RUNNING

Habrá Maratón de Boston en 2014

Se confirma que las bombas del atentado eran de fabricación casera

(17-4-2013). El maratón de Boston teñido de luto este lunes por un atentado terrorista, se llevará a cabo en 2014, según han anunciado sus organizadores. Mientras sigue adelante la investigación para esclarecer los hechos y encontrar al culpable del atentado con dos bombas que eran “de fabricación relativamente casera”.

“Estamos decididos a continuar con esta tradición, organizando la 118ª Maratón de Boston en 2014,” explicó Thomas Grilk, director de la Asociación Atlética de Boston, quien añadió que “el Maratón de Boston es una tradición muy arraigada, una parte integral de la construcción y de la historia de nuestra comunidad”.

El maratón se disputa tradicionalmente el tercer lunes de abril en la capital de Massachusetts y está considerado uno de los maratones más duros, por su recorrido ondulado. Desde su primera edición en 1897 nunca ha dejado de disputarse y parece ser que este triste capítulo tampoco la detendrá en 2014.

Bombas de fabricación casera
Por otra parte, siguen saliendo a la luz más datos sobre el atentado, en esta ocasión sobre los artefactos explosivos que causaron la carnicería de Boylston Street, que fueron de fabricación relativamente casera: ollas a presión rellenas de material explosivo sin identificar y metralla formada por esquirlas y bolas de metal, según confirmó ayer Associated Press a través de una persona vinculada a la investigación.

Este dato quedó corroborado por personal médico de los diversos hospitales en los que fueron ingresados los heridos. Fuentes clínicas aseguraron que en las radiografías efectuadas a varias de las personas afectadas –a algunas de ellas se les extrajeron más de 40 fragmentos– aparecen “objetos uniformes, redondos y pequeños” semejantes a bolas metálicas de las que se utilizan para confeccionar rodamientos, así como pedacitos de metal “similares a pequeñas uñas” que formarían parte del contenido de las citadas ollas.

Todo indica que las bombas estaban colocadas en dos contenedores de basura y que se depositaron allí poco antes de la detonación, puesto que la zona fue sometida a dos barridos de seguridad previos en los que no se halló ningún objeto sospechoso. Asimismo se confirmó que, pese a informaciones contradictorias justo después del atentado, no se detectaron más artefactos que los que estallaron en Boylston Street.


No hay comentarios

Añade el tuyo