Patin a Vela

Campeón de Andalucía 2020

Carlos de Bricio, el D’Artagnan de la flota patinista andaluza

Carlos-de-Bricio-campeon-de-andalucia-de-patín-a-vela-2020-bis

Carlos de Bricio, marino mercante, empezó a navegar en optimist de niño y, posteriormente, pasó por las clases laser radial y 49r. En el año 2013 se inició con el patín a vela y dos años después, en 2015, ganaría su primer Campeonato de Andalucía de dicha clase.

(1-7-2020). Carlos de Bricio se proclamó campeón de Andalucía 2020 de patín a Vela el pasado fin de semana. El patrón del ‘Phoenix’ se erige en el D’Artagnan de la flota patinista andaluza dispuesto a hacer historia junto a los ‘tres mosqueteros’ tradicionales de la misma.

El pasado fin de semana Carlos de Bricio y Ramon Calero volvieron a coincidir en un Campeonato de Andalucía. Hacía cinco años que eso no sucedía. Por aquel entonces, en 2015, De Bricio ganó el título autonómico, el único que, hasta entonces contaba en su haber. Tras aquel 2015, Ramon Calero enfilaría una racha que le llevaría a conquistar los cuatros campeonatos de Andalucía siguientes, desde 2016 hasta 2019. Quizás por aquel precedente, tras ser preguntado en vísperas de la competición sobre cuales consideraba sus principales rivales para conseguir su quinto título autonómico consecutivo, Calero citó a De Bricio, junto a sus ‘eternos’ contrincantes, José Vicente Climent y Rafael Ruiz.  Quien sabe si el patrón de ‘El Sultán’ no intuía ya que ese joven sevillano sería quien truncaría su particular quinquenio de gloria.

Carlos de Bricio (Sevilla 1983) es el D’Artagnan de los patinistas andaluces. Actualmente, es el primer espada más joven del cuerpo de ‘mosqueteros’ que domina la flota andaluza y Athos, Porthos y Aramis saben (lo han constatado este pasado fin de semana) que las afiladas proas del ‘Phoenix’ de D’Artagnan son tremendamente incisivas y hábiles, sobre todo si el joven ‘espadachín’ duerme la noche anterior.

NOCHE EN VELA

Y es que Carlos de Bricio llegó a Puerto Sherry el pasado sábado, primer día del Campeonato de Andalucía, sin haber dormido nada la noche anterior. Como práctico del puerto de Sevilla la pasó toda de guardia y no pegó ojo. Pese a ello, cosechó un cuarto y un sexto.

Al día siguiente, sin embargo, tras recuperar el sueño atrasado, volvió al campo de regatas dispuesto a optimizar las buenas sensaciones que le había deparado su ‘Phoenix’ el día anterior y en una jornada de vientos suaves (7-8 nudos en la primera manga y 7-6 nudos en la segunda) impuso su ‘ley’ de principio a fin de modo incontestable, tanto en la primera como en la segunda prueba de aquel domingo 28 de junio… y de gloria.

Mi intención era medirme con la flota, ver qué opciones podía tener de cara al próximo Campeonato de España

De Bricio asegura que no le había pasado por la cabeza ganar. “Mi intención era medirme con la flota, ver cuál era mi nivel, ver qué opciones podía tener de cara al próximo Campeonato de España que tendrá lugar a finales de agosto aquí en Puerto Sherry”.

El flamante campeón de Andalucia 2020 aguaba la fiesta al campeonisimo y maestro y compañero de entrenamientos, Ramón Calero pero lo hacía con delicadeza. Ambos cosecharon la misma puntuación al final de la contienda (6 puntos) pero De Bricio se imponía a Calero por reunir más primeros (2 frente a uno de Calero).

El maestro encajó con deportividad la derrota infringida por su ‘bestia negra’. La última vez que habían competido en un campeonato de Andalucia de Bricio le había ganado y en el reencuentro, el desenlace volvía a repetirse. Pese a ello, según relata De Bricio, “Calero me abrazó cuando volvimos a tierra y me felicitó”.

BAR-CU NUEVO

Maestro y discípulo habían entrenado poco después de iniciarse la desescalada del confinamiento por el Covid-19. De Bricio había recibido el nuevo patín procedente del astillero Bar-Cu a principios de año y apenas lo pudo usar a causa de decretarse poco después el estado de alarma. En los entrenos post-confinamiento, algunos de los cuales hizo con Calero, ya detectó que el barco tenía sangre, que tenía potencial. “Lo fui afinando poco a poco y fue una pena no tener más tiempo”, explica De Bricio. Decidió que emplearía una vela Depoorter triradial que llevaba guardada sin apenas usar desde el año 2016. “Aquel año gané la Copa de España que se hizo en Puerto Sherry pero la hice con una Depoorter horizontal”.

Tras aquella regata triunfante de 2016, motivos profesionales y familiares le hicieron aparcar el patín y, como la cosa iba para largo, hasta lo vendió. Eso si, explica el patinista, “la Depoorter triradial me la guardé porque apenas la había usado y estaba nueva”. Lo sucedido el pasado fin de semana demostró que la decisión fue acertada. Aquella vela se acopla de maravilla con el mástil AG plus duro que porta su nuevo ‘Phoenix’.

El Cubano me ha hecho un gran barco

De Bricio tiene alabanzas para su constructor, Alfonso Clavero (el Cubano). “Me ha hecho un gran barco. Estoy muy contento de su resultado. Responde bien. Se nota que Alfonso le puso cariño, cuidó los detalles y aceptó pacientemente todos los detalles, sobre todo de la maniobra, que le pedí”.

CAMPEONATO DE ESPAÑA 2020

Carlos de Bricio reconoce que va a ir “a por todas” en el Campeonato de España del próximo agosto. “Ilusión y ganas no me van a faltar”, apostilla. Será su regreso a un campeonato de España. El último en el que participó fue en el celebrado en Vilanova i Geltrú en el año 2014 que ganó Quim Esteva. “Lo hice como patinista de la categoría B. Empecé muy bien pero en las siguientes jornadas hubo tan poco viento que ya no clasifique bien”.

El patrón del ‘Phoenix’ se declara patrón de vientos medios. “Peso unos 74 kilos y el patín es un barco con mucha vela y con vientos de más de 20 nudos no se qué tal me movería en flota. Con ese viento he salido principalmente a entrenar”.

De Bricio afirma que ha vuelto al patín para quedarse, que “ahora, ya tengo una situación laboral más estable y las niñas (sus hijas) ya están más crecidas”.

Calero, Climent y Ruíz han hecho mucho por el arraigo de la clase en Andalucía

El D’Artagnan de la flota andaluza no oculta su satisfacción por pasar a formalizar su vínculo con los tres ‘mosqueteros’ históricos de la clase en aquella comunidad. “Son gente que han hecho mucho por el arraigo de la clase, sobretodo Rafael Ruiz que la ha difundido de un modo fantástico”. Junto a ellos, deja entrever que van a seguir entrenando a fondo y afilando sus armas para afrontar el campeonato de España del próximo agosto como un póker de ases imbatible.


No hay comentarios

Añade el tuyo