RUNNING

Marta Domínguez confirma su paso a las pruebas de ruta

(29-10-2012). La campeona mundial de 3.000 metros obstáculos en 2009, ratificó tras conseguir la victoria en la carrera Divina Pastora de Madrid, que no volverá a competir en pista y que proseguirá su carrera deportiva como corredora de ruta.

"Ya no me veréis competir en pista. Ya no pienso en la pista, ni en batir ningún récord en pista, sino en la ruta. Es una especialidad que siempre me ha gustado, pero que ahora me voy a tomar ya en serio", declaró a la atleta palentina, quien no especifica distancia: "La idea es hacer carreras en ruta. Tengo el maratón en mente, pero hay que ver cómo responde la cabeza y el cuerpo. El maratón es una prueba muy exigente y hay que ir paso a paso", explicó.

Su próxima carrera será el cross de Atapuerca, el 11 de noviembre. "Pienso hacer una temporada de cross parecida a la de otros años, y correré también la San Silvestre madrileña", indicó.

Sin rival en Madrid
Marta se ha sentido "muy arropada" en la carrera de Madrid. "El circuito era durillo, con muchas bajadas y muchas subidas, y además hacía frío (4 grados). Pero lo importante es entrar en competición. La cosa va bien", aseguró. La atleta palentina no competía desde el 6 de agosto pasado, cuando se clasificó duodécima en la final olímpica de 3.000 metros obstáculos de Londres.

La atleta de 36 años dejó constancia de su superioridad desde el primer kilómetro. La palentina se fue por delante, mientras la extremeña Cristina Jordán, campeona de Europa sub 23 de cross hace dos años, la seguía unos metros por detrás.

La prueba femenina careció de emoción, Marta no admitió más compañía que la de su liebre, José Vicente García. Cristina Jordán, segunda, llegó a la meta casi un minuto después.

Entre los hombres hubo más competencia. David Solís y los marroquíes Anouar Dabad -tres veces ganador de la San Silvestre madrileña popular- Jaouad Oumellal -vencedor en la carrera Divina Pastora de Sevilla- tomaron la delantera en el segundo kilómetro. Al entrar en el sexto kilómetro Solís dejó atrás a los dos marroquíes, pero Oumellal no renunció por completo. Se mantuvo a cierta distancia y en el noveno kilómetro, en el ascenso de la Cuesta del Ángel Caído se acercó mucho al madrileño, pero éste aún guardaba fuerzas y defendió el primer puesto hasta la línea de meta.

Fermín Cacho, campeón olímpico de 1.500 metros en Barcelona'92, participó, veinte años después, como un corredor popular más. El soriano, que ha corrido las cinco carreras del circuito Divina Pastora este año, cubrió el recorrido en 52 minutos. "He corrido muy cómodo, sin problemas. El 18 de noviembre a lo mejor corro el maratón de Valencia, pero la carrera de 10 kilómetros", matizó.


No hay comentarios

Añade el tuyo