto, un accidente navegando con su patín a vela de segunda mano por las inmediaciones del Club Vela Canet de Mar que estuvo a punto de costarle la vida.

El patín a vela de Joan Altimiras sufrió el pasado sábado, 22 de agosto, hacia las doce del mediodía, la embestida de un yate a motor de unos 49 pies (unos 15 metros) que provocó que la embarcación de vela ligera quedara partida por la mitad. Los hechos sucedieron a unos quinientos metros del canal de entrada del Club Vela de Canet de Mar hacia cuyo varadero regresaba Joan Altimiras, después de haberse hecho a la mar hacia las once de la mañana.

Según ha relatado el patinista, “yo navegaba de regreso hacia el varadero cuando de lejos divisé que se aproximaba un yate a motor de unos 15 metros. Alerté a la embarcación, pero ésta no varió su rumbo, ni tampoco aminoró su velocidad. Viendo la falta de reacción del yate y que iba a producirse la colisión inevitablemente, opté por lanzarme al agua uno o dos segundos antes de que mi patín fuera embestido”.

Joan Altimiras ha reconocido que el patrón del yate le rescató del mar tras el accidente, y que, posteriormente, una lancha del Club Vela de Canet lo recogió para llevarle a tierra. Si bien dicha lancha recogió la parte de proa del patín a vela siniestrado, la otra mitad quedó a la deriva, apareciendo un tiempo más tarde en tierra, en el término municipal de Sant Pol de Mar.

RECONOCIMIENTO DE CULPA

Tras reconocer que “lanzarme al agua me salvó la vida”, Joan Altimiras ha informado a CMDsport que esta misma mañana han firmado, de mutuo acuerdo, un documento con el propietario del yate que le embistió. Dicha embarcación porta por nombre ‘Catalina II’ y su matrícula es 7ª TA 3.32.1. Ésta posee un amarre en el Puerto de El Balís, con número 564.

Según el patinista afectado, “el patrón que me embistió, me ha dicho que es capitán de yate”. En el documento firmado por ambas partes, el patrón del yate, según ha dicho el patinista, “ha reconocido su culpa en el accidente”.

El ‘Catalina II’, patronedado por R.R., colisionó con el patín a vela ‘Marina’, de Joan Altimires, mientras navegaba amurado a babor procedente de El Balís. La embarcación a motor, de 49 pies (unos 15 metros), porta la matrícula  7ª TA 3.32.1 y está amarrada habitualmente en el puerto de El Balís.

Según ha explicado el patinista, de 72 años de edad,  “el patrón del ‘Catalina II’ me ha asegurado que su embarcación está a todo riesgo y que intentará agilizar todo el proceso para que se me indemnice”.

Joan Altimiras que compró su patín en noviembre del año pasado y que era de segunda mano, ha explicado que, “tras comprarlo, como soy muy manitas, decidí restaurarlo yo mismo. Estuve cuatro meses para ponerlo completamente a punto. Era un patín de madera del cual desconozco su antigüedad. Portaba mástil de aluminio y tenía ‘guitarra’”.

INDEMNIZACIÓN

Tras la embestida del ‘Catalina II’, el patín de Altimiras ha quedado completamente siniestro. El patinista sostiene que, a falta del análisis del périto de la compañía del yate que le embistió, “la indeminización debería rondar entre los 5.000 y los 6.000 euros, pues es el coste del patín, más los costes de la restauración que le hice, así como una vela y un mástil nuevo, pues éstos también han quedado muy dañados”.

Joan Altimiras ha concluido subrayando que “tuve mucha suerte. Algunos me han asegurado que el sábado pasado volví a nacer”.

Altimiras no posee el carnet de la clase Adipav pero sí dispone del carnet de ocio de la Federación Catalana de Vela. El patinista ha reconocido que la presidenta de la Adipav, Anna Pujol, se interesó personal y directamente por su caso y su estado de salud al tener conocimiento del accidente.

La parte de proa del ‘Marina’ siniestrado en el mar.


No hay comentarios

Añade el tuyo