Patin a Vela

Triángulo creado por el pentacampeón de España, Oriol Castellá

Cómo estimular la competitividad de la flota regatista

recorridos para aumentar la competitividad de la flota patinista

Esta propuesta de recorrido ofrece diversas opciones, de modo que, mientras los primeras realizan siempre (menos en la última ceñida) el recorrido con una ceñida más larga, los segundas más noveles optan siempre por la ceñida más corta. Los patrones de segunda más avanzados pueden hacer la primera ceñida larga pero las dos siguientes, pueden optar por la ceñida corta.

(5-4-2017). ¿Existe alguna fórmula que estimule el aumento de nivel de los patrones de segunda y de los de primera simultáneamente? Sí. En el Club Nautic Sitges la vienen desarrollando desde hace más de cuatro años con favorables resultados.

Son numerosos los clubes patinistas que hacen regatas sociales y en casi todos los casos, los patrones de primera y segunda navegan sobre el mismo recorrido de modo que los primeras, por norma general, se escapan ya en el pase de la boya de ceñida y los de segunda se quedan rezagados y sin prácticamente opciones de remontada.

Este método tradicional propicia que los primera hagan su regata y los segundas la suya sin que apenas haya más puntos de interconexion entre unos y otros durante la prueba que en la línea de salida y, a veces, a lo sumo, durante la primera vuelta.

REPARTO DE DESAFÍOS 

Asimismo, en el caso de que no concurran demasiados barcos, la prueba poco estimula al primera o primeras que siempre gana o ganan, mientras que los segundas tampoco se sienten demasiado estimulados porque ‘aquellas ‘liebres’ se escapan demasiado pronto y ya no hay ni forma de verles el número de la vela a la conclusión del primer triángulo. Ese escenario, por tanto, supone la consolidación de los roles teóricos y tradicionales en la flota y poco favorece que los unos y los otros aprendan más e incrementen su competitividad.

Al objeto de conseguir que la flota regatista navegase de un modo algo más compacto y que favoreciese los objetivos de aumento de competitividad descritos, el pentacampeon de España y por aquel entonces comodoro del Club Nautic Sitges, Oriol Castella,  ideó hace unos años un tipo de recorrido distinto del convencional que permite que los patrones de adapten a él según su nivel de experiencia en regatas.

CEÑIDAS DE DISTINTA DISTANCIA

La ‘formula’ no es otra que situar un boyarín a una distancia de unos 50, 100 o 150 metros (según la intensidad del viento) a barlovento de la boya 1 (de ceñida). De este modo, mientras los primeras hacen la ceñida larga, los de segunda hacen la corta. En el resto del triángulo las boyas son las mismas para toda la flota. 

Esa ceñida más larga propicia que los primeras se vean obligados a hacer un través más abierto (y por tanto menos veloz que el de los segundas) lo cual favorece que la llegada a la boya 2 (la de la trasluchada) propicie, a menudo, una concentración de barcos de ambas categorías. Ello permite a todos aprender  y optimizar la maniobra en situaciones de concentración de embarcaciones, así como que durante el través, los patrones menos experimentados puedan observar cómo lo hacen los de mayor nivel. 

FLOTA MÁS COMPACTA TODA LA PRUEBA

Asimismo, los primera se encuentran compitiendo con más rivales, excepto, claro, aquellos que ya navegan escapados (que pueden ser tanto de primera como de segunda).

En la segunda ceñida vuelve a aplicarse el mismo sistema de dos formatos de modo que acostumbra a suceder que primeras que voltean primeros el boyarin en la segunda ceñida, al iniciar la empopada se encuentran con segundas que, gracias a su ceñida más corta, pueden situarse en cabeza de la prueba y forzar al primera o primeras a aplicar todo su talento para recuperar posiciones.

AFINAR ESTRATEGIAS DE MARCAJE Y ATAQUE

La última ceñida, en cambio, ya es común para todos los participantes, sea cual sea la categoría en la que compiten. En este caso, si uno o varios segundas logran iniciarla por delante de los primeras, se verán obligados a afinar sus estrategias de marcaje para no ser superados por los primeras que, por supuesto, se esmeraran al máximo para desbancarlos. Esta circunstancia, por tanto, mantiene ‘abierta’ la clasificación de la prueba hasta el final de la misma. Y no es inusual que, en el Club Nautic Sitges, bastantes pruebas las ganen segundas, algo que les estimula para seguir compitiendo en las siguientes regatas y que pone muy en ‘su sitio’ a los primeras instándoles a elevar más su nivel en competición.

TAMBIÉN APTO PARA ‘PRUEBAS BASTON’

Este sistema puede aplicarse también en los llamados recorridos-bastón (2 ceñidas/ 2 empopadas). 

En este caso, los primeras se ven obligados a aplicar mayor dosis de destreza porque tienen el handicap de que todos los tramos de la prueba (tanto las ceñidas como las popas) son de mayor envergadura que para los segundas.


No hay comentarios

Añade el tuyo