Patin a Vela

Jordi Servat: “si quieres ser competitivo debes pasar por Badalona sí o sí”

Jordi_Servat-navegando-club-natacion-Badalona-BIS

Jordi Servat, Regatista del Club Natación Badalona, es uno de los cinco patrones que este 2019 se ha estrenado como patrón de primera categoría de patín a vela sénior. (FOTO: Aina Solà & Jordi Cunill)

(10-4-2019). Jordi Servat (Andorra la Vella, 1969) dominó casi toda la segunda manga del Trofeo Somorrostro 2019 de la semana pasada. En la bordada final, sin embargo, los nervios propiciaron que se precipitara y perdiera la victoria. Pese a ello, se ganó el pasaporte a la ‘Volta a Menorca’ de este año. Servat fue una de las dos revelaciones de dicho trofeo.

El Trofeo Somorrostro del pasado final de semana fue la primera regata de nivel 2 de la clase que Jordi Servat (Andorra la Velia, 1969) corrió como patrón de primera categoría.

No obstante y en cierto modo, Servat sigue creyendo lo que dijo tras conquistar el pase a la categoría reina en el campeonato de Catalunya del pasado 2018 donde quedó tercero de Segunda: “ese pase llegó demasiado pronto. En segunda me sentía en la ‘pomada de la categoría’ y confiaba en ascender a primera precisamente este 2019, con el material algo renovado y ganando el campeonato de Catalunya”.

Pero las cosas suceden cuando suceden y Jordi Servat ha tenido que afrontar el ascenso con “cierta resignación” pero dispuesto a consolidarse en primera “disfrutando y aprendiendo”.

En el Trofeo Somorrostro del pasado fin de semana, el patrón del ‘Barbas’ cosechó un 14 puesto en la primera manga y un segundo en la segunda.

LECCIONES DEL TROFEO SOMORROSTRO

Como le sucedió en la primera prueba el día anterior al que acabaría siendo el vencedor del trofeo (Tony Garcia), también Servat dominó toda la segunda manga pero, hacia el final de la tercera ceñida, perdió el liderato, precisamente en favor del citado Tony García. “Me precipité”, reconoce Servat. “He constatado lo que luego me comentaron compañeros del Club Natación Badalona, que no debía haber virado hasta que los que iban detrás virasen, que debía haberlos marcado”.

El pasado fin de semana aprendí que ya tengo nivel para ganar a este gente

Pese a lo dicho, Servat destaca otra lección principal de aquel lance: “también aprendí que ya tengo el nivel para ganar a esta gente”.

Este licenciado en Físicas y que trabaja de profesor en el instituto Viladomat de Barcelona sostiene que “acostumbro a hacer buenas salidas y si luego escojo el bordo bueno logro llegar primero a la boya de barlovento”.

Quien escribe estas líneas avala lo dicho por Servat por haber sido testigo de ello en algunas mangas de regatas sociales disputadas en el Club Natación Badalona, entidad que el califica como la “gran universidad del patín a vela” y donde asegura que “si quieres ser competitivo debes pasar por allí sí o sí”.

Jordi Servat sabe de qué habla. Lo sabe por experiencia propia. Lleva unos cuatro años en el Club Natación Badalona donde llegó animado por su ‘maestro’ Patinista, el reconocido Adrià Gabarró y fue acogido con su tradicional cariño y entusiasmo por Ferran Gubern.

LOS ORIGENES

Jordi Servat descubrió el mundo de la vela ligera un verano en Palamós donde su hermana le regaló un cursillo de vela por su cumpleaños. “Fue una cosa breve: una hora durante cinco días navegando (o intentándolo) en láser”.

Tras aquel ‘bautismo’, sus paseos desde Palamós hasta Sant Antoni de Calonge le llevaron a entrar en contacto con el Club de Vela de Sant Antoni y, más concretamente, con Víctor Depoorter. “Por aquel entonces, Víctor tenía unos 14 años y yo unos 35. Él me aseguró que podía enseñarme a navegar en patín, decidí probarlo y me gustó”.

De aquel debut de hace ahora quince años se derivaría conocer a Guido Depoorter quien le diría que le convenía comprarse un patín, algo que haría ‘en asociación’ con su cuñado al año siguiente, y dos años después, a los 38, realizaría un curso de perfeccionamiento con Adrià Gabarró durante todo el invierno.

GABARRÓ, SU GRAN MAESTRO

“Adrià ha sido mi gran maestro. Navego como él me enseñó. Él entiende el patín de un modo diferente. Dice que se debe navegar por sensaciones. Siempre te anima a buscar las preguntas que te llevarán a mejorar; dice que él no facilita ‘fórmulas mágicas’, que él responde a las preguntas que tu le hagas porque valora las preguntas como parte del proceso de aprendizaje. Adrià tiene un don especial para enseñar y conectar con el alumno. Ve a uno navegar y ya sabe como eres”.

Por supuesto, en Sant Antoni de Calonge, Jordi Servat también tomó nota de las enseñanzas de la llamada ‘camada gloriosa’ formada por Joost Depoorter y Jordi Sabater.

Adrià Gabarro me dijo que un día no muy lejano sería primera

Su vinculación patinista con el Club Vela Sant Antoni duró cerca de una década. Tras ésta, cuestiones familiares propiciaron que tuviera que dejar Palamós y fue el propio Adrià Gabarró quien le animó a ‘cambiar de aires’. Su ‘maestro’ le sugirió marcharse a Badalona porque allí podría hacer un nuevo salto de nivel en la mejora de su aprendizaje como regatista. En una de aquellas charlas para acabar de decidir aquel cambio de rumbo, “Adrià me dijo que un día no muy lejano sería primera”.

Servat solo tiene alabanzas para su nueva etapa en el Club Natación Badalona. Asegura que “allí tienes gente que sabe muchísimo como Albert Batlleriá, Koki Roig, Peco Mulet, Jordi Lamarca, Ferran Gubern. Todos ellos son, además de unos reconocidos campeones, muy buena gente y están dispuestos a compartir conocimientos si sabes escoger el momento adecuado”.

Sin embargo destaca de ellos que “no me parecen unos patrones ‘galacticos’. Algún día les ganaré”.

LA PSICOLOGIA, CLAVE

Jordi Servat ha pronunciado el augurio convencido. El regatista sostiene que el factor psicológico y las intuiciones “se está demostrando de un modo cada vez mas evidente que juegan una importancia decisiva en competición”.

No soy nada místico pero reconozco que las intuiciones también forman parte del conocimiento y dejo que fluyan

Le pregunto si eso que dice también forma parte del legado de Adrià Gabarró. Sonríe y señala que “aunque haya quienes lo tengan por un ‘místico’, comparto completamente lo que él dice sobre la idoneidad de que cada patrón mire hacia su interior y busque sus fortalezas. Si navegas confiando en ti, los resultados llegan. Yo lo tengo comprobado. Cuando consigo sentir una serie de determinadas sensaciones navegando con el patín, éste va como un tiro y yo también”.

Esas palabras no se contradicen en absoluto, según cree, con su formación de racionalidad extrema como fisico: “no soy nada místico pero reconozco que las intuiciones también forman parte del conocimiento y dejo que fluyan”.

DEBUTANTES TRIUNFADORES

Jordi Servat y Joan Pedemonte han sido los únicos debutantes en primera de este año que coparon plaza en el top-10 del Trofeo Somorrostro. Servat reconoce el “gran nivel” de Pedemonte de quien asegura que su segunda plaza en el podio del citado Trofeo Somorrostro “no fue fruto de la suerte porque es un patrón que navega muy bien, siempre está muy atento, es muy sensible navegando y sabe anticiparse a las condiciones de viento y mar. Ya lo demostró en el Campeonato de Catalunya del año pasado en Cabrera y lo ha demostrado en esta ocasión“.

Precisamente el reconocimiento que Servat hace de Pedemonte propicia que afirme que “me hizo mucha ilusión ganarle en la prueba del domingo pasado”. 

REVELACIONES DEL TROFEO SOMORROSTRO 2019. Jordi Servat (a la derecha) con Joan Pedemonte. Para ambos patrones, este Trofeo Somorrostro 2019 del pasado fin de semana ha sido su primera regata de nivel 2 como regatistas de primera categoría.

Preguntado sobre el notorio éxito cosechado por ambos el pasado fin de semana propicia que se les pueda considerar como serios valores en primera categoría, Servat sostiene que “yo no creo que este año consiga esa condición; él, en cambio, igual sí porque es más constante y controla más”.

Poder hacer este año la Volta a Menorca es lo más de lo más

Jordi Servat quedó séptimo de la general del Trofeo Somorrostro 2019 y se clasificó para la Volta a Menorca que se realizará a principios del próximo mes de julio. El regatista esta entusiasmado con el ‘pasaporte’ conseguido y asegura de la iniciativa que ésta es “lo más de lo más”. 

Sin duda alguna, es un premio merecido al medio siglo de vida que Servat cumple este año. Para un hombre que reconoce que “hasta los treinta años apenas me metía en el mar hasta donde hacía pie porque apenas sabía nadar y a los 35 hice mi primer cursillo de perfeccionamiento de natación”, irse a dar la Volta a Menorca le permitirá poner en práctica todo ese compendio de conocimientos acuáticos y de navegación aprendidos y desarrollados en los últimos quince años.


No hay comentarios

Añade el tuyo