RUNNING

Hasta 13 tipos de cáncer se pueden prevenir con el deporte

Incluidos tres de los cuatro más comunes

running-cancer

(6-3-2018). Practicar deporte de forma regular aporta numerosos beneficios para la salud física y mental, pero además puede ser un aliado en la prevención de padecer enfermedades cardiovasculares y también cánceres, según apunta un estudio.

En concreto, un estudio realizado por el Instituto Nacional del Cáncer en Estados Unidos ha demostrado que la práctica habitual de ejercicio físico, como correr, se asocia con una reducción muy significativa del riesgo de aparición de hasta 13 de los tipos de cáncer más comunes y mortales.

Un 7% menos de posibilidades de padecer cáncer

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores analizaron los datos de 12 ensayos clínicos europeos y estadounidenses llevados a cabo entre los años 1987 y 2004 y en los que se registraron los niveles de actividad física de los más de 1,4 millones de participantes.

Durante los 11 años de seguimiento promedio de estos estudios se diagnosticaron un total de 186.932 casos de cáncer. Y una vez analizados en su conjunto los datos sobre los niveles de actividad física y las tasas de incidencia de los 26 tipos de tumores, los resultados mostraron que los mayores niveles de ejercicio físico se asociaron con una reducción del 7% del riesgo de desarrollar cáncer en general.

13 tipos de cáncer

Es más; los resultados constataron que, frente a los menores niveles de actividad física, la práctica habitual de ejercicio conllevó una reducción significativa de la probabilidad de aparición de 13 tipos de cáncer. Concretamente, la disminución del riesgo para cada uno de los tumores se estableció en: un 42% en el adenocarcinoma esofágico; un 27% en el cáncer de hígado; un 26% en el de pulmón; un 23% en los tumores renales; un 22% en el cáncer de estómago; un 21% en el de endometrio; un 20% en la leucemia mieloide; un 17% en el mieloma múltiple; un 16% en el cáncer de colon; un 15% en el de cabeza y cuello; un 13% en los tumores en el tracto rectal; un 13% en el cáncer de vejiga; y un 10% en el de mama.

Por el contrario, un mayor nivel de ejercicio físico conllevó un incremento en el riesgo de desarrollo de cáncer de próstata –la incidencia fue un 5% mayor– y de melanoma –hasta un 27% superior, si bien la asociación con la actividad física fue únicamente significativa en aquellas regiones con niveles elevados de radiación ultravioleta, que no en las zonas menos soleadas.

“Los resultados de este estudio, ciertamente interesantes, subrayan la importancia de la práctica de ejercicio físico en el tiempo libre como estrategia potencial para la reducción de la carga del cáncer. No en vano, demuestra que frente a unos bajos niveles de actividad física, los altos niveles de ejercicio se asocian con una reducción del riesgo de 13 tipos de cáncer, incluidos tres de los cuatro más comunes entre las mujeres y los varones de todo el mundo”, concluye la investigación.


No hay comentarios

Añade el tuyo