Patin a Vela

Vencedor de la Intl Adipav Cup 2021 de segunda categoría

Eduard Serres, un león marino con espíritu de pantera

“Soy un poco bestia moviéndome por el patín”

Eduard-Serres-3-bis

Eduard Serres fue el vencedor de segunda categoría de la International Adipav Cup de este 2021 y, asimismo, se clasificó dentro del top-10 absoluto (el décimo).

(20-10-2021). Eduard Serres (Tarragona, 1983) es el patrón de segunda categoría de patín a vela con más podios relevantes de este 2021. Tras ganar en su categoría la International Adipav Cup 2021, el patrón del ‘Pink Panther’ espera poder participar en la Copa de Europa de la semana que viene y lograr su cuarta plaza de podio de segunda categoría este año.

Eduard Serres acumula este 2021 el título de subcampeón de Cataluña de segunda categoría, el de Campeón de España de dicha categoría y el de vencedor , a principios de este octubre, de la International Adipav Cup también de segunda. Ahora, se muestra ilusionado por conquistar una nueva posición de podio en segunda categoría en la Copa de Europa que se disputará, bajo la organización del Club Patí Vela Barcelona a finales de este mes. Con todo, precisa que “espero poder arreglarme la agenda laboral para poder participar”.

El patrón del ‘Pink Panther’ es el director, desde hace seis años, de la tienda que Decathlon tiene en Vila-Seca.  Fue precisamente allí, donde inició su relación profesional, en 2010, con esta cadena francesa que lidera el comercio deportivo español y europeo. En la actualidad, además de dirigir dicho establecimiento de Vila-Seca, también forma parte del equipo creado por Decathlon para desarrollar la embarcación familiar a vela, 5S.

Serres siempre ha llevado la náutica en la sangre. De pequeño, navegó en Optimist; luego en Estel y, más tarde, en crucero. Como estudiante de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte en la Universidad de Lleida, concluyó sus estudios universitarios de INEF en A Coruña, lugar donde se especializó en náutica.

TIRÓN DE LA DOCENCIA

Reconoce que siempre le ha “tirado” enseñar a navegar. Y, según relata, ha podido satisfacer esa vocación. Primero, en 2008,  fue director de la escuela de vela del Club de Vela Platja Llarga, durante el periodo en el que el patinista Guillermo Cañardo (patrón del ‘Bandarra’) fue presidente de la entidad. Según evoca, “allí enseñé a navegar a los hermanos Toni y Biel Rosiñol  y, posteriormente, vivimos una experiencia de enseñanza recíproca con el patín a vela junior”.

Fue todo un lujo ser entrenador de patrones como Biel Rosiñol, Jordi Obach, y, especialmente Oriol Mahiques

Aquellos escarceos docentes con el patín junior le llevarían más adelante a ser designado entrenador de dicha clase por la Federación Catalana de Vela. “Fue todo un lujo ser entrenador de patrones que fueron grandes regatistas en aquella clase y que, luego, lo han sido en sénior, como Biel Rosiñol, Jordi Obach, y, especialmente Oriol Mahiques”, recuerda.

Tras señalar que antes de todo aquello no se había embarcado nunca en un patín a vela sénior , apunta que “la primera vez que me subí a uno fue con un patín híbrido Barboletto que me facilitó Kiko Gual”.

LESIÓN DE RODILLA

Sin embargo, el patín a vela sénior quedaría como aletargado. Y es que, tras entrar a trabajar en la tienda de Decathlon de Vila-Seca en 2010, como responsable de la sección de agua y monitor de los productos de la marca de dicha cadena, Tribord, donde estuvo dos años, posteriormente estuvo trabajando, en 2013 y 2014 , en el centro de producción de los artículos deportivos Tribord de Decathlon en Hendaya (Francia).

He participado en cinco ironmans, algo que me ayuda en mi preparación física para disfrutar con el patín a vela

En 2014, sin embargo, una lesión de rodilla derecha que le afectó los ligamentos cruzados y el menisco,  lo llevaría a sufrir dos intervenciones quirúrgicas y a tener que superar una larga rehabilitación que cubriría hasta 2015. Asegura que aquella rehabilitación fue “dura”, pero muestra su satisfacción porque “desde entonces y pese a todo, he participado en cinco ironmans”, unas competiciones que según concreta, “me ayudan en mi preparación física para disfrutar con el patín a vela”.

El reencuentro con el patín se produjo hacia 2017. “Lo tenía prácticamente abandonado en la playa de La Mora . Cuando lo recuperé me encontré una nota de la guardia urbana instándome a retirar el barco de la playa si no quería que se me lo llevaran”.

LLEGADA A ALTAFULLA

Aquel patín era un Holland de madera. Portaba el número 2663. Con aquel patín decidió sumarse , aquel mismo 2017, a la flota del Club Marítim Altafulla y dos años después participaba en el que sería su primer campeonato de Cataluña de segunda categoría y que se disputó en Torredembarra y en  el cual, según recuerda, “lo ganó Pepe Sánchez Runde Gavaldá”. Él se clasifico el decimosexto.

He aprendido de Guillermo Cañardo, de Biel Rosiñol, de Uri Mahiques, de Xavi Roca y, por supuesto, de Ramón Felipe de Montagut

Se ha dicho ya que a Eduard Serres le gusta enseñar. Asimismo, reconoce que “me fascina aprender”.  Y tras ello enumera a todos aquellos patrones de patín a vela de los que dice haber aprendido cosas. “He aprendido de Guillermo Cañardo, de Biel Rosiñol, de Uri Mahiques, de Xavi Roca y, por supuesto, de Ramón Felipe de Montagut, entre otros”.

Pese a reconocer que “navego como un bestia”, Serres transpira ternura. Cuando recuperó en la playa de La Mora su desvencijado patín número 2663, decidió pintarlo de color rosa “porque a mi y a mi mujer nos gusta mucho ese color. En un principio, yo quería pintarlo fucsia, pero ella me convenció que en rosa quedaría mejor. Y tuvo razón”.

El color del patín de Eduard Serres es fruto del agrado que él mismo y su pareja sienten por este color y el nombre de su embarcación fue una sugerencia de su sobrino.

En cuanto a lo de llamar a su barco ‘Pink Panther’ fue una sugerencia de su sobrino, un día que estaban viendo un episodio de esa serie de animación. “Me pareció una buena idea. Me gusta ese personaje y, además, como soy un poco bestia moviéndome por el patín, pensé que evocar a una pantera quizás me ayudaría a concienciarme para desplazarme sobre el barco con mayor sigilo y suavidad y no tan bruscamente”.

Me gusta ir muy fuerte, muy cazado y muy escorado

Y es que Eduard Serres reconoce que entre sus manías de patinista con su embarcación figura la de “ir muy fuerte, muy cazado y muy escorado”. Sin embargo, por el otro lado, subraya que, ante las regatas, “nunca trimo en tierra. Me gusta salir cuando suben la bandera Delta a navegar hacia el campo de regatas y mientras me encamino hacia él, ir aparejando el patín según las condiciones de viento y mar que veo”.

A PRIMERA POR PARTIDA DOBLE

El patrón del ‘Pink Panther se ha ganado el pase a primera categoría el próximo uno de enero del año que viene por partida doble y, hasta ahora, todo parece indicar que será el único que este 2021 logre esa duplicidad. El primero lo conquistó con el subcampeonato de Cataluña celebrado a finales de mayo pasado en Sant Pol de Mar y el segundo, a principios de este octubre, siendo el primer clasificado de segunda categoría de la International Adipav Cup ( y quedar entre los diez primeros en la clasificación absoluta).

El año que viene, cuando pase a primera, sé que no ganaré nada, que el primer año será de adaptación

Preguntado sobre si ha empezado a mentalizarse como patrón de primera categoría dice que sí. Y añade: “sé que no ganaré nada, que el primer año será de adaptación”. Pese a ello, se muestra confiado en que ese periodo transcurra rápido “gracias a mis compañeros patinistas del Club Marítim Altafulla”.

UNA FLOTA MUY FUERTE

Serres se reconoce muy vinculado a ellos y asegura que gran parte del éxito que reina en dicha flota es fruto de “cuidarnos mucho entre nosotros, de desarrollar un ejemplar y generoso trabajo en equipo”.  Y tras ello, enumera las contribuciones de regatistas de la entidad como Jordi Roca, “por sus aportaciones en cuestiones de material”; del capitán de flota, Alex Ballesteros, “porque nos motiva y organiza en el pre, el durante y el post-regata; de Jordi Dalmau, “por su labor como hombre puente entre los jóvenes y los veteranos del club”. Y ratifica: “a mi que soy un hombre a quien le gusta mucho la pedagogía, constato que en la flota de Altafulla todo el mundo pone lo mejor que tiene de sí y se implica a fondo”.

Según concluye al respecto, “ahí, Ramón Felipe de Montagut ha jugado y juega un papel clave porque él en una simbiosis entre tradición e innovación y gracias a ese espíritu suyo todos nos hemos integrado, compartimos mucho y nos hemos convertido en una flota muy fuerte”.

APRENDER MÁS

Si el trabajo se lo permite, Eduard Serres tiene ante sí la oportunidad la semana que viene en la Copa de Europa 2021 de sumar su cuarta posición de podio este año. Reconoce que antes de la International Adipav Cup de principios de mes su aspiración en dicha Copa era quedar entre los diez primeros de segunda. Ahora, en cambio, ha aumentado sus expectativas y, según reconoce, “me gustaría sumar allí mi cuarta posición de podio este 2021”.

Tengo muchas ganas de navegar con Oriol Martí. Es un regatista que tiene un estilo de navegar muy diferente del mío

Sabe que en dicha confrontación tendrá la oportunidad de volver a enfrentarse al Campeón de Cataluña de este año, el regatista Oriol Martí del Club Patí Vela Barcelona, que, además, jugará ‘en casa’. Sobre si este encuentro supondrá para él una especie de ‘revancha’, Serres dice que no. “Tengo muchas ganas de navegar con Oriol . Es un regatista que tiene un estilo de navegar muy diferente del mío. Yo soy más brusco. Él, en cambio, es harmónico, fino, delicado y detallista. Sin duda tengo ganas de competir y ganarlo, pero, sobre todo, de lo que tengo ganas es de aprender más de él”.

En esta ocasión, Eduard Serres se enfrentará a Oriol Martí con un nuevo ‘Pink Panther’, un patín, de madera como el viejo 2663 que usó en el Campeonato de Cataluña, pero del cual asegura que “mientras con el anterior, tenía la sensación de ir con un caballo desbocado, ahora siento que navego con un pura sangre”.


No hay comentarios

Añade el tuyo