Patin a Vela

Campeón de la Copa de Europa 2018

Oriol Mahiques: “Me sorprendió que Quim Esteba no arriesgara más”

Oriol_Mahiques-1-2-bis

Oriol Mahiques inició la Copa de Europa con la 'cruz' de un OCS, pero a partir de la tercera manga empezó a enfilar primero tras primero... ¡Hasta llegar a cuatro! (FOTO: CARELS PHOTOGRAPHY)

(1-8-2018). Oriol Mahiques ha conquistado con rotunda autoridad la Copa de Europa 2018 de patín a vela senior. Asegura que la victoria le ha hecho “mucha ilusión”. Hablamos con él tras su triunfo en Bélgica.

Oriol Mahiques (Barcelona, 1994) acaba de sorprender a muchos regatistas senior de la clase con su victoria en la Copa de Europa 2018 de patín a vela celebrada del 28 al 30 de julio pasado en Bélgica. Son pocos los que conocen su hasta ahora inigualado historial de triunfos durante su época de Patinista junior: tetracampeon de Cataluña, tricampeon de España, bicampeon de la Copa de Europa… Su carácter discreto, además, nutre su voluntario anonimato, así como que sus éxitos en patín senior ya disten bastante en el tiempo.

Sin embargo, Mahiques ha sido de los poquísimos patinistas que, tras ganar el campeonato de cataluña senior de Segunda (en 2009), al año siguiente haya ganado el de primera categoría (2010).

Igualmente, son pocos los que saben que, desde su silencio y constancia, ha sido el ’creador’ de los últimos cuatro campeones de España de patín a vela junior, a través de la Escuela de Vela del Club Nautic Sitges y de su equipo de regatas.

Tras la entrega de premios, Oriol Mahiques posó con el equipo de patinistas junior del Club Náutico Sitges participante en la Copa de Europa, cuyos integrantes sienten gran admiración por él. Mahiques ha declarado sentirse “muy satisfecho” de su evolución, “así como del trabajo que realizan los nuevos responsables técnicos del equipo”.

PROEL EN NACRA CON UNA BELGA

Oriol Mahiques regresó de un máster de negocios internacionales realizado durante medio año en Taiwán el pasado mes de abril. Desde entonces, su relación con la vela ligera ha estado principalmente vinculada a la selección belga de Nacra, con una de cuyas regatistas forma equipo como proel.

Desde su regreso del Sudeste asiático, el patín casi solo lo había ‘tocado’ para correr el trofeo social Gerardo Carrera de principios de mayo pasado que, por cierto ganó, revalidando el triunfo de la edición del año anterior.

A pesar del escaso entrenamiento en patín senior, de participar en la Copa con un barco en el que antes nunca había navegado, y de estrenar vela, sus cuatro primeros y un segundo en esta última copa de Europa demuestran que Mahiques es de esos regatistas escogidos que saben sacar realmente lo mejor del barco en el que navegan, así como del escenario en el que se desenvuelven.

“AÚN ESTOY DESTROZADO”

Ayer hablamos por teléfono. Seguía en Bélgica. Me anunció. que se iba a conocer Amsterdam con un amigo. Le pregunté si ya se había recuperado del palizón de las seis mangas de la Copa. Reconoció que “aún me siento destrozado, por el esfuerzo físico y de nervios”.

¿Por qué decidiste venir a esta Copa de Europa en Bélgica después de tanto tiempo sin apenas tocar el patín?

Estuve el año pasado y el anterior con los junior y me había quedado con ganas de venir a regatear yo, en vez de como entrenador.

Por tanto ya conocías las peculiaridades de la costa belga…

Más o menos. Además de haber estado entrenando a los junior en unos campus celebrados en Bredene los dos años pasados, hace diez años, en 2008, gané mi primera copa de Europa de patín junior precisamente en Bélgica. Fue en el club náutico de De Haan. En todas esas ocasiones ya vi que esta zona es muy técnica pues se caracteriza, sobretodo, por sus fuertes corrientes (de unos 2 nudos), a menudo por los fuertes vientos, que acostumbran a ser rancheados, y los numerosos roles.

¿Te sentías con opciones de ganar?

La verdad es que he venido a Bredene con muchas ganas de navegar. Me sentía bien físicamente y sí me creía con opciones aunque reconozco que me pesaba la incertidumbre debido al mucho tiempo que llevaba sin participar en grandes competiciones patinistas. Tal vez me hubiera ido mejor si hubiera podido entrenar algo más previamente.

Con cuatro primeros y un segundo da la sensación que tuviste suficiente con los dos días que entrenaste antes del inicio oficial de la copa…

Es verdad que, desde un punto de vista organizativo, me planteé bien la competición. Llegar dos dias antes me permitió salir con el barco que me había prestado Jordi Aránega para conocerlo y hacerme con él; también me permitió probar la vela nueva que traía y reconocer el campo de regatas. Sin duda, todo ello me ayudó y, tras lo sucedido, este campeonato podía haberlo ganado haciendo todo primeros.

Las rachas y el oleaje propiciaron numerosos vuelcos y ‘clavadas’. Ni Oriol Mahiques logró eludir las dificultades. (FOTO: CARELS PHOTOGRAPHY)

Pues no empezaste con demasiado buen pie. Te dieron un OCS en la primera manga.

Es verdad. Se me rompió una polea que yo mismo había cambiado para que el carro de la barra escotera fuera mejor y aquello me sacó fuera de línea. De todos modos aunque puntué con un OCS, lo que me pesó en aquel momento inicial, cuando aún no sabía que había hecho fuera de línea, fue ver que tenía que retirarme de la prueba para ir a tierra a cambiar la polea rota.

Aquella primera jornada pareciste ‘gafado’. Tengo entendido que en la segunda manga ibas primero y, sin embargo, algo te hizo perder el liderazgo.

Efectivamente, en aquella Segunda prueba marchaba en cabeza pero en un punto del recorrido me equivoqué de boya e hice un tramo más largo que supuso que me avanzaran cuatro barcos. Al final, de todos modos, no solo recupere aquellas plazas, sino que hicimos una entrada con Quim Esteba (que ganó la manga) muy ajustada.

Posteriormente, tras aquellas dos primeras mangas repletas de ‘peajes’ ya enfilaste tu particular ‘senda de gloria’…

Sí, gané la última prueba de aquella primera jornada y al día siguiente las gané todas.

Por los resultados registrados por ti, Quim Esteba y el belga Robbert Lerno parece que esta Copa de Europa ha sido ‘cosa de tres’.

Sí, hemos sido los que prácticamente siempre hemos ido más destacados en cabeza.

Al final del primer día, la provisional era liderada por Quin Esteba pero el propio Esteba dijo que te veía “muy fuerte y con muy sólidas opciones al triunfo final”.

Bueno, al final del primer día yo arrastraba el OCS. De hecho, esa fue mi ‘cruz’ durante toda la copa porque no me dejaba opción a errores. En cambio, Quim se había mostrado muy regular con dos Segundos y un primero en la primera jornada y luego, al día siguiente, siguió con un segundo y dos terceros. De todos modos, me sorprendió que con esos resultados y las previsiones que había hecho sobre mi no arriesgara más el último día.

El campo de regatas de Bredene es muy técnico pero ello brinda muchas oportunidades si las sabes aprovechar

¿A qué te refieres?

Con la regularidad que iba teniendo prueba tras prueba y sabiendo que yo tenía un OCS, me sorprendió que Quim no fuera algo más agresivo en las últimas mangas y me forzase un fuera de línea o me planchara en una salida para provocarme otro mal resultado. Eso me permitió navegar y regatear más tranquilo y, en consecuencia, mejor.

Todo el mundo ha dicho que ha sido una copa muy dura, “con mucho, mucho viento”. Lo ‘normal’ eran de los 12 a los 18 nudos pero con rachas de hasta 25 nudos…

Sí, es cierto. Con mucho viento de tierra, con mucha racha, muy rolón y con mucha corriente. Pero todos estos cambios hacen que este campo de regatas brinde muchas oportunidades y provoca que sea más relevante navegar a favor de los roles y optimizando las rachas que aspectos como la velocidad del barco.

El patín Bar-CU está muy bien acabado, viene muy ‘full equip’ ya de entrada y corre muchísimo

Por cierto has navegado con un barco del astillero Bar-Cu. Parece que no te ha ido mal, ¿no?

Es un barco muy bueno. Además, me llama la atención porque ya lleva todo el ‘tunning’ de entrada. Con Alfonso Clavero, el propietario del astillero, solo cambiamos un cabo de la maniobra. Es un barco muy bien acabado, viene muy ‘full equip’ y es muy competitivo. Me ha llamado la atención su velocidad en Lis largos y las empopadas y en las ceñidas responde muy bien. Estoy convencido de que si hubiera entrenado más, todavía le habría sacado mayor rendimiento. Sin duda, se nota que Clavero es regatista y conoce las necesidades de los navegantes y eso que yo, con los barcos, soy muy exigente.

En el top-5 de la copa solo figuran dos ‘viejos’ lobos de mar. El resto sois muy jóvenes: tu, Robbert Lerno y Nina Esteba. ¿Estamos ante el relevo generacional en la cima de la clase?

Bueno, la exigencia física de esta Copa ha sido muy alta. Mucho viento, tres pruebas al día. La condición física ha tenido mucha incidencia en los resultados. Y si yo estoy destrozado, supongo que los patrones mayores igual lo están aún más. Pero, la progresión de los jovenes no ha sido solo debida a sus recursos físicos. Patrones como Robbert o Simon Lerno o los hermanos Nina y Jan Esteba han demostrado que han tenido muy buenos referentes, que sus respectivos padres les han enseñado mucho y eso acaba reflejándose en los resultados.

Tras esta victoria ¿te veremos en el Campeonato de España?

Me gustaría pero, por el momento no estoy clasificado. Tendré que ver si puedo combinarme la participación en las dos regatas clasificables que quedan con los compromisos de trabajo y de familia que tengo.

No te parece algo paradójico que un campeón de la Copa de Europa deba clasificarse para participar en el de España. ¿No debiera bastarle ese título?

Las reglas son iguales para todos y es lógico que se establezca filtros de acceso. De todos modos, no deja de ser curioso que la Copa de Europa no tenga la misma relevancia para clasificarse que tiene el Campeonato de Cataluña.


No hay comentarios

Añade el tuyo