Patin a Vela

Pese a las amenazas del Plan de Costas que se ciernen sobre la entidad desde hace años

El presidente del Maritim Torredembarra asegura que “el club está salvado”

“Nuestra escuela de vela va como un cañón”

Xabier-Bengoetxea,-presidente-del-Club-Marítimo-Torredembarra-bis

Xabier Bengoetxea, ingeniero mecánico de origen vasco pero integrado a Cataluña en su juventud por motivos profesionales, así por haberse casado con una catalana, reconoce que cuando descubrió el patín a vela se enamoró de él. Sin embargo, su condición de ‘doble trasplantado’ (de médula e hígado) le impidió poderse dedicar a él. “Tenía ciertos problemas de movilidad para las viradas”, explica. A raíz de ello, acabó inclinándose por el Hobie Cat. Además de empresario, Bengoetxea es voluntario del Hospital Clínico. Según dice, “se portaron muy bien conmigo cuando lo de los trasplantes y me siento muy agradecido”.

(19-8-2022). Xabier Bengoetxea (San Sebastián, 1966) es el presidente del Club Maritim Torredembarra desde el pasado mes de mayo. Con él hablamos de sus primeros cien días como máximo responsable de esta entidad cuya continuidad está amenazada por la Ley de Costas.

Xabier Bengoetxea es un ‘veterano’ de las juntas directivas del Club Maritim Torredembarra del cual se hizo socio en 2006. De los dieciséis años que lleva vinculado a la entidad ha formado parte de sus dos ultimas directivas. En la de Agustí Herrero (2012-2018) fue el vocal responsable de la Escuela de vela y del equipo de regatas y en la de Joan Manuel Mercadé (2018-2022), fue el Comodoro.

A mediados del pasado mes de mayo, Bengoetxea fue elegido (candidatura única) presidente del Club Maritim Torredembarra, sucediendo en el cargo a Mercadé y ratificando, por tercera vez consecutiva, su ligazón al gobierno de la entidad, aunque en esta ocasión como máximo dirigente.

¿Se ve distinto el club con la ‘gorra’ de presidente que con la de comodoro?

Sí. Aunque como comodoro fui el ‘director general’ de la vertiente deportiva del club, ahora con la ‘gorra’ de presidente constato que las responsabilidades son más diversas y en consecuencia, el trabajo. Sin duda, reconozco que mi experiencia como director general de una empresa (Embragatges i Derivats, S.A.) me ayuda a desempeñar esta nueva etapa, así como lo aprendido en mis periodos con Agustí Herrero y Joan Manuel Mercadé.

Actualmente contamos con unos 250 socios

Tras ser elegido presidente el pasado mayo, ¿cómo valora sus 100 primeros días de gestión?

Estoy contento. Tengo un gerente (Vicenç Cespedes) de un valor incalculable. Él lo hace todo muy fàcil, gracias a su experiència infinita en la gestion de clubes nauticos. Nos entendemos muy bien y eso ayuda y ayudará a agilizar procesos y a culminar objetivos.

¿Cuántos socios tiene actualmente el Club Maritim Torredembarra? 

La cifra ronda entre los 245 y los 250.

¿Han hecho nuevos socios este 2022?

Unos 25 aproximadamente.

La mayoría de nuevos socios que se han incorporado tiene una embarcación

¿Cuáles son las actividades o ámbitos que más dinamizan la captación de nuevos socios?

Básicamente los deportes náuticos, sobre todo la vela ligera. No en vano, la mayoría de nuevos socios que se han incorporado tiene una embarcación y desean tomar parte en las competiciones que organizamos, así como en las nuevas iniciativas o secciones que emprendemos como es el caso más reciente del piragüismo.

También contamos con un porcentaje importante de socios de actividades sociales que se adscriben al club por sus instalaciones, por las opciones de actividades que en ellas pueden realizarse y por la oferta gastronómica de su restaurant.

¿Se puede dar por concluida la fuga de talento patinista que el Club Maritim de Torredembarra lleva unos años sufriendo?

Eso no se puede asegurar. Estos fenómenos son cíclicos. Ha habido periodos en los que Altafulla no tenía el nivel de patinistas que tiene ahora. De todos modos, quizás no se han acabado de satisfacer las demandas que se planteaban en cuanto al número de entrenamientos y regatas. Precisamente por eso, ahora estamos dinamizando ese tipo de actividades y ampliando el número de entrenamientos y de regatas. En ese sentido, para el año que viene confiamos en poder organizar uno de los llamados ‘grand slams’ de la clase patín, así como otra gran competición de catamaranes.

Debemos mimar a nuestros patinistas veteranos, pero también mimaremos a los nuevos que llegan y lleguen

El pasado fin de semana la flota patinista del Club Maritim Torredembarra participó en el tradicional Desafío de flotas patinistas con el Club Maritim Altafulla y el Club de Vela Platja Llarga. Pese a la pérdida de importantes figuras del patín en su club lograron presentar 12 participantes de su entidad. ¿Cómo evoluciona la salud del patín a vela en el Maritim Torredembarra? 

Debemos trabajar para mejorarla. Ahora contamos con unos 30 patines navegando. Recientemente, hemos hecho un nuevo socio que se ha comprado un patín. La cifra de navegantes de esta clase es superior a la que tenemos de las otras clases. Otro factor reseñable es que de los doce patinistas nuestros que participaron en el Desafío, la mayoría era gente muy joven. Eso nos hace concebir esperanzas de reactivación del patín en nuestro club. Debemos mimar a nuestros patinistas veteranos, pero también mimaremos a los nuevos que llegan y lleguen, al igual que haremos con los navegantes de las otras clases que conviven en el club.

Después de que en 2020, a causa de las restricciones de la pandemia, la facturación del club Maritim Torredembarra cayera un 11%, ¿qué evolución siguió la facturación en 2021 y que previsiones tienen para este 2022?

Las cuentas de 2021 fueron bastante positivas y nuestra previsión para este 2022 es que vuelvan a serlo. En ambos casos mejorarán los datos del año pre-pandemia. (2019).

Tenemos una provisión de 48.500 euros para la renovación y mejora de la instalaciones y equipamientos

Se muestra muy convencido y optimista…

Paulatinamente, hemos vuelto a reactivar las altas. Nuestra escuela de vela evoluciona muy favorablemente y, anualmente, pasan por ella más de 800 cursillistas, entre los que vienen durante el periodo estival y los que acuden durante el periodo escolar.

¿Qué actuaciones y mejoras se han llevado a cabo en la entidad durante este 2022? 

Las principales inversiones tras el año de la pandemia se empezaron a realizar el pasado 2021. Está prevista una inversión de de 48.500 euros que se ha destinado a renovar y mejorar embarcaciones de la escuela de vela, así como accesorios de movilidad de las embarcaciones y complementos para los cursillistas; también se han reformado un par de salas de la entidad, renovado las ventanas del piso superior, así como la puerta de la zona de garbi de la sede social, instalado placas solares para desarrollar políticas energéticas sostenibles, dotado de nuevo mobiliario al espacio ajardinado de la barbacoa…

Queremos cargarnos de razones y de argumentos para que el club continúe operativo

¿En qué punto se encuentran actualmente las negociaciones con las administraciones para conseguir salvar al club de las amenazas que se derivan de las directrices del Plan de Costas?

Estamos en conversaciones con todas ellas. No obstante, tras las actuaciones que se acometieron con el Club náutico Betulo de Badalona en noviembre del año pasado no se han producido nuevas acciones y todo parece sumido en una calma expectante, al menos por nuestra parte. Se habla de que a mediados de septiembre podría haber una nueva reunión para hablar del tema.

De todos modos, nosotros seguimos trabajando para reforzar nuestra condición de servicio de interés público ya reconocido, tanto por el ayuntamiento de Torredembarra como por la Federación Catalana de Vela. Queremos cargarnos de razones y de argumentos para que el club continúe operativo. No estamos nerviosos. Solo continuamos preparándonos para adaptarnos a lo que nos indiquen.

Debe ser muy difícil mantener el ánimo emprendedor y la ilusión para impulsar acciones y trabajar para conservar y captar socios en un escenario tan vulnerable, ¿no?

De entrada, yo creo que el club está salvado. No tengo ningún miedo de que pueda desaparecer. Veremos, sin embargo, de qué modo podremos continuar. Confío mucho, como decía, en la aportación social  y deportiva que hacemos al municipio. Nuestra entidad lleva muchos años siendo útil a sus socios y a los ciudadanos de la localidad promoviendo la actividad deportiva. Nuestro epicentro es la vela ligera y la náutica y no un restaurant. Pienso que si desde ciertos estamentos eso no se ve y se pretende atajarlo, el ayuntamiento de Torredembarra no callará y la Federación Catalana de Vela tampoco.


No hay comentarios

Añade el tuyo