Patin a Vela

Campeona de Andalucia de categoría B en 2017 y 2018

Susana Perez, la pionera del patín a vela femenino en Andalucía

susana-perez-3-bis

Susana Pérez volvió a convertirse en regatista de patín a vela ahora hace un año aproximadamente, cuando decidió tomar parte en la emblemática regata Trofeo Mosquito. Desde entonces, no ha cesado de hacer regatas y 'acumular' títulos de Campeona de Andalucía de categoría B.

(11-7-2018). Como en su día lo fue Anna Pujol en Catalunya, Susana Perez se ha convertido en el estandarte del patín a vela femenino en Andalucia. La patrona del Mare pasó en su juventud por la ‘universidad’ del Club Natación Barcelona y, aunque luego estuvo casi en el dique seco durante años, hoy ya lleva dos títulos autonómicos en la categoría B. Sin duda, quien tuvo, retuvo.

Susana Perez (Ronda -Malaga-,1974) es la única regatista federada en Andalucia que navega en patín a vela. Este 2018 ha revalidado el título de Campeona de Andalucia de la categoría B que conquistó el año pasado. Esta madre de tres hijos, licenciada en ciencias económicas y empresariales, así como en Marketing, y que hoy trabaja como responsable del área de servicios y comunicación en Andalucia de Asepeyo, asegura que “cuando tengo un momento libre, me escapo a navegar en patín porque me encanta”.

Susana Perez reconoce que de niña, cuando tenia 12 años y su padre la sacaba a pasear en su patín a vela en el Club de vela Matalascañas, “la embarcación me parecía insulsa”.

EL LEGADO DE 1998

El descubrimiento del patín no le llegaría hasta los 24 años. “Fue en el Campeonato de España que se celebró en Matalascañas en 1998. Vinieron los catalanes y los vi en acción junto con los andaluces más aventajados y me cambió radicalmente el concepto que tenía del patín. Entonces me impresionó por su potencia, su velocidad y lo bien que lo hacían todos aquellos campeones”.

En el Club Natación Barcelona estuve haciendo las regatas dominicales de los años 1999 y 2000

Ciertamente aquel campeonato de España de 1998 que ganaría Oriol Castellá (sería su tercer título, de los cinco que acabaría cosechando) cuajó de tal modo en Susana Perez que cuando en octubre de aquel año se instaló en Barcelona para proseguir sus estudios de Marketing se informó de los pasos para navegar en la Ciudad Condal. El por aquel entonces presidente de la Adipav, Joan Comajuncosa, y figura relevante del Natación Barcelona la animó a adscribirse como socia deportiva de dicha entidad. “En el Club Natación Barcelona estuve navegando las regatas de los domingos durante los años 1999 y parte del 2000, hasta que acabe los estudios”. Según añade, mi padre me trajo un patín que me había comprado yo misma en Andalucia y al que puse por nombre ‘Bichito’”. De aquella época en el Natación Barcelona, Perez guarda un gran recuerdo: “me sentí muy a gusto allí. Xixu era muy ‘salao’ y me enseñó un montón de cosas”.

Sin embargo a su regreso a Sevilla, donde dice que “he vivido siempre a pesar de haber nacido en Ronda”, aquella ‘fiebre’ regatista en patín languideció y su vínculo con la embarcación pasó a ser exclusivamente como ‘paseante’.

EL RESURGIR

La fiebre regatista de Susana Perez resurgiría en agosto del año pasado, con motivo de la Regata Mosquito. “Solo pudimos hacer dos de las tres mangas de aquel trofeo pero sentí que me volvía a entrar el gusanillo y decidí participar en el Campeonato de España de Chipiona”. Aquel campeonato estatal de Chipiona sería más de reintroduccion que de resultados brillantes. Perez quedó en los últimos puestos de la tabla pero apenas tomó parte en cuatro de las siete mangas celebradas. A pesar de ello, no se desanimó y cuando en octubre se celebró el Campeonato de Andalucia se fue a Sevilla a participar en él confiada en sus posibilidades. Sus pronósticos no le fallaron: el treceavo de la general conquistado le sirvió para erigirse como la vencedora de la categoría B.

Susana Pérez, a bordo de su patín a vela ‘Mare’, un patín que su padre compró a Ramón Huertas en el año 1998 con motivo del Campeonato de España que se celebró en su club de toda la vida, es decir, el Club Matalascañas. Según relata Pérez, “el año pasado decidí comprárselo a mi padre para utilizarlo yo”.

El pasado junio, en el Cand Chipiona, Perez se quitó la espina del campeonato de España del año pasado y revalidó la victoria del año anterior en el Campeonato de Andalucia logrando, además, situarse en el top-10 de la general (fue décima).

Desde que empecé a hacer regatas todo el mundo se ha portado de maravilla conmigo

¿Cómo se han tomado los patinistas andaluces la aparición de una mujer Patinista que a algunos de ellos los deja a la popa?

(Ríe). ¡Tampoco son tantos! La verdad es que desde que empecé a hacer regatas todo el mundo se ha portado de maravilla conmigo. Nadie me conocía y me acogieron con los brazos abiertos. Desde que retomé las regatas en Andalucia, especialmente en la Bahía de Cádiz, he tenido la suerte de competir con los mejores. Calero y Chiri me han enseñado mucho, me han aconsejado, tanto en cuestiones de aparejo como de navegación y táctica de regata. Sin duda, ambos son mis principales ídolos patinistas. Navegan impresionante.

Habitualmente son los maridos los que navegan y sus esposas las que se quedan en tierra. ¿Cómo se ha tomado tu esposo esta ‘fiebre’ tuya de las regatas?

Mi marido (Alfonso Moreno) me ayuda mucho y me apoya. El era de secano y le tira más el campo pero le enseñé a navegar en patín y le gusta. Pero sin duda, sin el apoyo de Alfonso sería imposible poder hacer las regatas que hago.

Por supuesto que me gustaría ascender pero todavía soy muy novata y los buenos son muy buenos

Has ganado dos veces ya el Campeonato de Andalucia de categoría B. ¿Para cuándo el pase a, como mínimo, categoría A2?

(Ríe). Pues no se. Desconozco cómo va esto de subir de categoría. Por supuesto que me gustaría ascender pero todavía soy muy novata y los buenos son muy buenos. Hay mucha diferencia de nivel y a mi me queda muchísimo aún por mejorar.

¿En qué rumbos sientes que te defiendes mejor?

En los abiertos, si no sopla mucho. Peso 54 kilos y en los largos y empopadas ese peso constituye una gran ventaja.

En la última prueba del Campeonato de Andalucía de este año me dije: ‘aguanta Susana; aguanta como sea y acaba’

En cambio, lo debes tener complicado cuando sopla…

Mucho! (Ríe). En el campeonato de Andalucia el primer día soplaron unos 8-9 nudos y me defendí muy bien. Pero el segundo día subió más el viento (hasta los 18 nudos) y en la última manga se retiraron casi la mitad de participantes. Yo resistí. Me dije ‘aguanta Susana; aguanta como sea y acaba’. Y aunque sufrí muchísimo, logré acabar la manga sin volcar lo cual fue un gran éxito porque cuando vuelco soy incapaz de levantar el barco.

¿Sabes si hay más andaluzas que naveguen en patín?

El año pasado conocí a una chica de Punta Umbría que también navega pero me dijo que ella solo sale de paseo. Luego está la mujer de Ángel Miranda, de Chipiona. Se llama Rocío y navega en junior. Tengo entendido que ahora está empezando a hacer sus primeras salidas en senior pero básicamente en plan paseo.

El patín es un barco que sirve al 100% para la mujer

Parece complicado por lo que dices que puedas tener rivales femeninas en las regatas patinistas de Andalucía a corto plazo…

(Ríe). Bueno, ya llegará. Por mi parte, estoy animando a mi sobrina y a mi cuñada a que conozcan el patín y, de principio, que logren navegar en él. También estoy intentando meter el gusanillo a mis hijos, incluso a mi hija Marina de 10 años.

¿Crees que el patín es recomendable para mujeres?

¡Por supuesto! Yo mido metro-sesenta y peso 54 kilos y navego y hago regatas. Aunque sea un barco muy técnico, que impone, el patín es un barco que sirve al 100% para la mujer. Es un bicharraco precioso que no tiene comparación con ningún otro barco de vela ligera. En definitiva, que animaría a todas las mujeres a probarlo.

¿Tienes previsto participar en el Campeonato de España de este año en Badalona?

Lo tengo en mente pero también lo tengo complicado. No tengo muchos días libres y cuando los tengo me gusta pasarlos en familia. Además hacia finales de agosto acostumbramos a estar en Segovia con lo cual dejar el traslado de mi patín a Badalona en manos de los compañeros que vayan a ir me parece un faenón…

Conocí a  Nina Esteba en el campeonato de España del año pasado en Chipiona y la verdad es que me dejó impresionada

En Badalona estarán, seguramente, todas las cracks femeninas del patín: Anna Pujol, Nina Esteba, Lourdes Azon…

Vaya cartel! Se que Anna Pujol es muy buena y a Nina Esteba la conocí el año pasado en el campeonato de España de Chipiona y reconozco que me dejó impresionada. Me quito el sombrero. Pero ya veremos qué haré. Por el momento, lo dejo en suspenso aunque insisto que me haría mucha ilusión participar.


No hay comentarios

Añade el tuyo