Patin a Vela

El directivo es patinista y este año debuta en primera categoría

Marc Serra, nuevo comodoro del Club Náutico Sitges

“Debe promoverse la colaboración entre clubs”

Marc_Serra-comodor-club-nautico-sitges-ok-bis

Marc Serra vivió una infancia y juventud muy vinculada a a los deportes náuticos. El nuevo comodoro del club náutico Sitges se declara, además, un gran amante de las excursiones por la montaña con su esposa y sus hijas, así como un viajero a quien le gusta descubrir “la creatividad que esconden o proyectan las ciudades”.

(18-7-2018). Este 2018 es un año de debuts para Marc Serra. Tras estrenarse como patinista de primera categoría el pasado primero de enero, ahora suma su debut como comodoro del Club Náutico Sitges. Según anuncia, se propone “optimizar el positivo legado” de sus predecesores.

Marc Serra (Barcelona, 1967) es un hombre que disfrutó intensamente el mar en su infancia, adolescencia y juventud. Hasta los 26 años navegó en clases como el Optimist, el patín a vela senior, el 420, windsurf, de nuevo el patín, el 470, el láser y en catamarán.

Sin embargo, este diseñador gráfico con estudios en la Escola Massana de Barcelona, estaría posteriormente en el dique seco hasta los 45 años.

A su regreso al universo marino no volvió ni al Club Náutico El Prat, ni al club Marítimo de dicha localidad, ni al Club Náutico El Masnou donde había regateado en su infancia y juventud. Apostó por el club náutico Sitges donde su hermano, Lluís Serra, era el director de la reconocida escuela de vela de dicha entidad. “Cuando volví tenía claro que quería volver a hacer regatas en patín a vela. Y en el Club Náutico Sitges tuve la posibilidad de alquilar y probar si aquel deseo era consistente”.

Seis años después de reemprender su ‘vida náutica’, Marc Serra conquistó su pase a primera categoría en el campeonato de Catalunya del año pasado en Sant Pol de Mar en el cual quedó tercero.

Los ‘tests’ cuajaron y Serra reemprendió hace seis años su relación con el patín a vela senior, un barco que, según reconoce, “cuando tenía 12-14 años no consideraba un barco de regatas, sino de recreo para salir con los amigos a bañarnos”. Su vinculación con el patin en esta etapa más madura poco ha tenido de juego infantil, sin embargo, y el año pasado quedó tercero en el campeonato de Cataluña de segunda categoría celebrado en Sant Pol de Mar lo cual le valió el pasaporte para acceder a primera categoría el pasado 1 de enero de este año.

A este estreno, Marc Serra ha sumado otro debut recientemente: el de asumir el cargo de comodoro del Club Náutico Sitges. Reconoce que cuando le propusieron para el cargo al principio se mostró algo reticente “porque desconocía si el cargo no podría resultar incompatible con el hecho de que mi hermano es el director de la escuela de vela. Sin embargo, lo hablé con él y Lluís, como ya me habían manifestado los que me propusieron al cargo, me comentó que era perfectamente viable y que con mi pasión por el mundo de la vela seguro que desempañaría bien la función”.

¿Qué legado te han dejado tus antecesores?

El período anterior ha sido un poco peculiar porque se lo han repartido entre Berni Wunderling y Oriol Mahiques por motivos profesionales y de estudios respectivamente. De todos modos, entre los dos hicieron un gran trabajo. Situaron en lo más alto el equipo de patín a vela junior, dejaron un muy buen ambiente entre los navegantes del club y han sembrado un gran dinamismo en las diversas actividades náuticas que se desarrollan hoy en el club.

El varadero del Club Náutico Sitges alberga una gran cantidad de patines senior…

Sí. Una sesentena de embarcaciones de este tipo; más unos 12-15 junior; una treintena de catamarans de diversas tipologías; y algo más de una decena de Laser, además de un número nada desdeñable de tablas de surf, windsuf y paddle surf.

Tampoco me planteo romper las políticas aplicadas hasta ahora pues han sido muy positivas

¿Qué objetivos te has fijado?

Quiero evaluar lo que más funciona para ver cómo podríamos optimizarlo aún más si cabe. Me gustaría que, además de la solidez que evidencian nuestras flotas de patín a vela senior y junior, así como, más recientemente, el láser, ver si podríamos dinamizar también otra clase más. Tal vez el paddle surf… No sé. Debo estudiar más la situación. Tampoco me planteo romper las políticas aplicadas hasta ahora pues han sido muy positivas. Asimismo, creo que sería muy positivo aprovechar las ganas que veo entre mucha gente de ir al agua. Eso debe promoverse y, si hay opciones, dinamizarlo para que esas ganas se mantengan durante todo el año.

Aunque la flota patinista sénior del club es bastante activa, reconozca que sale poco a hacer regatas fuera de la entidad

La flota de patín a vela senior del club náutico Sitges es una de las más numerosas que existen. ¿Qué vitalidad muestra la flota en cuanto a salir a navegar o a participar en regatas se refiere?

Dentro del club es bastante activa. No obstante, sale poco fuera. Reconozco que impera cierto acomodamiento. Creo que sería positivo buscar propuestas para incrementar el nivel medio. Seguramente, si los patrones se sintieran con mayor nivel tendrían mayores ánimos para salir a regatear fuera del club. Estamos evaluando la opción de realizar clinics con nuestros mejores patrones para que impartan conocimientos entre los que deseen aprender.

Y a los que ya salen a hacer regatas fuera del club, ¿se han pensado en opciones para estimular aún más sus salidas?

Estamos estudiándolo. Tal vez podrían hallarse fórmulas para que el club reconociera su esfuerzo y la representación que hacen de nuestra entidad a aquellos patrones que obtuvieran buenos resultados. Tal vez sufragarles al año siguiente la licencia y/o la tarjeta de la Adipav.

Tenemos la gran suerte de que no paran de salir nuevos cracks entre nuestros patinistas junior

El club náutico Sitges es la principal ‘catedral’ del patín junior en la actualidad. ¿Queda recorrido aún?

Por supuesto. Queda que sean más, que continué el buen ambiente que impera entre todos ellos y entre sus padres. También queda mantener el buen nivel de los entrenadores, conseguir que los que ya son más mayores y dejan el junior se conviertan en entrenadores de los que empiezan. Sin duda alguna, sigue quedando mucho recorrido y estamos muy ilusionados con ello porque no creo que exista en la clase junior, ni en muchas otras clases, un ejemplo de liderazgo tan consistente ni tan duradero. Tenemos la gran suerte de que no paran de salir nuevos cracks.

La totalidad de campeones y campeonas de patín junior que ha tenido el club náutico Sitges en los últimos años no navegan actualmente en patín a vela senior. ¿Qué ha pasado? ¿Qué carencias tiene el patín senior para que les resulte tan poco atractivo?

Es un pez que se muerde la cola. Faltan más jóvenes navegando en senior. Cuando los junior dejan esa embarcación, ven que en el senior la gente es mayor, bastante más mayor, que ellos y eso no les atrae. Creo que mientras no haya más gente joven navegando en senior, los junior preferirán seguir en otras clases. Y, por otro lado, no debemos olvidar que entre el junior y el senior existe un período de impass bastante riguroso; un impass que tiene que ver con el nivel de exigencia física y psíquica que tiene el senior.

En nuestras regatas semanales de la Regularidad, sería positivo promover cooperaciones con el Club de Mar Sitges

Hace unas semanas el comodoro del Club de Mar Sitges, Xavi Roca, se mostraba partidario a través de CMDsport de buscar fórmulas de cooperación entre su entidad y el club náutico Sitges. ¿Qué opinas?

La colaboración entre clubs debe intentar promoverse. No obstante, me parece que existe un ‘histórico’ que genera ciertas reticencias. Pienso que en nuestras regatas semanales de Regularidad sería positivo promover cooperaciones entre las dos entidades. Investigaré sobre esas reticencias históricas para ver si es posible limarlas e intentar superarlas. El pasado es pasado y soy partidario de hacer tantas cosas juntos como podamos.


No hay comentarios

Añade el tuyo