RUNNING

El 80% de ellos sufre lesiones por una práctica incorrecta

El 70% de los corredores entrenan sin asesoramiento profesional

running-runnea

Aunque la proporción de mujeres corredoras sigue creciendo, y lo ha hecho especialmente durante la pandemia, aún existe una importante predominancia del perfil masculino entre los corredores españoles. Además, la mayoría se tratan de runners experimentados, con más de 8 años de práctica. según desvela el informe Runnómetro 2021.

(4-1-2022). Una amplia mayoría de practicantes de running se decanta por ser autodidacta, lo cual lleva a que el 80% de ellos sufra lesiones por malas prácticas. Especialmente entre ellos, que sufren lesiones de mayor gravedad. Destaca el auge del running entre las mujeres, avivado por la pandemia.

El running se consolida como una práctica deportiva autodidacta. Así se desprende del último informe Runnómetro 2021, realizado por la plataforma de entrenamientos personalizados Runnea, en el que analiza los hábitos, motivaciones y diversos perfiles de corredores populares españoles.

En su cuarta edición, en esta ocasión el informe se centra en conocer los hábitos de entrenamiento de los corredores populares y su relación con el riesgo de sufrir lesiones. Para ello se han recogido los datos de una encuesta distribuida el pasado noviembre, en la que participaron un total de 4.186 personas: el 73,7% de los encuestados fueron hombres, el 26,2% mujeres y el 0,1% otras opciones o no binario.

Con apps pero sin entrenador

De sus respuestas se desprende que, si bien más del 65% de los encuestados utilizan alguna aplicación móvil en sus sesiones de entrenamiento, el 69,4% entrena sin la supervisión de un preparador o entrenador profesional. Una cifra que se acentúa más en los hombres (72,6%), mientras que se reduce entre las mujeres: el 39,8% afirma dejarse asesorar por profesionales en sus rutinas de ejercicio.

Como consecuencia de esta realidad, el 79,6% de los participantes asegura haber sufrido alguna lesión derivada de la práctica deportiva (más de la mitad se han lesionado entre una y dos veces durante la temporada); en este ámbito, de nuevo las mujeres demuestran una menor tendencia que los hombres: el 82,4% de los hombres se han lesionado en alguna ocasión frente a 71,6% de las mujeres.

Malas prácticas

“Las principales causas de estas lesiones son la fatiga acumulada, posiblemente provocada por una incorrecta relación entre estímulo y descanso, o un alto número de impactos sobre las articulaciones no habituadas a ese tipo de cargas”, detalla Iker Muñoz, director deportivo de Runnea y responsable del Runnómetro 2021.

Respecto a la gravedad de las lesiones, existe una diferencia considerable entre sexos: los hombres padecen mayoritariamente (33,8%) lesiones moderadas, cuya duración es de entre 8 y 28 días; mientras que la lesión más frecuente entre mujeres (24,3%) es la leve, con un período de recuperación inferior a los 8 días.

Muñoz apunta a la inclusión del trabajo de fuerza en la preparación de los corredores como un atenuante clave frente a posibles lesiones. Así, el 70,7% del total de la muestra manifiesta realizar ejercicios complementarios para mejorar su capacidad física.

El corredor español: Hombre con experiencia de más de 8 años

A partir de los datos extraídos en el Runnómetro 2021 se puede caracterizar el perfil del corredor popular medio como un hombre de entre 36 y 50 años, que lleva entrenando más de 8 años, con una dedicación semanal de entre 3 y 4 horas de entrenamiento y una duración promedio de entre 30 y 60 minutos por cada sesión.

Sin embargo, el informe también pone de manifiesto una incorporación clara y sostenida de la mujer al running, incluso durante la época de pandemia: un 15,1% de las encuestadas afirman haberse incorporado a esta práctica durante el último año, mientras que el porcentaje se reduce a un 4,3% en el caso de los hombres. “Confiamos en que esta tendencia se consolide para sentar una base amplia de corredoras que reviertan el actual 30% de participación femenina que habitualmente tienen las carreras populares”, declara Muñoz.

Entre las conclusiones recogidas por el Runnómetro 2021, se evidencia la necesidad de visibilizar los riesgos potenciales que entraña una práctica deportiva no supervisada. El director del informe explica cómo “en ocasiones se da más importancia a tener unas zapatillas o un reloj inteligente, antes que contar con el asesoramiento de un profesional que nos enseñe a entrenar y evitar lesiones”. Por eso desde Runnea abogan por “la pedagogía del entrenamiento, necesaria para garantizar una práctica deportiva segura y con ella, nuestra salud”.


No hay comentarios

Añade el tuyo