RUNNING

Crocs sufre los azotes de la crisis

(29-7-2009). Crocs nació en 2002 en pleno boom económico. Después de acumular fuertes crecimientos en la facturación durante varios años seguidos, los beneficios de la marca empiezan a descender a un ritmo vertiginoso.

Según informa The Washington Post, Crocs ha llevado a cabo un ambicioso proceso de expansión que le está saliendo caro. El año pasado, las pérdidas de la empresa ascendieron a 185,1 millones de dólares, despidió a 2.000 empleados y empezó a mover los hilos para encontrar capital con el que hacer frente a varios millones de deuda. Ahora, según señala el rotativo estadounidense, la compañía se encuentra atrapada entre un excedente de calzado y sus auditores se preguntan si conseguirá mantenerse a flote. “Es una compañía zombie. Están muertos y no lo saben”, explica un gestor de Capital Partners al diario norteamericano.

La historia de Crocs refleja a la perfección la historia de expansión y contracción económica de Estados Unidos. En 2006, en pleno boom inmobiliario, la compañía amplió capital y consiguió captar 200 millones de dólares. Aumentó la producción para satisfacer a una demanda hambrienta de sus populares zapatos. Ahora que la crisis aprieta y el cinturón también, las ventas se han paralizado y amenaza con el fin de un auténtico cuento de hadas, el de un calzando creado por tres viejos amigos de Colorado, que un día salieron juntos a navegar y los zuecos que llevaba uno de ellos les inspiró para dejarlo todo y poner en marcha un negocio en torno a esta prenda de vestir.


No hay comentarios

Añade el tuyo