RUNNING

El director del Maratón de Barcelona, Cristian Llorens analiza el futuro de las carreras populares

“Las carreras de gran formato no volverán hasta después del verano”

“Las competiciones online han llegado para quedarse”

cristian-llorens-marato-barcelona

Cristian Llorens, director del Maratón de Barcelona, cree que los más perjudicados por la pandemia serán las empresas medianas de organización de carreras. No prevé que los eventos de gran formato vuelvan antes del verano y vaticina un aumento de participantes en la vuelta a la normalidad, hacia 2022.

(24-3-2021). Para el director del Maratón de Barcelona, Cristian Llorens, será difícil ver una competición de gran formato antes del verano, considerando que el sector de la organización de carreras de running será “de los últimos en recuperar la normalidad”. Lamenta que algunas empresas organizadoras de carreras van a desaparecer debido a la pandemia, aunque divisa un futuro en el que la participación en carreras superará a la del pre-Covid.

Los últimos indicadores de la evolución de la pandemia de coronavirus en España permiten ser moderadamente optimistas. Y más teniendo en cuenta de dónde veníamos. No obstante, a pesar de la vacunación creciente y de unas cifras de ocupación de las UCI e infectados que van a la baja o están estancadas, el ministerio de Sanidad advierte que “no podemos relajarnos, ya que el riesgo de una cuarta ola es más que evidente”. Y es que hay que recordar que en España ya han fallecido más de 73.000 personas desde el inicio de esta pandemia del Covid-19.

Carreras de hasta 1.500 participantes hasta el próximo otoño

Unos indicadores que, de hecho, han tenido sus consecuencias inmediatas sobre el mundo de las carreras de running. Tras meses sin poder celebrarse carrera alguna, en Cataluña, por ejemplo, ya se pueden organizar desde el pasado lunes 15 de marzo. Otro extremo es que los ayuntamientos den los permisos necesarios para que éstas sean una realidad. En este sentido, el director del Maratón de Barcelona, Cristian Llorens, opina que “antes del verano sólo veremos carreras de formato más pequeño”. Y cuando habla de pequeño formato se refiere a pruebas de un máximo de 1.500 participantes.

Es muy “atrevido” aventurar el panorama de las carreras a corto plazo

“Sí, se pueden celebrar carreras, pero hay que ser conscientes de la realidad”. Así pues, “cualquier organizador de una carrera debe plantear ahora a la administración pertinente una carrera adaptada y dimensionada al panorama actual”, admite Llorens. Y, sobre este aspecto, reflexiona apuntando que sería “muy atrevido aventurar cuál puede ser la realidad en las próximas semanas”. Es por ello que Cristian prefiere situarse, de forma realista, en un escenario más propicio tras el verano. “Sobre todo para carreras con una cierta envergadura, como pueden ser medios maratones y maratones”.

El Maratón de Barcelona, sin ir más lejos, se celebrará el próximo 7 de noviembre. Y lo hará tras haber cancelado la versión presencial de 2020 y haber apostado por un maratón virtual. Ahora mismo, las inscripciones están cerradas, pero arrastra un total de 9.000 inscritos del año pasado. Cristian confiesa que “estamos muy atentos a cómo evolucionan los requerimientos por parte de las autoridades para saber cómo debemos adaptar nuestros protocolos de carrera”. Trabajan con varias hipótesis de ejecución, “pero no hemos profundizado en ninguna porque aún quedan 8 meses para la prueba”.

Para los organizadores de carreras, estar tanto tiempo sin facturar es un daño casi irreversible

Las empresas medianas, las más afectadas por la pandemia

El tiempo nos dirá “cuántas empresas han podido sobrevivir a más de un año sin carreras presenciales”. Desearía que “nadie se quedara por el camino, pero la realidad nos dibuja un escenario contrario”, arguye pensativo. Llorens tiene claro el perfil de los más afectados: las empresas organizadoras medianas con estructura”. Y es que, en su caso “estar tanto tiempo sin facturar es un daño casi irreversible”. Los clubes organizadores y las compañías pequeñas “van a poder sobrevivir al tener poca armadura fija”. Lo mismo que las grandes empresas, ya que “la mayoría tiene buen pulmón detrás para poder aguantar”.

Escenario de futuro: más carreras y más participantes

Los próximos meses también nos dirán “si recuperaremos el nivel de inscritos y de carreras anterior a la pandemia”, estima el director del Maratón de Barcelona. Eso sí, en una opinión totalmente personal (él que es optimista por naturaleza) expone que “la cota no sólo se recuperará, sino que incluso va a incrementarse”. No obstante, prefiere no lanzar las campanas al vuelo, ya que es consciente que “seremos casi los últimos en recuperar la normalidad”. No se aventura a decir una fecha concreta, pero la sitúa en una horquilla entre finales de 2021 y mediados de 2022, “como muy tarde”.

Seremos casi los últimos en recuperar la normalidad, entre finales de 2021 y mediados de 2022

Los motivos que fundamentan este optimismo de Cristian Llorens parten del contacto que tiene con centenares de runners. “Hay unas ganas locas de participar en eventos de gran magnitud como pueda ser un maratón, ya que llevamos más de un año sin poder vivir nuestra pasión”. Al mismo tiempo, “la pandemia ha generado nuevos usuarios, nuevos corredores, que ahora también salen a correr de forma regular”. Y este nicho de mercado es el que puede fundamentar este aumento de carreras y participantes “cuando se recupere la normalidad en buena parte del mundo y de nuestra sociedad”.

Lo mejor y lo peor de un año en pandemia

Echando la mirada hacia atrás, le cuestionamos a Cristian Llorens qué balance hace de este año en pandemia. “Lo peor, la organización de carreras; lo mejor, que hemos ganado nuevos adeptos a nuestro deporte”, argumenta sucinto. Y se explica: “La gente que corría sigue corriendo, pero es que, además, hemos sumado a mucha gente a la causa”. Y es que “la cultura de la salud y del bienestar, ante una situación extrema como la que hemos vivido, ha cuajado aún mucho más dentro de nuestra sociedad”. Y eso, según Llorens, “sólo puede ser bueno, ya que el correr es una gran exposición de ambas cosas”.

Hay unas ganas locas de participar en eventos de gran magnitud como pueda ser un maratón, ya que llevamos más de un año sin poder vivir nuestra pasión

Tal y como decíamos anteriormente, Cristian prefiere ver el vaso medio lleno. Eso sí, en comparación con otros sectores, “la facturación de eventos relacionados con el running ha bajado un 100%”. Se ha pasado del todo a la nada en 365 días. “La restauración, por ejemplo, ha reducido su negocio en un 50-70%; en nuestro caso, el descenso ha sido extremo”. No obstante, como el título de la 4º novela de la saga Millenium, “lo que no te mata te hace más fuerte”. Gracias a ello “nos hemos reinventado y reflexionado, y salimos con una amplitud de miras mayor a la que teníamos antes de la pandemia”.

Las carreras virtuales y las presenciales pueden convivir perfectamente

Las carreras virtuales han llegado para quedarse

Una de las consecuencias positivas de la pandemia “ha sido la normalización de las carreras virtuales”. Y nos pone como ejemplo la Virtual 42/7 Zurich Marató Barcelona que tuvo lugar a principios de noviembre de 2020. Se inscribieron más de 13.000 atletas de todo el mundo y 7.811 finalizaron los 42.195 metros. “Es un formato que tiene sus ventajas y que atrae a muchos corredores”, concede Llorens. Hay que tener en cuenta que “una carrera virtual nunca va a sustituir todo lo que se vive y se siente en una competición presencial, pero es un buen complemento”. Además, ambas pueden “convivir perfectamente”, apostilla.


Hay 1 comentario

Añade el tuyo
  1. José Maria

    Soy corredor, he corrido todos los diferentes formatos de las populares: 5 k, 10k, 20k, 42,195 k y la reciente 42/7 de la Zurich Maratón, pero reconozco que la máxima expresión del sentimiento runner lo representa la Maratón presencial, la masiva que reune corredores de cien paises diferente y que el mejor premio es acabarlas abrazandote llorando al corredor desconocido que termina a tu lado.


Publicar un nuevo comentario.