RUNNING

Inquietud en el sector por la proliferación de tiendas especializadas

Esports Kñera: “Las marcas no deben vender a todas las tiendas de running que aparecen”

De izq. a dcha, Sandra Segura, corredora y dependienta, y Pilar Martínez, propietaria de Esports Kñera.

(11-5-2011). Para Pilar Martínez, veterana runner y propietaria de Esports Kñera, el running pasa por “un momento dulce” que se está traduciendo en un importante incremento de las ventas de productos destinados a esta disciplina. Un auge que, lejos de verse como positivo, es acogido para la empresaria con preocupación, debido al crecimiento “descontrolado” de tiendas especializadas, que califica de “oportunistas”.

Esports Kñera se suma a otras voces críticas del sector, como la veterana cadena de tiendas Bikila, contra la creciente aparición de tiendas especializadas de nueva creación, que están transformando “de forma preocupante” la estructura comercial del mercado del running.

Tal y como critica Martínez, “hace diez años, tiendas técnicas como la mía intuimos el potencial de este deporte y apostamos por él con una fórmula de negocio basada en la especialización y el asesoramiento técnico. Ahora, la mayoría de tiendas de nueva creación tan sólo buscan hacer dinero, sin contribuir a la difusión del running y haciendo peligrar los negocios más veteranos”.

Situación que, a su parecer, no sólo viene impulsada por el aumento de la demanda, sino también por “los pocos miramientos” de las marcas a la hora de vender sus productos: “Las marcas ven en cada nueva tienda que se inaugura una oportunidad más de hacer negocio pero no se dan cuenta que dando cancha a todos los oportunistas en realidad se está poniendo en peligro la estabilidad del sector”.

“Vivimos en el país de los descarados”
Es por este motivo que Martínez ve con buenos ojos la creación de la asociación de detallistas que “luchen contra los grandes almacenes y los oportunistas sin experiencia ni vinculación con el deporte”.

Asimismo, espera que el nuevo ente permita a los pequeños comercios defenderse contra “los abusos de los proveedores” y la competencia desleal de las tiendas online. “Los comercios online no asumen riesgos ni deben hacer frente a los costes derivados del mantenimiento del establecimiento físico ni del provisionamiento y estocaje. Sin gastos pueden permitirse unas políticas de precios escandalosas. Este es el país de los descarados, no hemos cambiado tanto desde el timo de la estampita de los años 60”, lamenta.


No hay comentarios

Añade el tuyo