RUNNING

Josep Maria Pons, propietario de Base-Deportes Benito

“En junio facturé 25.000 euros con Crocs”

El detallista menorquín ha llegado a tener una lista de espera este verano de 83 consumidores

(27-07-2007). Los zuecos de resina de la marca Crocs se han convertido en la verdadera ‘fiebre’ de este verano en el archipiélago balear. Así lo ha manifestado el propietario de Base-Deportes Benito Josep Maria Pons. El detallista menorquín que, según ha explicado, hace un año fue el impulsor de la introducción de este tipo de calzado en los establecimientos adscritos a Base-detallsport, ha asegurado que durante el pasado mes de junio sus ventas de este tipo de zuecos ascendieron a 25.000 euros. El minorista ha dejado entrever que sus ventas podrían haber sido más altas si las reposiciones solicitadas al proveedor "hubieran sido atendidas con la celeridad que las he ido demandando”.

Josep Maria Pons ha asegurado que, en algunos momentos de este verano, la lista de clientes de su establecimiento a la espera de recibir los Crocs solicitados ha ascendido a 83 personas. Ayer mismo, en declaraciones a CMD, afirmaba que la lista ahora es de 43 clientes. Base-Deportes Benito de Mahón que es uno de los establecimientos adscritos a Base-detallsport de todo el país que más compra al suministrador de esta enseña, inició la comercialización de este tipo de calzado el verano pasado. Su responsable, viendo los resultados que estaba obteniendo, animó ya por aquel entonces a los responsables de la central y a otros asociados del colectivo a programar los zuecos de esta marca.
Este verano’2007 la evolución del sell out de este producto ha sido, según ha asegurado, “todavía mejor que la del año pasado”. Pons ha precisado, en ese sentido, llevar una media de pares vendidos de entre 20 y 25 pares diarios. “En junio pasado, sólo con los Crocs, alcancé unas ventas de 25.000 euros y todo parece indicar que esa cifra seguirá registrándose e, incluso creciendo, durante los meses veraniegos que restan. En Menorca y Baleares, este tipo de calzado está causando furor; los piden los veraneantes, pero también personal sanitario, de la hostelería y, especialmente, las madres, que consideran que este calzado es mucho mejor para sus hijos e hijas que las chancletas, por su diseño, su seguridad, su calidad, su comodidad y su versatilidad”.
El entusiasmo del minorista quedaría justificado, asimismo, por el hecho de que el sell out de este producto, según sus palabras, “es el que nos está permitiendo alcanzar puntas de crecimiento en la facturación de este verano difíciles de prever con lo contenida que está siendo la afuencia de turistas, tanto extranjeros, como de la península”. El detallista ha añadido que “sin duda, los Crocs serán los que este verano nos salvarán la facturación” y se ha felicitado de ello “porque hacía muchos años que no tenía un producto tan comercial, ni con tanta salida como los Crocs”.

“No saben qué decirme”
Pons no ha ocultado que está teniendo problemas de suministro. “No saben qué decirme desde la empresa que los distribuye. Para satisfacer la demanda, incluso, he llegado a quedarme pares de otras tiendas de colegas de Base-detallsport de otras zonas donde, al parecer, la demanda no es tan abrumadora”.
El detallista menorquín afirma que este tipo de calzado no es un boom. “Sus características y comodidad son tan evidentes que, incluso, superan su rol de calzado veraniego. Nosotros también las vendemos en invierno, pues, por experiencia propia y por la de mis clientes, puedo asegurar que constituyen unas ‘pantunflas’ estupendas para casa en invierno”. Pons ha aseverado, en ese aspecto, que “este tipo de calzado es de uso claramente multiestacional y, por tanto, puiede venderse todo el año”.


No hay comentarios

Añade el tuyo