Patin a Vela

Campeón de Cataluña 2021 de patín a vela sénior de segunda categoría

Oriol Martí, un campeón a ritmo de mambo

Oriol-Marti-campeon-de-cataluña-2021-segunda-categorias-2-bis

UN CONTRABAJISTA ZURDO RECONVERTIDO. En sus inicios como contrabajista, Oriol Martí aprendió a tocar este instrumento con la mano izquierda como zurdo que es de nacimiento. Sin embargo, años después, hacia los veinte años, decidió aprender a tocarlo con la derecha lo cual le llevó a marcharse a Francia para realizar el aprendizaje por espacio de cinco años. Según recuerda, "fue un volver a empezar".

(9-6-2021). Oriol Martí Sans registró su mejor concierto como patinista durante los dos últimos fines de semana del pasado mes de mayo cuando conquistó el título de Campeón de Cataluña 2021 de patín a vela de segunda categoría. Las coincidencias de la vida le llevaron a lograr su triunfo en la localidad donde a los doce años descubrió esta embarcación que, por aquel entonces, sólo concebía para pasear.

Oriol Martí Sans (Avinyó, 1975) lleva el ritmo en la sangre y no precisamente porque su patín a vela lleve por nombre ‘Mambo’. Su profesión de músico le aporta un bagaje de tenacidad en el esfuerzo, de reconocimiento al valor de la observación constante, y de pasión por lo amado que, durante los dos últimos fines de semana del pasado mes de mayo en Sant Pol de Mar, desembocaron en su conquista del título de Campeón de Catalunya de segunda categoría 2021.

El regatista consiguió el triunfo en el pueblo donde a los 12 años aprendió a navegar con su padre en un patín a vela “que nos dejaban y con el cual básicamente solo aprendí a pasear”, según explica.

Aquellos escarceos patinistas veraniegos, sin embargo tardarían décadas en cuajar. Oriol Martí se entregó a la música y aprendió piano; más tarde se dedicó al bajo eléctrico y, finalmente, encontraría el instrumento de su vida: el contrabajo. Asegura que su periplo musical ha pasado por todos los géneros. “Empecé tocando jazz y ahora me dedico a la música barroca”, comenta.

PROFESOR DE MÚSICA

Martí vive de la música y, sobre todo, de enseñarla. Se inició como docente de la misma hacia los veinte años y desde hace quince es profesor de contrabajo en el Institut Escola Artística Oriol Martorell de Barcelona. Lo compagina con algunas horas semanales en la Escola Municipal de Música de Sant Andreu.

Tras veinte años de dique seco, Oriol Martí redescubrió hace unos cinco años su atracción por la navegación y, más concretamente, por el patín a vela. Le ‘inspiraron’ la lectura del libro de Guido Depoorter y una conversación con su tío, Xavier Carrasco. Fue él, precisamente, quien le animó a ir al Club Mar i Vent de Canet a testar el gusanillo de las regatas.

Tras cuatro pruebas allí lo tuvo claro y le compró a Xavier Oliver un patín a vela que, anteriormente, había sido de Josep María Ferrer (Androide).

Con aquel ‘Androide’ de tercera mano y hoy bajo el nombre de ‘Mambo’ y con número de vela 3.000, Martí ha navegado infinidad de horas hasta lograr el título de Campeón de Cataluña de segunda categoría de este 2021 a finales del pasado mayo.

No ha sido un camino rápido. Han mediado cinco años desde que compró su patín actual. Pero, a tenor de cómo lo explica el regatista, ha sido un periodo en el que Martí ha saboreado tanto o más el camino que los éxitos que, a medida que transcurrían pruebas, trofeos y temporadas, iban prodigándose con mayor frecuencia.

Para regatear bien hay que navegar muy bien

Asegura convencido que “el secreto está en navegar muchas, muchas horas, en probar mucho fuera de regata porque las regatas, habitualmente, no son el momento de probar cosas. Para regatear bien hay que navegar muy bien. Y eso lo logras con muchas horas sobre el barco, navegando solo, escuchando al barco, aprendiendo a captar su sensibilidad. Es como la música: un instrumento no suena todo lo bien que puede llegar a sonar tocando solo en los conciertos. Hay que ensayar mucho”.

Lo que has aprendido durante estos cinco años, ¿se lo debes sólo a las horas sobre el barco?

Eso ha tenido mucha importancia pero también la han tenido las conversaciones que he sostenido con patrones como Xavier Carrasco, su hijo, Oriol, con Anna Pujol, con la que hable mucho durante la Volta a Menorca de 2018. También las charlas con Ferran Gubern, o con Jordi Lamarca, o con Joan Comajuncosa, que es un gran sabio del patín a vela. También me ayudaron mucho las ‘master class’ impartidas por Albert Batllería o Peco Mulet, así como algunas conversaciones sostenidas con Quim Esteba. La verdad es que he intentado preguntar a mucha gente porque de todo el mundo aprendes algo. Es igual que con la música. También con ella he tenido muchos maestros. Todos los maestros te guían y sus explicaciones sirven luego para probarlas en el mar e incorporarlas a tu modo de navegar y de hacer regatas.

¿Cuándo llegaste al Club Patí Vela Barcelona?

Estoy allí desde finales de 2017. Es una entidad que pone muchas facilidades. Su acuerdo con el Club Natación Barcelona, nos permite hacer hasta cuatro regatas a la semana. Eso es un lujo.

El próximo septiembre voy a plantear el relevo de la capitanía de flota

Actualmente eres el capitán de la flota patinista de dicha entidad.

Sí. Sucedí en el cargo a Pepe Sánchez Runde en septiembre del año pasado. Pepe era un super capitán pero decidió marcharse al Foum y, como yo estoy mucho por el club y hablo mucho con la gente, me propusieron asumir el cargo. Sin embargo, creo que el próximo septiembre voy a plantear el relevo. Pienso que este es un cargo que vale la pena que vayan ocupando los distintos integrantes de la flota. No es mucho trabajo pero pienso que ejercerlo estimula la implicación con la entidad.

El nombre de tu barco (‘Mambo’) ¿tiene algo que ver con tu vinculación con tu vinculación con el mundo de la música?

(Sonríe). La verdad es que fue difícil encontrar un nombre para el patín. Me inspiró un anuncio de la CUP, emitido antes del referéndum de Cataluña, en el cual se veía a un grupo de jóvenes haciendo esfuerzos empujando una camioneta para precipitarla por un barraco. Tras lanzarlo al vacío, uno de los jóvenes preguntaba: “Y ahora, ¿qué?” y otro contestaba: “Ahora, viene el mambo”. Relacioné aquella expresión con un momento de cambio, de nueva etapa, Y esa fue la razón por la cual opté por llamar ‘Mambo’ a mi patín.

Muchos me han llamado ‘rey del mambo’ tras el campeonato pero yo me siento igual que antes de él

Ahora que eres el Campeón de Cataluña, te debes sentir un poco ‘el rey del mambo’, ¿no?

(Sonríe). Muchos me han llamado así después del campeonato. Pero la verdad es que me siento igual que antes de él. Reconozco que estoy muy contento pero también que siguen quedándome muchas cosas por aprender.

De todos modos, en aquel campeonato partías como favorito, según la encuesta de CMDsport.

Eso me dijeron. Te confieso que como sé que acostumbraís a hacer este tipo de encuestas antes de los campeonatos importantes, estuve quince días sin leer CMDsport. No quería generarme presiones adicionales. Quería estar tranquilo, salir a competir pero con calma”.

¿Qué rivales destacarías de aquel campeonato?

Todos los que estuvieron delante. Reconozco que a Eduard Serres (subcampeón de Cataluña) no lo tenía localizado. En cambio, sí tenía muy localizados a otros competidores como a Jordi González, a Frieder Schuon, a Xavier Recasens, a Ricard Plaza. También había pensado como rivales serios en Rafael Pereera, Enroc Goznález o Miquel Angel Alonso. Fue una pena que ellos tres no tomaran parte.

Mi objetivo prioritario es llegar a navegar como los cracks

¿Cómo afrontas tu pase a primera categoría a partir del 1 de enero del año que viene?

Pues asumiendo que los primeros de primera están muy lejos y que, como decía, me queda mucho por aprender todavía. Quizás lo único bueno es que la gente dejará de decirme aquello de “debes pasar a primera”. Pero, insisto: mi nivel de ahora es el mismo que el de antes del campeonato. Me han comentado que a algunos patrones cuando pasan a primera se desaniman y lo dejan. En mi caso no creo que sea así. El pase de categoría no era mi objetivo principal. Mi objetivo prioritario es llegar a navegar como los cracks.

Has sido el principal ‘misionero’ de la app de seguimiento online de regatas, Estela, para su implantación en la clase. ¿Te ha costado mucho que la gente entendiera tus ‘prédicas’?

La verdad es que no. En el Club Patí Vela Barcelona lo explique a los compañeros y al presidente, Rafel Figuerola y éste se entusiasmo con la idea y enseguida lo pusimos en práctica. A la gente le gusta mucho y aunque sé que, por ahora, es difícil que todos los participantes de las regatas lleven el localizador o teléfono, pienso que paulatinamente irá generalizándose su uso. Estela es una aplicación que ofrece muchas opciones para aprender y revisualizar las pruebas realizadas. En el Club Patí Vela Barcelona, grabamos todas las mangas semanales y, luego, todos las revivimos. Hay mangas que llegan a tener de 100 a 200 visualizaciones.

La aplicación Estela aporta la opción de compartir las regatas, así como de aprender

¿Crees que la aplicación Estela marcará un antes y un después en la clase patín a vela?

No sé si será para tanto. Lo que sí creo que aporta Estela es la posibilidad de compartir tu regata con gente que no ha podido participar y esa posibilidad antes no existía. Ahora, el siguiente paso sería poder grabar las regatas con dron.


No hay comentarios

Añade el tuyo