Patin a Vela

Campeón de Cataluña 2017 de Segunda Categoría

Jordi Padrell: “percibo cierto secretismo entre los patrones que saben mucho”

Jordi Padrell-1

Jordi Padrell decidió 'saltar definitivamente al ruedo' de las regatas importantes con motivo de la Copa de Europa 2016 celebrada en Cambrils.

(31-5-2017). Jordi Padrell (Reus, 1966) conquistó en Sant Pol de Mar el Campeonato de Cataluña de segunda categoría de este 2017. Patrón del Club Vela Platja Llarga que se inició en el patín hace poco más de ocho años dice percibir “cierto secretismo entre los patinistas que saben mucho”.

Jordi Padrell empezó a navegar en Optimist cuando tenía entre seis y siete años. “No hacíamos regatas. Sólo salíamos a navegar para divertirnos”, evoca. Eso sucedía muy a principios de los años 70 y el escenario era Salou, en una entidad en la que, principalmente se practicaba remo.

Tras aquellos inicios náuticos infantiles, sin embargo, Padrell encaminaría su actividad deportiva hacia la montaña, dentro de la cual apostaría decididamente por la escalada y el esquí de montaña, “porque constituyen disciplinas que te permiten aprender y mejorar el nivel”.

No sería hasta hace unos diez años cuando, un día, tal vez empujado por una cierta nostalgia por su infancia náutica, decidió alquilar una pequeña embarcación en un lago y subirse con una de sus dos hijas para darle las primeras nociones de navegación. Asegura que aquella experiencia “me despertó de nuevo el gusanillo de la vela”. Aquel despertar debió ser bastante intenso porque Padrell decidió recuperar un viejo 420 que guardaba la familia en un garaje, llevarlo hasta el Club Vela Platja Llarga (Tarragona), montarlo y salir a navegar con él.

-Sin embargo, me di cuenta que aquello del 420 era muy laborioso. Lo detecté especialmente, al ver lo fácil que les resultaba a los patinistas del club montar sus embarcaciones, que se bastaban ellos mismos para ello y que, luego, cuando salían a navegar, disfrutaban de lo lindo”.

Jordi Padrell, tal vez instigado por sus estudios de técnico electrónico y su profesión de procesista (trabaja en el sector del automóvil como diseñador de procesos industriales), empezó a elucubrar de modo ordenado y sistemático sobre el abandono del 420 y sobre cómo iba a desarrollar su reorientación náutica hacia el patín a vela. Y lo primero que hizo, cuando ya tuvo claro que se compraría un patín, fue adquirir el libro de Guido Depoorter para conocer cómo se navegaba en él. Asegura que “ese libro es fantástico. Lo explica todo al detalle. Todavía lo releo de vez en cuando”.

El primer patín que tuve fue el ‘Vol de Nit’ con el que Anna Pujol ganó su primer Campeonato de Cataluña en 1993

El primer patín que tuvo fue uno que había sido de Anna Pujol. “Llevaba el número de vela 2426 y creo que fue con el que Anna ganó su primer Campeonato de Cataluña en el año 1993. Yo fui el tercer propietario de aquel Vol de Nit”.

Con aquel laureado patín, Padrell inició sus primeros pinitos patinistas compaginando las salidas a navegar con relecturas del libro de Guido Depoorter “que me servían para probar y confirmar lo que decía el libro”.

Afirma que “apenas he tenido maestros en esto del navegar en patín. Siempre he sido muy autodidacta. Me gusta leer y, por ejemplo, ahora, además de tener en la mesita de noche el libro de Guido Depoorter, también tengo el libro ‘Navegando en Patín a Vela’ que escribieron varios autores patinistas bajo la coordinación de Manuel Pedreira y se publicó en el año 2008, así como otros manuales sobre táctica de regatas, reglamentos, etc”.

Reconoce que, tanto en aquellos tiempos iniciales, como más actualmente, “de vez en cuando, pregunto a patrones que veo más experimentados para saber cómo resuelven determinadas cuestiones de trimaje, de navegación o de regatas. Sin embargo, detecto que la gente no explica mucho. A veces, cuando preguntas, te responden con evasivas. No sé, parece como si hubiera mucho secretismo, como si a la gente le costara compartir conocimientos”.

-Pues a pesar de ello, no te fue mal en el Campeonato de Cataluña de Sant Pol de Mar.

-(Sonríe). Es verdad. Cuando en la primera prueba hice un quinto, con aquellas condiciones de viento fuerte que hubo, me sentí satisfecho de quedar de el grupo de cabeza. Pensé: pues no estás tan mal de nivel. Pero, claro sólo era el primer día.

-En la última jornada todavía mejoraste aquel quinto puesto del primer día…

-Sí. Hice dos terceros.

Ganar el Campeonato de Cataluña fue una gran sorpresa para mi

-¿Qué sentiste al saberte Campeón de Cataluña de segunda categoría?

-Una gran felicidad, sobre todo por la sorpresa que me supuso la victoria. Aunque ya había participado en la Copa Catalana y me habría ido bastante bien si no llego a pinchar porque, como Quim Esteba, hice salida prematura en la última prueba de aquel trofeo, no creía que podía ganar el Campeonato. En realidad, fui a Sant Pol a comprobar en qué nivel estaba y dispuesto a aprender mucho.

¿Qué rivales sentiste más amenazantes en Sant Pol?

A Jan Esteva. En la primera prueba estuvimos luchando muy juntos y luego el pulso persistió en las otras pruebas que, debido a las condiciones de mar y viento, me parecieron muy exigentes. Suerte que estoy en buena forma física gracias a la montaña que practico.

CAMPEÓN DE CATALUÑA 2017 DE SEGUNDA CATEGORÍA. Jordi Padrell, en lo alto del podio del Campeonato de Cataluña de segunda categoría 2017, junto al subcampeón, Jan Esteva, y el tercer clasificado, Marc Serra.

CAMPEÓN DE CATALUÑA 2017 DE SEGUNDA CATEGORÍA. Jordi Padrell, en lo alto del podio del Campeonato de Cataluña de segunda categoría 2017, junto al subcampeón, Jan Esteva, y el tercer clasificado, Marc Serra.

-De tu victoria en aquel Campeonato se desprendería que eres un patrón que funcionas bien con vientos fuertes.

-Aunque todavía me queda mucho por aprender, diré que no me ‘corto’ con el viento. En el Club Vela PLataja Llarga a menudo sopla mestral que es un viento que no gusta demasiado pues es muy fuerte y racheado pero yo aprovecho para salir a navegar aunque me miren raro. Pienso que, aunque sople mucho, debes salir a probar, a ver cómo te desenvuelves, si aguantas, si puedes mejorar el trimaje. Yo peso unos 65 kilos y con ese peso no es fácil aguantar ventarrones.

-Ni en la Copa Catalana ni en el Campeonato de Cataluña llevabas, sin embargo, el ‘Vol de Nit’, sino que tu patín actual se llama Onaswing. ¿Cuándo lo cambiaste?

Hace unos dos años. En este caso, es un barco del cual soy su segundo propietario. Se lo compré a Jesús Vidal y estoy muy contento de su rendimiento.

-Es un Barboletto. ¿Qué otro material empleas?

-Sí, es uno de los primeros Barbolettos que hizo aquel astillero. El palo que llevo, sin embargo, no es el que llevaba el barco originariamente. A finales de septiembre del año pasado, por Santa Tecla, rompí el Super Spar que llevaba y lo cambié por un AG Plus blando. La vela que utilizo habitualmente es una Quantum, porque me está dando muy buenos resultados, aunque también tengo una Depoorter.

-En el Club Vela Platja Llarga no hay demasiada actividad actualmente. ¿Dificulta eso tus entrenamientos?

-La nueva junta está trabajando para dinamizar la actividad y quiere hacer regatas y entrenamientos. Reconozco que, cuando voy a otros clubes y veo que, cada fin de semana hacen regatas y que en ellas toman parte entre 15 y 20 patines, siento cierta envidia. Aquí solo salimos tres o cuatro barcos y con ese número tan limitado cuesta entrenar.

Las regatas te ayudan a mejorar el nivel; si sólo sales a pasear no tienes suficiente motivación para aprender

-No es fácil fomentar el tema de regatas ni la participación de patinistas en competición…

-Cierto. Normalmente, la gente prefiere salir a pasear. Pero yo creo que con el patín sucede algo parecido a lo que pasa en la montaña. A ella puedes ir a pasear, a hacer senderismo tranquilo, pero si de verdad quieres aumentar tu nivel como montañero, lo mejor es la escalada porque pone a prueba tu nivel de pericia y destreza. En ese sentido, las regatas serían como la escalada. Éstas te exigen unos conocimientos y unas aptitudes concretas en cada momento y, en consecuencia, te ayudan a aprender y a mejorar el nivel. En cambio, si sólo sales a pasear no tienes suficiente motivación para aprender.

-¿Te sientes especialmente competitivo?

-Pues aunque pueda parecer paradójico después de lo que he dicho, la competición no me tira demasiado. Pienso que la rivalidad debe ser contigo mismo. No es necesario demostrar nada a nadie. Pero, insisto, la mejor manera de aprender a navegar en patín es haciendo regatas, porque como sucede con la escalada en la montaña, las regatas te muestran si progresas.

RUMBO A MENORCA. Jordi Padrell, el pasado fin de semana en el Club Patí Vela Barcelona, tras conocer que los resultados obtenidos en la regata clasificatoria para la Volta a Menorca 2017 le facilitaban el 'pasaporte' a esta emblemática travesía.

RUMBO A MENORCA. Jordi Padrell, el pasado fin de semana en el Club Patí Vela Barcelona, tras conocer que los resultados obtenidos en la regata clasificatoria para la Volta a Menorca 2017 le facilitaban el ‘pasaporte’ a esta emblemática travesía.

-El pasado fin de semana te clasificaste para participar en la VI Volta a Menorca 2017. ¿Contento?

-Muchísimo. Me hacía mucha ilusión. Una travesía como esa debe ser algo fantástico. Pero reconozco que no sabía si lograría clasificarme. Al final, lo he conseguido y estoy dispuesto a pasarlo lo mejor que pueda aprendiendo de las experiencias que pueda vivir en esa vuelta a la isla, así como con los compañeros que la realicemos.

Hay muchos Primeras que podrían estar en Segunda

-Todavía te quedan unos meses hasta que se haga oficial tu pase a primera categoría (el primero de enero de 2018). ¿Cómo ves el nivel de la flota de patrones de primera?

-Veo que hay gente muy buena, que saben mucho. Los megacracks acostumbran a ir muy por delante. Pero según pude ver en el Campeonato de Cataluña de Sant Pol hay primeras que están a otro nivel. No en vano, algunos de segunda atrapamos a algunos barcos de primera y eso que habían salido, como mínimo, cinco u ocho minutos antes que nosotros. Es por ello que creo que en Segunda también hay buen nivel.

-¿Qué mensaje darías a esos patrones de segunda y que cuentan con un nivel notorio que prefieren no pasar a primera?

-No creo que convenga obsesionarse con lo de ser de Primera o de Segunda. No en vano, como decía, hay muchos Primeras que podrían estar en Segunda Pero pienso que lo más importante es navegar, pasarlo bien y, sobre todo, aprender.


No hay comentarios

Añade el tuyo