RUNNING

La música adecuada puede incrementar un 15% el rendimiento en running

Los estilos de música que empeoran el rendimiento cuando corremos

running-musica

El pop y el heavy son los estilos de música más recomendados, y la ópera y el reggae, los menos.

(22-3-2017). Escuchar música mientras corremos puede ser un aliado para mejorar nuestro rendimiento aunque no toda vale. Una mala elección puede hacernos empeorar nuestras marcas.

Existen numerosos estudios que avalan las bondades de escuchar música mientras se practica running. De hecho, hay publicaciones científicas que determinan que la música puede hacernos incrementar en un 15% nuestro rendimiento. Pero no todos los tipos de música son válidos.

Un reciente estudio realizado en Australia ha determinado que existen estilos de música que mejoran nuestra carrera, mientras que hay otros que empeoran nuestro rendimiento. Para determinarlo, se realizó un experimento durante cinco días en los que se evaluó de qué manera influían los estilos musicales rock, heavy, clásica, reggae, ópera y pop en el rendimiento de los ejercicios deportivos.

Evocar sentimientos

Dicho estudio concluyó que lo que realmente influye en nuestro rendimiento son los sentimientos que evocan en nosotros la música que escuchamos, concluyendo que si el ritmo de lo que escuchamos coincide con nuestro estado de ánimo o está cerca de igualarlo, puede ser muy beneficioso.

Al margen de los sentimientos que provoca la música, se determinó que los estilos musicales pop y heavy metal son los más propicios para ayudarnos a mejorar nuestras marcas. Por el contrario, la ópera y el reggae pueden hacernos empeorar.

El motivo que baraja el estudio es que cuanto más lento y tranquilo sea el ritmo de la música que escuchamos, más nos relajará y nos hará bajar el ritmo al correr. Por el contrario, cuanto más rápida es la melodía, más información tiene el cerebro que procesar y notará menos el cansancio.

Otro aspecto a destacar es que el rendimiento mejora cuando se escoge escuchar canciones que recuerden a momentos señalados y dinámicos que motiven. De este modo, el cerebro estará más predispuesto a imitar los movimientos que hizo anteriormente escuchando esa misma melodía.

Respiración y zancada

La música también afecta a la zancada y a la respiración. Así, se estima que los corredores hacemos zancadas más cortas y una respiración más agitada cuando escuchamos, por ejemplo, rock fuerte. En cambio, con músicas más tranquilas, la respiración se calma y las zancadas son más largas. Puede pasar también que se esté más pendiente de escuchar la música que de correr, advierten en esta investigación australiana.

Más efecto en corredores populares

Por último, cabe mencionar otros estudios que defienden que la música tiene más efecto sobre los corredores populares que los de élite. De acuerdo con estas investigaciones, se cree que los atletas profesionales suelen concentrarse más en ellos mismos mientras entrenan. Pero el resto de corredores, en su mayoría son ‘disociadores’ y buscamos el estímulo y la distracción en lo que ocurre en nuestro alrededor cuando corremos.

Estas teorías defienden que “cuanto más rápido se corre, menor impacto tiene la música sobre el nivel del atleta”.

Artículo relacionado: Los beneficios de la música en la práctica de running


No hay comentarios

Añade el tuyo