RUNNING

Las mujeres presentan mayor resistencia y rendimiento en carreras de ultrafondo

Corredores vs corredoras: A mayor distancia, menor desigualdad

mujer-ultradistancia

(15-1-2020). Un extenso estudio realizado a partir del análisis de más de 5 millones de resultados de ultramaratones en todo el mundo, durante 20 años, ha determinado que las mujeres presentan una mayor capacidad, resistencia y rendimiento en ultradistancias, respecto a los hombres. Lo cual, da cuenta de que las diferencias de sexos en el running existen, pero sin que beneficien sólo a uno de los dos sexos.

La prolífica escritora francesa Anne de Lenclós escribió que “la resistencia de una mujer no es siempre prueba de su virtud, sino más frecuentemente de su experiencia”. Siempre se ha dicho que uno de los puntos fuertes de una mujer es su carácter resistente. Un extremo que, más allá de las diferencias físicas entre hombres y mujeres, se pone claramente de manifiesto en las pruebas de ultra resistencia. Y es que un estudio que ha analizado más de 5 millones de resultados de ultramaratones en todo el mundo –a lo largo de más de 2 décadas- ha dejado claro la mayor capacidad de las féminas en este tipo de carreras.

La corredora keniana Brigid Kosgei rompió el récord del mundo de maratón el pasado mes de octubre en el maratón de Chicago. Con su crono de 2:14:04 dio carpetazo ya a una marca que muchos conocían de memoria. No en vano, el 2:15:25 de la británica Paula Radcliffe en el maratón de Londres de 2003 se mantuvo como el registro mundial de referencia durante 16 años. Si comparamos el tiempo de Kosgei con el de su compatriota Eliud Kipchoge, 2:01:39 logrado en Berlín en septiembre de 2018, podemos ver que entre ambos cronos existe una diferencia de 12 minutos y 25 segundos. Vamos a hacer este mismo ejercicio en el caso de la prueba de ½ maratón.

En los récords vigentes, existe una diferencia de 6 minutos y 50 segundos. El keniano Geoffrey Kamworor estableció la nueva plusmarca de referencia el pasado mes de septiembre en Copenhague (58:01). Desde hace un par de años, la también keniana Joyceline Jepkosgei posee la plusmarca femenina –en competición corrida junto a hombres- con un crono de 1:04:51. Marca que logró en octubre de 2017 en el rapidísimo circuito de Valencia. Con esta comparativa, observamos que a más distancia recorrida, menor es la diferencia de tiempo entre hombres y mujeres. Siguiendo la evolución de estos datos, la desigualdad entre hombres y mujeres en los 42.195 metros debería ser, como mínimo, de 13:40 segundos (siendo de 12:25, como hemos visto).

The State of Ultra Running 2020”

Y esta mayor igualdad entre hombres y mujeres aún se hace más latente a medida que sumamos más y más kilómetros en una competición, tanto a nivel profesional como amateur. Por lo tanto, los kilómetros y las diferencias de rendimiento por género son inversamente proporcionales. Tal y como adelantábamos al principio, así lo determina el estudio “The State of Ultra Running 2020”, elaborado por Paul Rento y Vania Nikolova para Run Repeat. Un documento que ha estudiado más de 5 millones de resultados de ultramaratones en todo el mundo en los últimos 23 años, desde 1996. En total, 15.451 carreras tanto de asfalto como de montaña, lo que le convierte en el estudio más completo en este sentido realizado jamás en el mundo del running.

En una carrera de 5.000 m, los hombres corren un 17,9% más rápido que las mujeres, pero a partir de las 195 millas (313 km), las mujeres son un 0,6% más rápidas

Volviendo a una de las conclusiones decisivas del estudio, las corredoras ultra femeninas son más rápidas que los hombres en distancias superiores a las 195 millas (es decir, más de 313 kilómetros). Paul Ronto y Vania Nikolova exponen con resultados y comparativas esta llamativa conclusión. En una carrera de 5.000 metros, los hombres corren un 17’9% más rápido de media que las mujeres. No obstante, esta diferencia se reduce al 11’1% en el caso del maratón. En las carreras de 100 millas, tan habituales en Estados Unidos, dicha divergencia se reduce a tan sólo el 0’25%. Y, como decíamos, por encima de las 195 millas, las mujeres son un 0’6% más rápidas que los atletas masculinos.

Mejor regulación del ritmo

De esta forma, podemos afirmar que las mujeres tienen una capacidad de resistencia mayor que los hombres. Otros documentos publicados también inciden en esta tendencia y señalan a algunos de los motivos esenciales. Según un estudio de origen danés sobre el mundo del maratón, las féminas son más regulares y sensatas con los ritmos de carrera. Así pues, son capaces de regularse mejor y correr más lentamente los primeros kilómetros de una prueba, preservando mucho mejor sus fuerzas y su organismo a lo largo del paso de los kilómetros.

Todos estos datos tratados por Paul Ronto son representativos en una doble vertiente: por la cantidad de carreras analizadas, pero también por el incremento de participantes en las competiciones ultra. Dicho aumento se cifra en un 345% en los últimos 10 años, según los números de “The State of Ultra Running”. Otra de las conclusiones es también la progresiva suma de mujeres en las carreras de ultra resistencia. Ha incrementado el número de participantes totales en dichas pruebas, pero de forma significativa lo ha hecho en el caso del género femenino. En 1996, las mujeres representaban el 14% en las carreras de más de 42 kilómetros. El pasado año suponían ya el 23% de los participantes totales (en el caso del maratón, son el 34%).

Las mujeres tienen una capacidad de resistencia mayor que los hombres

Más jóvenes, más lentos

La universalización de las carreras de ultra resistencia –han crecido un 1.600% en las últimas dos décadas- también ha ido acompañado, de forma paralela, de un descenso en los ritmos de carrera. Es decir, los corredores y corredoras ultra son más lentos que nunca. En 1996, el ritmo promedio era de 11:35 min/milla. En la actualidad, dicho ritmo ha pasado a ser de casi 2 minutos más lento: 13:16 min/milla, lo que representa una desaceleración del 15%. Ronto y Nikolova apuntan a una posible consecuencia: no es que los atletas se hayan vuelto más lentos, sino que las largas distancias están atrayendo a corredores menos preparados porque el deporte se ha universalizado.

En la clasificación por países, los runners de Sudáfrica son los más rápidos con un ritmo de 10:36 min/milla. Suecos (11:56) y alemanes (12:01) completan el podio. Los españoles se sitúan en la 15ª posición con un ritmo promedio de 14:27, más de 4 minutos más lentos que los sudafricanos. No somos los más rápidos, pero sí estamos entre los más numerosos. Y es que España es el 9º país en la clasificación de corredores totales con un 2’2% del total en una tabla liderada por Francia (12’4%), Estados Unidos (12,1%) y Sudáfrica (6’7%). Ya para terminar, otro de los datos significativos que nos rebela dicho informe es el rejuvenecimiento de los ultramaratonianos, sea cual sea su género. La edad media de estos ha caído 1 año en la última década, pasando de 43’3 a 42’3 años de media. Por cierto, en este caso, la media de edad de las mujeres es de 1’3 años menor que la de los hombres.

Más información:

https://runrepeat.com/state-of-ultra-running


No hay comentarios

Añade el tuyo