RUNNING

Informe de la IAAF sobre el running popular

Los españoles, los más rápidos en completar un Maratón

La práctica mundial de runnign decrece un 13%

maratone-spanya

(19-6-2019). Los maratonianos españoles son los más rápidos del mundo, según un estudio de la IAAF, en el que se destaca además que ya compiten a nivel popular más mujeres que hombres y que la práctica de running ha nivel mundial decrece un 13%.

Según el estudio tutorizado por la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) y elaborado por RunRepeat.com sobre el running, la media de los corredores populares españoles tras completar los 42.195 metros está en 3 horas, 53 minutos y 59 segundos. Un registro sensiblemente inferior a la media mundial, que se sitúa en 4 horas y 32 minutos.

Anunci-ISSUU

Estados Unidos es la cuna del mundo del maratón, con Nueva York como máximo exponente. Más de 50.000 personas tomaron la salida en Staten Island el pasado mes de noviembre. De hecho, el mundo del maratón se entiende ligeramente diferente al otro lado del charco. Es habitual que maratones como la de la gran manzana u otra que forma parte de los 6 World Marathon Majors -Chicago-, por poner sólo 2 ejemplos, ofrezcan más de 7 horas a los participantes para completar todo el recorrido. En el caso de Nueva York, 8 horas y media. Este tiempo extra contrasta con el de la mayoría de los maratones que, por ejemplo, se corren en nuestro país, donde la frontera se sitúa en las 6 horas.

Viendo este aspecto a nivel organizativo, ya podemos deducir que en el caso de España un maratón tiene un punto de competitividad superior al que puede tener en Estados Unidos. Tras la victoria del estadounidense Frank Shorter en el maratón de los Juegos Olímpicos de Munich, en 1972, el mundo del jogging se popularizó en Norteamérica y, consecuentemente, también el interés creciente por los 42.195 metros. Un influjo que tardé más de una década en llegar a Europa. Por eso se suele decir que el mundo del running va unos años a remolque del americano en el resto del mundo. Estados Unidos ha pasado de la fase de la “marquitis” -lo más importante es la marca- a un nuevo estadio en el que cualquier maratón desde Boston a California se convierte en una auténtica fiesta para el maratoniano popular.

Los españoles son lo más rápidos en completar un maratón 

Este es el contexto histórico en el que es preciso enmarcar los resultados que despliegue el informe de la IAAF, totalmente representativo, ya que se ha basado en más de 107,9 millones de resultados. O, lo que es lo mismo, 70.000 maratones entre 1986 y 2018. Por cierto, es preciso dejar claro que, de forma expresa y voluntaria, el estudio excluye a los atletas de élite. Por lo tanto, siempre estamos hablando de maratonianos populares, no profesionales.

Así, hay una diferencia de más de 35 minutos entre el tiempo medio con el que un maratoniano español cruza la línea de meta (3:53:59) y el que requiere un estadounidense (se van más allá de las 4 horas y media). No es que los americanos sean más lentos, sino que el mundo del maratón se entiende con un cariz ligeramente divergente, tal y como hemos comentado previamente, ya que los norteamericanos y norteamericanas son los que más corren -en términos absolutos- en todo el mundo. Los suizos y los portugueses completan este particular podio maratoniano. En el caso de otras distancias, los rusos son los más rápidos en una carrera de medio maratón (1:45:11) y los suizos en un 10K (52:42), mientras que los ucranianos dominan en los 5K con 27:21 (distancia en la que, por cierto, los españoles somos los segundos más lentos con 48:04, tan sólo superados por los tailandeses).

Los maratonianos actuales son 40 minutos más lentos 

No hay diferencias sólo entre países, sino que el estudio también permite hacer un recorrido por los tiempos históricos que han necesitado los corredores para completar la distancia de Filípides. En este sentido, el titular también es llamativo. Los maratonianos actuales -de todo el mundo, sin atender a ningún país en concreto- son los más lentos de toda la historia, desde 1986, año de inicio de la investigación. En aquella fecha, un runner invertía una media de 3 horas 52 minutos y 35 segundos para terminar los 42 kilómetros y 195 metros. Hoy en día, 34 años después, este tiempo se ha incrementado de forma notoria hasta llegar a las 4 horas 32 minutos y 49 segundos (4:15:13 en el caso de los hombres y 4:52 en el caso de las mujeres que, por cierto, cada vez corren más rápido, a diferencia de los hombres). Por lo tanto, sin distinción de sexos, los maratonianos actuales necesitan 40 minutos más para completar un maratón. Un incremento en el crono que, además, también ha ido en paralelo al aumento de la edad de los maratonianos. Hoy en día, la media de edad de un maratoniano es de 39’3 años, cuando en 1986 era de 35’3.

No es que la población atlética se haya vuelto más lenta, sino que la popularización del mundo del maratón ha universalizado esta distancia y ha conllevado que muchos más hombres y mujeres hayan decidido afrontarla como un reto personal. Hace más de 3 décadas, la palabra maratón generaba mucho respeto. Incluso miedo, y el número de inscritos de una carrera de este tipo podía no ir más allá de los 2.000 o 3.000, cuando hoy se alcanzan, por ejemplo, los 20.000 inscritos. Es el caso, el citado, del maratón de Barcelona. El estudio admite esta misma conclusión en sus argumentaciones. El mundo del running en general, y del maratón en particular, crece año a año en todo el mundo. Así pues, ha atraído a una diversidad de hombres y mujeres que tienen multitud de objetivos, mucho más allá de fijarse única y exclusivamente en la marca final. La competitividad ha dejado paso a conceptos como viajar, experimentar y relacionarse socialmente con la excusa de correr un maratón.

Las mujeres corren más que los hombres 

Otra de las aristas que también cabe destacar del documento -para entender, sobre todo, hacia dónde evoluciona el mundo del running– es que correr se escribe con artículo femenino. Por primera vez en todo el mundo, en 2018, las mujeres corren -en número- más que los hombres. Es decir, el pasado año, un 50’24% de los finishers de una carrera fueron mujeres, haciendo el balance global según los datos del documento. Una tendencia que hace ya algunos años viene siendo la tónica habitual en el caso de los Estados Unidos (también en la prueba del maratón). Y, tal y como hemos argumentado anteriormente, el resto del mundo sigue la tónica marcada por los americanos en este aspecto. Islandia y Canadá van a la zaga del camino marcado por las estadounidenses.

El running está decreciendo, a pesar del impulso asiático 

En último lugar, también queremos destacar el cierto decrecimiento que ha experimentado, a nivel general, el mundo del running. Y es que, desde 2016, se observa un decrecimiento de cerca del 13% en el número de corredores y corredoras. Y eso a pesar del incremento significativo del mercado asiático. El crecimiento a nivel del continente asiático, por lo tanto, no ha podido paliar la bajada experimentada en Europa y Estados Unidos en los dos últimos años.

En palabras de los responsables de RunRepeat.com, esto se puede deber a la masificación del mundo del correr que, para algunos corredores, se ha convertido en una moda. Y toda moda, tiene sus detractores. Así pues, una determinada tipología de runners se ha pasado a otras disciplinas para evitar aquello que se ha puesto de moda y generar un nuevo nicho de mercado, más alternativo, y superando incluso la atracción por los 42.195 metros (disciplinas como el triatlón de larga distancia o el trail running han acogido a este tipo de deportistas). De hecho, las motivaciones por las cuales la gente corre también están cambiando. Hace unos años, éstas se fundamentaban en el rendimiento, mientras que ahora la gente corre por motivos psicológicos, por salud y también porque socialmente está bien visto.


No hay comentarios

Añade el tuyo