Patin a Vela

Prosiguen las tareas de internacionalización

El ’embajador’ patinista de Austria amplía su radio de acción

Jordi Sanahuja promociona el patín a vela también en Italia, Croacia y Eslovenia

20180923_Porec_Croacia-03-bis

Desde Austria, Jordi Sanahuja asegura "poner a disposición de los socios de la Adipav y de otros patinistas la posibilidad de navegar en patín (en cualquiera de los dos que figuran en la imagen) si alguna vez viajan hacia el Adriático o a los lagos austríacos".

(3-10-2018). Jordi Sanahuja, el ‘embajador’ de la promoción del patín a vela en Austria está ampliando su radio de acción promocional. Según explica en esta entrevista, este arquitecto amante de nuestra embarcación ha iniciado acciones para divulgar el conocimiento del patín en países como Italia, Croacia e Eslovenia.

Jordi Sanahuja, ’embajador’ del patín a vela en Austria y, ahora también en los mercados italiano, croata y esloveno.

Jordi Sanahuja ya es un ‘viejo’ conocido de los lectores de cmdsport-Patin a Vela. Fue él quien en septiembre del año pasado explicó como había restaurado un patín a vela del año 1965 para poder navegar con él en los lagos de Austria, país donde se ha afincado profesionalmente. 

Posteriormente, el pasado mes de mayo, Sanahuja sería el artífice de que Venecia se ‘rindiera’ a los pies del patin a vela y que la organización de la reconocida regata Velalonga de Venecia otorgara a la embarcación el premio ‘Espíritu de Velalonga’, tras destacar en su veredicto que el patín a vela es “una embarcación estéticamente muy refinada y que ha demostrado una gran desenvoltura durante el recorrido, no fácil, de la regata Velalonga en su primera participación”.

Hemos vuelto a contactar con Jordi Sanahuja para conocer cómo avanza su plan de acción promocional del patín a vela y hemos podido constatar que su ‘radio de acción promocional’ se amplía.

¿En qué mercados principales has basado tu ‘ofensiva’ comercial y/o promocional con el patín a vela?

Con pati.cat estamos en Graz (Austria) que se encuentra a 15 minutos del lago navegable más cercano, a 40 minutos de Eslovenia, y a 3 horas del Adriático, con Italia y Croacia. Lógicamente, Austria es la prioridad pero no renunciamos a la promoción en ninguno de los otros países citados.

Por ahora, hablar de mercados e implantación del patín es un poco prematuro

La tradición de la navegación a vela en embarcaciones de madera es el común denominador de esos cuatro países, tanto en agua dulce como en agua salada. Durante esta temporada, con un compañero patinista de Vilanova i la Geltrú (Roger Ventosa) hemos añadido un nuevo punto más. Se trata de Liublania, capital de Esolovenia. Con Ventosa nos estamos coordinando para la introducción del patín hacia Eslovenia y Croacia. Sin duda, gracias a Ventosa y a su larga experiencia como patrón, el Adriático está algo más cerca.

¿Cuáles han sido los mercados que han acogido de un modo más positivo la promoción y esa acogida te permite ser más optimista en cuanto a la obtención de resultados positivos de implantación del patín?

Por ahora, hablar de mercados e implantación del patín es un poco prematuro. Desde que traje el primer patín a Austria ahora hace tres años, siempre he mirado hacia adelante y no me he dejado perder ninguna oportunidad para promocionar el patín. Debe tenerse en cuenta, además, que esta iniciativa es totalmente amateur y sin afán de lucro. Soy plenamente consciente de que lo peor que podemos hacer es marcarnos objetivos a corto plazo, aunque el objetivo final está muy claro: añadirnos al mapa de flotas europeas de patín catalán. Tras lo dicho, todas las experiencias obtenidas hasta ahora son positivas y el hecho de poder desplazarnos entre estos cuatro países nos dan una lectura más amplia de las posibilidades.

¿Cuáles han sido los ‘argumentos de venta’ o virtudes que crees que cuajan más entre los interesados en esos países y te permiten ser más optimista en cuanto a resultados?

las cualidades o virtudes que despiertan la admiración del patín son las mismas que explican su popularidad en casa. Facilidad de transporte, ligereza, rapidez de montaje y, sobre todo, la técnica de navegación, la fusión del patrón con el barco… 

En estos países de larga tradición velística se empieza a detectar un cierto cansancio hacia los barcos de ‘plástico’

La madera también resulta clave. En estos países de larga tradición velística se empieza a detectar un cierto cansancio hacia los barcos de ‘plástico’ y va adquiriendo mayor cuerpo la necesidad de experiencias nuevas. Aquí, ver la velocidad de un patín construido integramente en madera sorprende mucho. Una de las reacciones que más me divierten es la de aquella gente que denota experiencia en la navegación a vela y que una vez llegas a tierra después de navegar, te los encuentras sonriendo y mirando el patín fijamente y diciendo “claro, claro, así no necesita timón…” Entonces les miro y les digo: “¿se anima? ¿Salimos?

Desde el astillero pativela.cat de Barcelona salió un remolque con dos patines hacia Austria. Uno de ellos (el blanco) se encuentra actualmente en fase de reparación para dejarlo a punto y Sanahuja espera dedicarlo a punto durante este invierno para que esté disponible a partir de la próxima primavera.

¿Qué mercados han sido los que se han mostrado más reticentes o escépticos y qué inconvenientes más destacados te han comentado del patín y que dificultarían su introducción?

El principal inconveniente es el clima. A pesar de tener el Mediterráneo cerca, los inviernos por estas latitudes son más largos que en Cataluña y, consecuentemente, la temporada se acorta. Navegar en invierno es complicado. La única opción entonces es el Mediterráneo. También debe tenerse en cuenta que durante el invierno el patín no puede estar a la intemperie y, por tanto, necesitas espacio para almacenarlo. De todos modos, creo que ése no es un handicap insuperable, como ya ha quedado demostrado en el caso de la flota belga. 

La Adipav me ha demostrado que la voluntad de internacionalizar el patín es muy firme

¿Para qué año prevés que seria factible que empiecen a ‘desembarcar’ patines en ‘tus mercados de influencia’?

El trabajo de restauración o de re-acondicionamiento del primer patín (el de después del mío)  ha empezado. Ahora quedan por delante horas perdidas en el taller (cuando el trabajo y la familia me lo permiten). Eso te hace valorar mucho el trabajo de nuestros constructores de casa. De hecho, la ocupación de mantenimiento y ‘refit’ de los patines durante el invierno es una parte muy importante de la iniciativa, ya que sin las ganas o la posibilidad de poderlo hacer sería complicado tirar adelante.

¿Cómo valoras el apoyo recibido por parte de la Adipav en este trabajo de promoción exterior?

La Adipav me ha demostrado que la voluntad de internacionalizar el patín es muy firme. Su apoyo se ha materializado este verano con la cesión de dos patines (uno listo para navegar y el otro por restaurar). Mi patín, que he restaurado durante los dos últimos años, es un 471 del año 1965 y, por tanto, hasta ahora había sido complicado explicar las diferencias entre un patín moderno y otro antiguo, aunque éste último esté en perfectas condiciones para la navegación.

La posibilidad de navegar con un patín actual y hacerlo ‘en plural’ aumenta considerablemente las opciones de éxito. Me gustaría agradecer especialmente al vocal de internacionalización de la Adipav, Oriol Puig, a la presidenta, Anna Pujol, y al presidente de honor de la asociación, Joan Comajuncosa, la confianza depositada en lo que estamos haciendo.

También me gustaría aprovechar esta entrevista para poner a disposición de los socios de la Adipav y de otros patinistas la posibilidad de navegar en patín si alguna vez viajan hacia el Adriático o a los lagos austríacos. Podrán hacerlo en patín moderno o en ‘oldtimer’, versión esta última de 130 cm de manga, palo de madera sin crucetas ni flexo, sin ‘piano’ de maniobra y una vela original del año 1965.

¿Y qué apoyo te ha ofrecido el astillero Pativela.cat?

Pativela.cat nos asesora con los temas técnicos de mantenimiento de la embarcación, así como con el suministro de materiales, especialmente de aquellos que nos puede constar encontrar por aquí. La construcción del patín es la historia de un oficio y la evolución de una embarcación basada en la continuidad de la experiencia de sus constructores y en el feedback de sus navegantes. Sin todos estos conocimientos y el apoyo de los que saben nos resultaría más difícil acertar cada paso que hacemos.


No hay comentarios

Añade el tuyo