Patin a Vela

Campeón de España 2018 de patín a vela senior veterano

Josep Maria Robert, con él empezó todo

Josep-Maria-Robert-bis

Josep María Robert ha conquistado este 2018 el título de Campeón de España de Veteranos de patín a vela sénior. Ha sido la segundo vez que lo ganaba. La primera fue hace dos años, en 2016, en el Club Marítmo El Prat.

(5-9-2018). El campeón de España de veteranos de patín a vela de este año, Josep María Robert, es, en cierto modo, el primer eslabón de la cadena de éxitos de los patinistas del Club Náutico Sitges. De él aprendieron regatistas como Xavi Roca, Julián Vinué, Nando Blasco, Yannick Márquez, Bernd Wunderling e, incluso, el campeonísimo, Oriol Mahiques.

Josep Maria Robert (Barcelona, 1958), creció, hizo sus primeros estudios y ha vivido casi toda la vida en Sitges. Este 2018 ha cumplido 60 años y, como para ejemplificar jocosamente su veteranía vital, ironiza, “soy anterior al club náutico de sitges”. Según añade “de pequeño jugaba en la playa de la Fragata que es donde se implantó el club en el año 1967”.

ESPÓNSOR INFORMATIVO. Depoorter Sails es el espónsor informativo del Campeonato de España 2018 de patín a vela sénior y junior.

Con estudios de ingeniería industrial y especialización en electricidad, Robert ha ejercido toda la vida como tal, especialmente en puestos de gestión y dirección de empresa y en los últimos años en el sector del automóvil.

PADRE PATINISTA. Vicenç Robert, padre de Josep María Robert, había participado en regatas como el Trofeo Fiesta Mayor de Sitges del año 1946, con el patín número 14, Maricel, que le prestó Miquel Utrillo, hijo del constructor del complejo turístico, Pueblo Español, así como del emblemático Palacio Maricel de Sitges.

Su vinculación con el patín a vela data precisamente de cuando inició sus estudios universitarios de ingeniería. Recuerda que su padre les explicaba a él y a su hermano mayor “historietas” sobre su pasado patinista y aquellas experiencias fueron alimentando en su interior su atracción hacia el patin.

En el año 1977 el padre compró para los dos hermanos un patín de segunda mano fabricado por el constructor de patines que había en Calafell, Albert Ferrer. Sería con ese patín, “desmontable”, según precisa Robert, con el que se iniciaría. Asegura que prácticamente aprendió solo. “Me ayudaba con la lectura de libros de vela y entre éstos, especialmente el de Guido Depoorter que nos sirvió a muchos por aquel entonces”. Reconoce que “cuando empecé no tenía ni idea. Tenía tan poca que un día con bastante rasca volqué y como no sabia desvolcarlo, se me acercó un windsurfista extranjero a ayudarme. Tras aderezarlo y mientras acercaba al windsurfista a su tabla que había dejado a la deriva, de repente me miró y me dijo alarmado: ‘oye que has perdido el timón!’”.

EL PRIMER PATÍN DEL CLUB NÁUTICO SITGES

Ciertamente, por aquel entonces, el patín a vela era una embarcación muy desconocida en el litoral sitgetense, sobre todo entre los extranjeros, aunque también para los locales. Según evoca Josep Maria Robert “en el Club Náutico Sitges, el nuestro fue prácticamente el primer patín. Había el de un chico llamado Nadal y luego estaba el de Ángel Serrano, un veraneante que, en las vacaciones, se traía el patín que tenía en el Club Natación Barcelona y lo varaba en la parte exterior del varadero del club”.

EL PRIMER PATIN. El primer patín que tuvo Josep María Robert, compartido con su hermano, era “desmontable” y lo compró su padre al constructor de patines de Calafell, Albert Ferrer.

Cuando Robert se inicia en las regatas unos dos años después, lo hace acudiendo a la ‘catedral’ del patín a vela de la Costa Dorada que, por aquel entonces, era el club Náutico Calafell. Allí conocerá a los cracks locales, Mariano Sancho y Jordi Maré (padre). Según comenta, “en un Trofeo Imperial Tarraco logré vencer en casi todas las pruebas y la gente se sorprendió porque nadie me conocía”. Robert sonríe: “fue emocionante que se me acercaran a preguntarme de donde venía y a decirme que lo hacía muy bien”.

PRIMER CAMPEÓN DE CATALUÑA PATINISTA DEL CLUB NÁUTICO SITGES

En el año 1980, el patrón del Patufet (nombre esogido por Josep María Robert por ser el benjamín de la família y ésta llamarle de este modo de pequeño) hace todo el calendario de regatas oficiales de la Adipav y gana el Campeonato de Cataluña de segunda categoría en el Club Náutico Pineda de Mar. Será el primer patinista del Club Náutico Sitges que logra ese título, así como del resto de entidades náuticas de la población.

INVITADO EN CÁDIZ. En 1980, Josep María Robert gana el Campeonato de Cataluña de segunda categoría. Ello propicia que sea invitado al primer Campeonato de España que se celebra en Andalucía.

Ese triunfo le da el pasaporte para acudir como invitado, junto con el subcampeón de segunda de ese año (Ferran Gubern), al primer Campeonato de España que se disputará en Andalucia, concretamente en el Real Club Náutico del Puerto de Santa Maria. Robert está en racha y en ese campeonato ganará una manga y en otra quedará segundo y, al final, se clasificará quinto de la general.

1980 GLORIOSO. Tras vencer en el Campeonato de Cataluña de segunda categoría de 1980, aquel mismo año acude al Campeonato de España del Puerto de Santa María donde, siendo todavía patrón de segunda, logra un primero y un segundo puesto que le permitirán quedar quinto de la general absoluta y ‘tocar hierro’.

Como colofón, aquel glorioso 1980 obtendrá la distinción de Mejor Patrón de segunda categoría de la Adipav. Esa distincion volverá a conquistarla tres años después, en 1983, pero en este caso como vencedor absoluto.

Posteriormente, en el año 1993, nuevamente en el Puerto de Santa María, a punto estará de ganar nuevamente el Campeonato de España. Un OCS de la primera manga, sin embargo, propicia que la victoria se la lleve, finalmente, Jordi Sabater.

Tras ganar en 1997 la Copa de España, en 2003, Robert gana el Campeonato de Cataluña de primera categoría. Nuevamente, sera el primer patinista del Club Náutico Sitges que alcanza el título en la primera categoria.

Tres años después, en el 2000, formando equipo con Armand Martínez, Xavi Roca, Nando Blasco y Ferrán García ganarán el Campeonato de Cataluña por equipos de Club. Ese título volverá a ganarlo con regatistas de su club en los años 2009 (en el Club Marítim Cubelles), en el 2013 (en el Club Náutico Sitges) y en el 2015 (en el Club de Mar Sitges).

CAMPEÓN DE ESPAÑA VETERANO 2018

El título de Campeón de España 2018 de veteranos conquistado la semana pasada en el Club Natación Badalona no ha sido el primero que Josep María Robert ha logrado. Ya lo ganó en el año 2016.

A tenor de las puntuaciones tan ajustadas que habéis cosechado los tres primeros veteranos en esta edición 2018 del Campeonato de España (tú, 64 puntos, y Jordi Lamarca y José Vicente Climent empatados a 66) parece que la rivalidad ha sido muy intensa. ¿Ha sido así?

Lamarca llegó muy entrenado y, además conocía muy bien el campo de regatas pues prácticamente ha regateado toda la vida allí y ha sabido sacarle jugo. Por su parte, Climent, aunque diga que no ha entrenado mucho este año, es un patrón muy fino que con ventolinas siempre acostumbra a ir muy bien. Sí ha sido un campeonato muy competido. Y si Lamarca, con 71 años, llega a ganar, esa victoria todavía habría hecho más grande su leyenda en la clase.

EN EL TOP-10. Josep María Robert ha quedado noveno de la general del Canmpeonato de España 2018. Sus mejores resultados fueron un quinto, un sexto y dos octavos. La victoria en la categoría de veteranos fue muy ajustada y sus principales rivales (Jordi Lamarca y José Vicente Climent) apenas quedaron a dos puntos de él.

Parece que este 2018 ha sido un gran año para el Club Náutico Sitges: campeón de España absoluto senior, campeón de españa sénior de veteranos, campeona de españa absoluta, infantil y femenina de patín a vela junior… ¿Cuál es el secreto del Club Náutico Sitges para que salgan de él tantos campeones?

El secreto se llama Oriol Mahiques. Oriol es muy bueno y ha sabido trabajar para crear una estirpe de campeones junior, gracias a no focalizarse sólo en los que despuntaban, sino en todo el equipo. Ello ha propiciado que el nivel medio sea muy alto y que cuando entrenan y compiten se estimulen entre todos ellos por hacerlo mejor. Sin duda, esa proyección de los juniors es mérito de Mahiques, de su saber hacer con todos ellos y provocar que cada uno de ellos dé lo mejor de si mismo. Sin duda, el Club Náutico Sitges ha tenido mucha suerte con él. Eso es algo que ni siquiera puede pagarse con dinero.

Gran parte del éxito de Oriol Mahiques es fruto de la abnegada dedicación de su madre cuando era pequeño

A Oriol Mahiques le viste prácticamente nacer y le has ido viendo progresar como navegante. ¿Qué rasgos crees que han propiciado que sea tan buen regatista?

Aparte de las neuronas que le funcionan muy bien, Oriol ha tenido la suerte de tener la madre que tiene. Tras enviudar, Pepa Bartolomé se entregó a sus hijos para que navegasen, se relacionasen, aprendiesen el deporte de su malogrado esposo. Toda esa dedicación de su madre y las referidas neuronas que Oriol ha demostrado tener, así como su tenacidad y el navegar en otras clases y acceder a entrenamientos de nivel profesional para participar en campeonatos estatales, de Europa y del Mundo han acabado haciendo de él el campeón que es.

¿Crees que el triunfo absoluto de Oriol Mahiques y la victória en féminas de Nina Esteba confirma que estamos ya en el proceso de relevo generacional en la cúspide de la clase a nivel competición?

El patín a vela es una clase muy transversal en cuanto a edades. Creo que siempre ha ido habiendo relevo generacional, si bien en la actualidad debería ser más fácil porque el ambiente en la clase es más abierto de lo que era hace años.

¿Qué propondrías para que los patinistas junior, cuando lo dejan se animasen más a entrar en el patín sénior?

Es difícil hacer el salto del junior al sénior. A veces sucede que a los junior se les queda pequeño el patín junior cuando todavía son demasiado pequeños para asumir el sénior. Existe un ‘agujero’ de unos dos o tres años que no sé cómo podría llenarse. También entiendo que, debido a ese ‘agujero’ que apuntaba haya quienes prefieran otras clases con mayor proyección geográfica, porque el patín, a pesar de los esfuerzos que se están inviertiendo para que se expanda, continua siendo muy local.

Si ahora no entrenas, es muy difícil obtener resultados

Este año no has navegado demasiado y, en cambio, has ganado el Campeonato de España y la Copa de España en la categoría de veteranos. ¿Con la edad no hace falta entrenar tanto?

Nunca he sido de entrenar mucho. Es por eso que siempre he pensado que mi eficiencia es máxima, entendiendo esa eficiencia como el fruto de los resultados divididos por el tiempo de dedicación. De todos modos, me doy cuenta de que si ahora no entrenas es muy dificil obtener resultados porque son numerosos los patrones de nivel que entrenan muchísimo.

¿Te has puesto algún límite de edad en relación a continuar haciendo regatas de alto nivel en patín?

El único límite que me he puesto ha sido ‘hasta que el cuerpo aguante’. Es cierto que alguna vez he pensado en dejarlo. Sin embargo, continuo gracias a las regatas dominicales que hacemos en Sitges. Éstas te mantienen más o menos en forma y no ‘queman’ a la familia. Recuerdo que antes, cuando había el calendario oficial y lo seguía, me pasaba temporadas del año en plan ‘caravana’: este fin de semana aquí y el otro allá… De todos modos, espero poder seguir empleando el ‘sistema’ que he utilizado tradicionalmente: el campeonato de Cataluña para entrenar y el campeonato de España para clasificar…. No sé, ya veremos. Hay momentos en los que me replanteo volver al Forum, donde estuve el año pasado, para hacer entrenos durante la semana.


No hay comentarios

Añade el tuyo